Aprende a preparar un champú seco para controlar el exceso de grasa capilar

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Karla Henríquez el 14 enero, 2019
A la hora de utilizar el champú seco es conveniente empezar por pequeñas cantidades para que no queden excesos en el cuero cabelludo, ya que luego costará más retirar los restos blancos.

Mantener el cabello limpio es una prioridad; sin embargo, no siempre contamos con el tiempo suficiente para brindarle al pelo las atenciones necesarias. Por fortuna, los profesionales en belleza le han dado mucha importancia a este tema. Así, desde hace algunos años, han desarrollado productos cosméticos que ayudan a contrarrestarlo sin necesidad de enjuagues especiales. Es el caso de los maravillosos champús en seco.

Sus diferentes presentaciones están en correspondencia con las necesidades de quienes hacen uso de ellos. El champú en seco es un producto diseñado para la belleza capilar. Es ideal para aquellas que quieren controlar el exceso de producción de grasa sin tener que humedecer el cabello todos los días. En esta oportunidad, te queremos contar en detalle qué es el champú en seco y cómo preparar uno con ingredientes 100% naturales.

Champú ¿en seco?

champu seco

El champú en seco llegó hace solo algunos años al mercado. De inmediato, se convirtió en una eficaz alternativa para cuidar la melena. Es un tratamiento muy saludable para el cuero cabelludo, gracias a que su composición y nutrientes equilibran su pH natural, a la vez que regula la actividad de las glándulas sebáceas. Es idóneo para fijar peinados y aumentar el volumen del pelo, dándole un aspecto saludable, brillante y libre de encrespamiento o frizz.

También cuenta con sustancias antimicóticas y antibacterianas que crean una barrera protectora contra la caspa y otras infecciones capilares comunes. Aunque está diseñado para aquellas con cabello graso, también puede ser empleado en cabellos normales en esos días que no se desea usar un enjuague común. Por otro lado, sus ingredientes desodorizan el pelo. Evita, así, la aparición de malos olores tras hacer ejercicio, o bien, en un día demasiado caluroso.

Tal vez te interese leer también: Consejos para tratar el cabello seco.

Cómo preparar un champú seco con ingredientes naturales

hacer-champu-seco

En el mercado y las tiendas cosméticas, existen varias presentaciones de este interesante producto capilar. Sin embargo, algunas prefieren probar fórmulas naturales porque consideran que son más saludables. Este tipo de alternativa resulta más económica y menos agresiva. ¿Por qué? Porque no contiene químicos fuertes y sus ingredientes son fáciles de adquirir.

Se puede aplicar de forma ocasional, por ejemplo, en esos días en los que no te alcanza el tiempo para lavar el pelo y aplicarte el tratamiento de costumbre.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de almidón de maíz (60 g)
  • 6 cucharadas de harina de arroz (60 g)
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 10 gotas de aceite de coco líquido
  • 10 gotas de aceite esencial de menta

Preparación

  • Echa el almidón de maíz en el frasco de vidrio y mézclalo con la harina de arroz y el bicarbonato de sodio.
  • Agita la mezcla enérgicamente para que los tres ingredientes secos se mezclen entre sí.
  • A continuación, agrega el aceite de coco y las gotas de aceite de menta, y continúa agitando.
  • Asegúrate de que los componentes queden bien unificados y aplícatelo.
  • Si lo prefieres, puedes decorar el frasco para cargarlo en tu bolsa de cosméticos.

Visita este artículo: 6 aceites para potenciar el crecimiento saludable del cabello.

Modo de aplicación

  • En el momento de utilizarlo, separa el cabello en varios mechones y extiende una pequeña cantidad de champú en seco por todo el cuero cabelludo.
  • Utiliza la yema de los dedos para frotar el polvo sobre las raíces. Haz suaves movimientos circulares para facilitar su absorción.
  • Aplícalo moderadamente sobre las puntas del pelo. Así, evitarás que queden excesos.
  • Deja que el producto haga efecto durante 5 o 10 minutos.
  • Pasado ese tiempo, usa un cepillo para retirar los restos blancos.
  • Inmediatamente, sentirás una melena más fresca, suelta y libre de exceso de grasa.
  • Además, por su contenido de aceites, sentirás un aroma muy agradable.

¿Te gustó la receta? Te invitamos a prepararla en casa para que compruebes en tu propia cabellera todos sus beneficios. Incorpora este champú en seco 100% natural a a tu rutina de belleza. Verás lo rápido que le dices adiós a esa incómoda sensación que te produce la segregación excesiva de sebo en el cuero cabelludo. Además, lo puedes llevar al gimnasio o al trabajo. Recuerda que el champú en seco podría sacarte de un apuro en cualquier momento.

  • Badía Villa, M. A., y García Miranda, E. (2012). Cosmetología aplicada a la estética decorativa. Madrid: Paraninfo.
  • Carrasco, F. (2005). Diccionario de ingredientes cosméticos. Madrid: Otero.
  • Cruz Álvarez, N. S. (2012). Fitocosméticos: con fórmulas para la preparación de todo tipo de cosméticos: champús, geles de baño, jabones, cremas hidratantes, cremas antiarrugas, desodorantes, filtros solares, leches limpiadoras, lociones contra la caída del cabello, pasta de dientes, exfoliantes, perfumes, máscaras faciales, etc. Madrid: AMV.