8 datos que no conocías de la zona íntima de la mujer y el hombre

Aunque no le prestamos la atención debida a aquellas clases de educación sexual en la escuela, lo cierto es que ahora como adultos necesitamos tener completo conocimiento sobre el tema. Cuídate, previene y disfruta.

Los miras todos los días, los usas y disfrutas con ellos, pero probablemente poco tiempo te tomes a analizar sus funciones y capacidades. En este artículo te presentamos 8 datos que no conocías de la zona íntima de la mujer y el hombre.

A veces el tabú nos limita un poco hablar abiertamente del pene y de la vagina, pero existe una serie de datos curiosos que resalta sus propiedades e importancia en el buen funcionamiento del ser humano.

Aunque mayoritariamente nos limitamos a estimularnos durante el sexo, el cuerpo humano es un fascinante mundo de curiosidades que vale la pena conocer

4 consejos para la salud del pene

Datos que no conocías de la zona íntima de la mujer y el hombre

Tan importante es que domines la actividad de tu zona sexual, como que conozcas las partes íntimas de tu pareja ¿Sabías el pene genera alrededor de 53 litros de semen durante toda su vida? Conoce estos otros 8 curiosos datos:

  1. La longitud media de un pene erecto es de 13,12 centímetros mientras que en condición flácida contabiliza 9,16 cm.
  2. En promedio, una vagina mide 8 cm, pero puede extenderse durante el sexo o el parto hasta en un 200%.
  3. El prepucio no suda, es muy sensible y es la zona del pene que cuenta con la mayor variedad y cantidad de receptores nerviosos.
  4. La vagina puede mantenerse naturalmente limpia gracias a que produce sustancias protectoras que combaten las bacterias.
  5. Se pueden generar erecciones en situaciones no propicias debido a que el pene funciona respondiendo al sistema nervioso simpático que no está siempre bajo control consciente.
  6. El clítoris tiene más terminaciones nerviosas que cualquier otro lugar del cuerpo, un total de 8 000, mientras que el pene apenas cuenta con 4 000, y es el centro de control del orgasmo femenino. Además, es el único órgano humano cuyo propósito exclusivo es dar placer (el pene, por ejemplo, también tiene finalidad reproductiva).
  7. El pene no posee huesos, pero puede fracturarse debido a graves contusiones, especialmente durante el sexo, cuando el miembro viril está erecto.
  8. El olor de la vagina tiende a ser ácido antes del período y hacerse más fuerte durante el ciclo menstrual. También puede intensificarse después de hacer ejercicio y durante las relaciones sexuales.

También puede que te interese conocer: 6 ejercicios para tener relaciones sexuales increibles

Anatomía sexual

Aunque cualquier parte del cuerpo puede generar placer, cuando se habla de anatomía sexual se incluyen los órganos sexuales que están fuera y dentro del cuerpo.

En la mujer

La anatomía sexual de la mujer está conformada por la vulva y los órganos reproductivos internos. En la vulva encontramos:

  • Vagina
  • Monte de Venus
  • Labios vaginales
  • Clítoris
  • Orificio uretral
  • Himen

Además de la vulva, en la anatomía sexual femenina también se cuenta el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio, las franjas ováricas, los ovarios y las glándulas de Bartolino y de Skene.

En el hombre

Por otro lado, la anatomía sexual masculina incluye el pene, el escroto y los órganos reproductivos. En este orden ideas, los elementos sexuales más resaltantes del hombre la conforman:

  • Glande
  • Tronco
  • Prepucio
  • Frenillo
  • Escroto
  • Testículos

También forman parte de la anatomía masculina el epidídimo, el conducto deferente, las vesículas seminales, la próstata, las glándulas de Cowper, la uretra y el cremáster.

Estimular el pene.

Lo que dicen sobre la salud

La zona íntima de la mujer y del hombre aportan importante información sobre la salud sexual y también indican qué no hacemos del todo bien. Aprende a cuidarlas.

Estar sentada por mucho tiempo aumenta el riesgo de una infección vaginal por bacterias pues la zona genital se calienta porque el flujo de aire también se reduce y se incrementa la humedad. Lo mismo puede asociarse a la ropa ajustada o de material sintético.

La mala alimentación reduce de forma significativa la potencia sexual del hombre. Comer demasiados carbohidratos, lácteos, dulces o alcohol provoca la inhibición de producción de testosterona, lo que puede conducir a un menor vigor sexual y a la disfunción eréctil.

Una excesiva higiene de la vagina puede afectar el equilibrio saludable de las bacterias y los niveles de pH e incluso conducir a la irritación. Lo mejor es evitar los jabones perfumados, geles y antisépticos.

No te limites a estimular estas áreas durante el sexo. El cuerpo humano constituye un fascinante mundo de curiosidades por aprender, por eso te enseñamos 8 datos que no conocías de la zona íntima de la mujer y el hombre.