Aprende a aliviar el dolor y la pesadez en las piernas

06 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Un estilo de vida sano y activo puede brindar múltiples beneficios, entre ellos, el alivio de piernas pesadas, hinchadas y cansadas.

La pesadez en las piernas y el dolor son molestias que no hacen distinciones entre sexos ni edades. Razón por la que cualquier persona puede padecer esta molestia. Además, puede deberse a diversos factores tales como largas jornadas laborales de pie, retención de líquidos, mala circulación, sedentarismo, alta temperaturas en el ambiente.

Dependiendo de la causa, el tratamiento para obtener el alivio vendrá a ser uno u otro. Sin embargo, está claro que un estilo de vida saludable influye de manera positiva. Veamos más a continuación para entenderlo.

Causas de la pesadez en las piernas

Síndrome de Willis-Ekbom o piernas inquietas

  • Embarazo.
  • Sedentarismo.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Retención de líquidos.
  • Síndrome premenstrual.
  • Problemas en la tiroides.
  • Exceso de sodio en la dieta.
  • Insuficiencias renales o hepáticas.
  • Medicamentos entre los que se destacan antihipertensivos, antidepresivos y píldoras anticonceptivas.

El calor acentúa el problema porque tiene un efecto vasodilatador que favorece que la sangre salga de las venas y se acumulen debajo del tejido. Esto produce inflamación, sobre todo en el área de los tobillos. Por consiguiente, es muy común que la pesadez en las piernas sea más frecuente durante las estaciones cálidas y en zonas en donde predominan las altas temperaturas.

Recomendaciones para aliviar el dolor de piernas

Para aliviar la pesadez y el dolor en las piernas hay que hacer varios cambios en el estilo de vida. Los más importantes serían los siguientes.

  • Mantén una alimentación sana y equilibrada. Para ello, te recomendamos que incluyas alimentos ricos en fibra y aumentes la ingesta de frutas y verduras. Especialmente aquellas que tengan propiedades diuréticas.
  • Reduce tu consumo de sal y procura reemplazar esta por hierbas y especias. Cabe destacar que con algunas debes tener precaución, como la canela y el jengibre, ya que están contraindicadas en algunos casos.
  • Bebe suficiente cantidad de agua a lo largo del día, en función de la sed, incluso en el verano.
  • Evita el consumo de bebidas industriales, incluyendo zumos y aguas saborizadas.
  • Elimina las grasas saturadas, los embutidos, el azúcar blanca y los productos que contengan harina refinada.
  • Ejercítate y mantén un buen control de tu índice de masa corporal. Recuerda que el sobrepeso dificulta la circulación sanguínea y empeora el malestar.
  • Lo más recomendable es la actividad aeróbica: caminar, correr, andar en bicicleta e, incluso bailar, te ayudará a aliviar el problema a corto y mediano plazo.
  • Evita permanecer de pie, sin descanso, durante periodos de tiempo prolongados. Mantente activo y no dejes pasar los días sin haber hecho al menos 30 minutos de actividad física.
  • Puedes utilizar medias elásticas, ya que estas permiten una contención adecuada en los músculos de las pantorrillas.
  • Descarta el uso de prendas ajustadas y de tejidos que no permitan que la piel transpire. Las prendas ajustadas dificultan el retorno venoso desde las piernas al corazón.

Lee: Remedios caseros para piernas cansadas

Masajes para las piernas cansadas

 

Mujer aplicándose crema en las piernas

Se dice que los masajes no solo contribuyen con la relajación y la liberación de tensiones acumuladas. También estimulan la circulación y alivian las molestias de las piernas cansadas. Para realizarlos por cuenta propia en casa, se recomienda utilizar una crema con algún aroma relajante, como el de la lavanda, o un poco de aceite esencial diluido en agua.

Los masajes realizados con cualquiera de estos aceites aliviará mucho más que sin ellos. Te recomendamos que el masaje lo realices durante la noche, antes de dormir. Esto te ayudará a descansar mejor.

Infusiones hidratantes

El agua y las bebidas naturales son las mejores opciones en caso de tener mala circulación. No solo porque ayudan a mantener el organismo bien hidratado, sino porque permiten evitar el consumo de bebidas que no aportan nada bueno al organismo.

Algunas opciones por las que se puede optar son los zumos y jugos naturales y las infusiones herbales, como las de rusco, cola de caballo y ginkgo biloba.

Descubre: 3 bebidas frutales para hidratarse

Recomendaciones prácticas

Mujeres con las piernas en alto

  • Vigila tu presión arterial.
  • Coloca las piernas en alto, al menos 15 minutos, al día parara favorecer la buena circulación.
  • Procura evitar mantener posturas por tiempo prolongado, sin descansos. Especialmente si llevas calzado inadecuado.
  • Sumerge tus piernas en agua fría durante un rato para estimular la circulación.

En resumen…

Hay varios hábitos saludables que contribuyen a tratar la sensación de dolor y pesadez en las piernas. Los ejercicios, sumado a los masajes y a algunos complementos naturales pueden paliar estos síntomas y mejorar la circulación en esta zona.

Sin embargo, si el problema se vuelve persistente, es esencial consultar al médico, ya que en ocasiones la dolencia ocurre a raíz de condiciones de salud de mayor cuidado. De ser así, es fundamental seguir el tratamiento médico.