6 alimentos que te ayudarán a producir coenzima Q10

Valeria Sabater·
29 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
07 Junio, 2019
Adoptar y mantener una buena alimentación supone muchos más beneficios de los que podamos imaginar. Sigue leyendo para saber más.

La coenzima Q10, también conocida como ubiquinona, es un antioxidante que las células utilizan tanto para su crecimiento como mantenimiento. Esto quiere decir que es una sustancia producida naturalmente por el organismo y que es esencial para la salud.

Según los expertos de Mayo Clinic, “la coenzima Q10 se encuentra en la carne, el pescado y los cereales integrales. Sin embargo, la cantidad presente en estas fuentes dietéticas no es suficiente para aumentar, de manera significativa, los niveles de coenzima Q10 en tu organismo”. Por esto mismo, muchas personas buscan mejorar su dieta y a la par de ello, tomar suplementos.

Como la toma de un suplemento requiere la valoración de un médico, si aún no tienes su autorización, lo mejor es que empieces por mejorar tu alimentación. De esta manera, ayudarás a tu organismo a obtener aquello que necesita para funcionar correctamente.

Te invitamos ahora a que tomes nota de los 7 alimentos que te ayudarán a conseguirlo.

1. El salmón

Alimentos para reducir las arrugas: aceite de oliva, nueces, salmón.

Los pescados ricos en ácidos grasos como el omega 3 o el omega 6 son imprescindibles para recuperar y elevar los niveles de la coenzima Q10. Entre ellos, el más recomendable es, sin duda, el salmón.

De acuerdo con los expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) el salmón es una fuente de “proteínas, ácidos grasos monoinsaturados e insaturados, ácidos grasos omega-3, yodo, potasio, fósforo, selenio, vitamina B6, B12, tiamina, niacina, vitamina D y E”.

A la semana deberíamos consumir al menos 3-4 veces o bien salmón, caballas o sardina fresca.

Descubre: Los efectos del omega 3 en el cerebro

2. El pollo

Las carnes son, por lo general, muy ricas en coenzima Q10. Puesto que la carne roja no es especialmente recomendable por su alto contenido en ese tipo de grasa más bien nociva y que sube el colesterol y los triglicéridos, optaremos por la de pollo.

Los muslos de pollo son una fuente de coenzima Q10. Combina este tipo de carne con otros alimentos saludables, como puede ser una salsa de zanahoria. A su vez, evita cocinar la carne de pollo con demasiados aceites. Así disfrutarás de un plato tan delicioso como adecuado para una dieta sana y equilibrada.

3. Los cacahuetes

No todos los alimentos ricos en coenzima Q10 son de origen animal. Los cacahuetes, por ejemplo, son una de las fuentes vegetales con más alto contenido en este compuesto. De hecho, se suele indicar que, aproximadamente, una onza (28 gramos) de cacahuetes tostados tiene 0,8 miligramos de coenzima Q10. Es interesante saber, además, que los cacahuetes, al igual que las uvas, son ricos en resveratrol.

Según los expertos de la FEN, los cacahuates son una fuente de carbohidratos, fibra y proteínas. Vale la pena aprovecharlos al natural, con moderación.

4. El brócoli

¿Se puede congelar el brócoli? Consejos y recomendaciones

La coenzima Q10 también está muy presente en el brócoli y en sus brotes. Por ello el consumo regular de este vegetal nos resultará beneficioso. Además, este alimento también es una fuente de fibra, calcio, hierro y carbohidratos.

Un dato que es necesario recordar es que la coenzima Q10 solo está presente en los alimentos frescos. Si las verduras están enlatadas o se congelan esta coenzima desaparece.

Descubre: ¿Qué es la biotina?

5. Las espinacas

Otra fuente vegetal apta para ayudar al organismo a producir la coenzima Q10 son las espinacas, un excelente fuente de hierro, vitamina C, fibra y otros nutrientes esenciales para gozar de buena salud y, por supuesto, una piel bonita.

6. El tofu

El tofu es una proteína 100 % vegetal elaborada a partir del grano de soja. Inclúyelo en tus ensaladas o en tus sopas, puesto que su gran aporte en coenzima Q10 y calcio cuidará de tu salud. Tiene tantas proteínas como la carne, y abundantes vitaminas del complejo B. Estas cubrirán gran parte de las necesidades energéticas de las células para hacer frente al paso del tiempo.

La clave está en comer sano

A diferencia de lo que se pueda pensar en primera instancia, no es necesario basar la dieta en el consumo exclusivo de los alimentos anteriormente mencionados. Con integrar estos a la dieta de una forma regular es más que suficiente para obtener sus beneficios.

A fin de cuentas, para gozar de salud y bienestar y verse bien, la clave está en comer sano y mantener otros buenos hábitos de vida. Como bien dice la sabiduría popular “no hay que poner todos los huevos en una misma canasta, o podrías perderlos todos al primer tropezón”.

  • García Triana, B. E., Saldaña Bernabeu, A., & Saldaña García, L. (2013). El estrés oxidativo y los antioxidantes en la prevención del cáncer. Revista Habanera de Ciencias Médicas12(2), 187-196.
  • Mataix Albert, B. (2005). Efecto de los ácidos grasos de la dieta y la suplementación con coenzima Q10 sobre el estrés oxidativo cerebral durante el envejecimiento.