Acné y puntos negros: 3 formas en que el té verde puede ayudarte

Valeria Sabater·
06 Agosto, 2020
Para reducir el acné y los puntos negros podemos usar mascarillas naturales a base de té verde. Este contiene antioxidantes que pueden ayudarnos a aliviar este problema.

Acné y puntos negros, espinillas en frente o nariz podemos llegar a tener todos, no hace falta ser adolescente para seguir sufriéndolos. Es algo tan común que nunca dejamos de probar cremas y diversos tratamientos para olvidarnos de esas pequeñas imperfecciones en nuestra piel.

Pero ¿sabías que algo tan fácil de conseguir y saludable como el té verde puede convertirse en nuestro mejor aliado? Te ofrecemos tres sencillas estrategias que pueden ayudarte a reducir el acné y los puntos negros. ¡Toma nota!

¿Por qué aparecen el acné y los puntos negros?

El acné es una enfermedad de la piel bastante común que provoca la aparición de espinillas. En principio cualquier persona es susceptible de poder padecerlo. Con todo, suele ser más frecuente entre los adolescentes y los adultos jóvenes.

Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan. Las zonas de nuestro cuerpo donde es más común tener acné y puntos negros son el rostro, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros.

No se sabe exactamente la causa detrás de la aparición del acné, pero se especula que podría deberse a un desequilibrio hormonal, como los que se producen durante la adolescencia o el embarazo.

Asimismo, existen numerosos mitos acerca del acné y los puntos negros, como que aparecen si tomas comidas demasiado grasas o por la suciedad. Sin embargo, todos ellos carecen de base científica. Lo que sí es cierto es que mantener una buena limpieza facial y corporal puede ser positivo a la hora de reducir este problema. Por eso, te animamos a que, además de emplear los remedios que te presentamos a continuación, mantengas una correcta higiene.

Además, debes saber que los remedios siguientes son para casos leves o puntuales de acné. Si sufres acné y puntos negros de forma crónica, te aconsejamos que acudas al dermatólogo, ya que probablemente la causa tenga origen interno y precisará de un tratamiento más fuerte que un simple remedio cutáneo.

Quizás te interese: ¿Hay relación entre la dieta y el acné?

¿Por qué es beneficioso el té verde para el acné y los puntos negros?

El té verde, al igual que muchos otros tés, es ricos en polifenoles. Los polifenoles son sustancias antioxidantes que cuentan con propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Por eso, se cree que podrían ser beneficiosos para reducir el acné y los puntos negros.

De hecho, en la revista Antioxidants se publicó un estudio en el que se le aplicaba té verde de forma tópica a personas con problemas de piel: algunas de ellas producían demasiado sebo y otras presentaban acne vulgaris. Al final del estudio, se evidenció que las personas a las que se le había aplicado té verde habían visto considerablemente reducido su problema. Se especula que esto podría deberse a los polifenoles que contiene, aunque todavía son necesarios más estudios para confirmarlo.

Con todo, los resultados son bastante prometedores y por eso te animamos a probar este remedio si tienes acné leve. Para que te sea más fácil, a continuación te compartimos algunas sencillas recetas. Verás que los ingredientes son fáciles de conseguir. ¡Toma nota!

1. Mascarilla de arcilla blanca y té verde para acné y puntos negros

mascarilla de arcilla y té verde para acné y puntos negros

Ya hemos visto las bondades del té verde, pero ¿todavía no conoces los beneficios de usar arcilla blanca para tu piel? Así es, la arcilla blanca, también conocida como“caolín”, puede sernos de gran ayuda para elaborar mascarillas de belleza. Esto se debe a que dispone de un alto poder desinfectante, por lo que nos puede permitir a aliviar problemas de acné y puntos negros.

Pero ¿dónde podemos conseguir arcilla blanca? En herbolarios y tiendas naturales. Lo normal es comprarla en polvo. Verás que así nos resulta más fácil realizar nuestras mascarillas. Y, ¿cómo se hace?:

  • Para realizar este remedio lo que haremos primero es la infusión con 3 bolsitas de té verde con medio vaso de agua. Utiliza agua libre de cloro a ser posible, ya que será más beneficioso. Con todo, si no puedes encontrarla, tampoco pasa nada.
  • A continuación incluye la arcilla blanca en polvo. Debes ver tú misma las cantidades, puesto que lo que queremos es obtener una pasta lo bastante espesa como para poder aplicarla en el rostro. Remueve bien y dale forma. Una vez lista (y cuando esté tibia) aplícala en tu rostro, ahí donde tengas acné y puntos negros.
  • Déjala actuar 15 minutos y, después, enjuaga con agua fresca. Es ideal si la utilizas dos veces por semana.

Descubre: 5 errores que cometes al limpiar tu rostro y envejecen tu piel

2. Tónico de té verde y vinagre de manzana

Lavar el rostro

Te recomendamos emplear este tónico por las noches tres veces por semana. Es una buena combinación contra el acné y los puntos negros que no debería faltar en tu rutina de belleza.

Pero, ¿por qué vinagre de manzana? Básicamente porque el vinagre de manzana cuenta con importantes propiedades antimicrobianas, por lo que nos puede ayudar a limpiar en profundidad la piel. Esto, combinado con la acción del té verde, puede contribuir a reducir el acné y los puntos negros.

Para realizarla, vamos a necesitar de nuevo una infusión de té verde: algo menos de medio vaso de agua (100 ml) con 3 bolsitas de té. A este preparado añade una cucharada pequeña de vinagre de manzana (muy poquito) y luego lleva toda la mezcla a un vaporizador.

Te recomendamos ponerlo en la nevera y de este modo podrás usarlo dos días seguidos. Agita bien antes de usar, aplica en tu rostro y permite que actúe al menos media hora. Después, vuelve a lavarte la cara y aplícate tu crema hidratante de siempre. ¡Muy fácil!

3. Baño de vapor con té verde

Baño de vapor con té verde para acné y puntos negros

Esta última opción es original a la vez que fácil. Aunque no es tan fuerte como una aplicación tópica directa del té verde, sí puede ser beneficioso para reducir el acné y los puntos negros. Podemos intercambiarla con los otros dos remedios o llevarla a cabo un día en el que no dispongamos de mucho tiempo. Para elaborarlo, no tienes más que seguir estas pautas. Toma nota:

  •  Calienta agua en una olla y, cuando esté hirviendo, pon 5 bolsitas de té verde. Una vez tengas la infusión, coloca tu rostro sobre la olla y cubre la cabeza con un paño para que te llegue el vapor. Recuerda apagar antes el fuego para no quemarte y colocarte en un lugar donde estés cómoda.
  • Pero ojo, no acerques mucho la cara para no quemarte.
  • Deja que el vapor penetre en tu piel. Verás qué agradable resulta.

Como has visto, estos tres remedios que te hemos presentado con té verde para acné y puntos negros son muy fáciles de elaborar. Por eso, esperamos que te animes a probarlos en casa. Además, te recomendamos que mantengas una correcta higiene facial (y corporal en general).

Por último, recordarte que si sufres acné fuerte y de forma crónica, no dudes en acudir al dermatólogo. Puede que pienses que en tu caso no haya nada que hacer, pero quizás te sorprendas. Los médicos están para ayudarte cuando tienes un problema.

  • MedlinePlus (2019). Acné. Available at: https://medlineplus.gov/spanish/acne.html. Accessed 11/03/2020.
  • Saric, S., Notay, M., & Sivamani, R. K. (2017). Green tea and other tea polyphenols: Effects on sebum production and acne vulgaris. Antioxidants6(1), 2. Available at: https://doi.org/10.3390/antiox6010002. Accessed 11/03/2020.
  • Williams, L. B., & Haydel, S. E. (2010). Evaluation of the medicinal use of clay minerals as antibacterial agents. International geology review52(7-8), 745-770. Available at: https://doi.org/10.1080/00206811003679737. Accessed 11/03/2020.
  • Yagnik, D., Serafin, V., & Shah, A. J. (2018). Antimicrobial activity of apple cider vinegar against Escherichia coli, Staphylococcus aureus and Candida albicans; downregulating cytokine and microbial protein expression. Scientific reports8(1), 1-12. Available at: https://www.nature.com/articles/s41598-017-18618-x. Accessed 11/03/2020.