3 batidos caseros para la retención de líquidos

Jesús Bordones 25 abril, 2018
Las frutas ricas en agua, como la piña, el melón, la sandía, la papaya, entre otras, son los ingredientes estrella de los batidos caseros para deshacernos de la retención de líquidos.

Lo primero que tienes que saber es que el organismo está compuesto en gran mayoría de agua, es decir, líquidos. En este sentido es importarte que el cuerpo depure el exceso almacenado con regularidad. Conoce estos 3 batidos caseros para la retención de líquidos que traemos a continuación, para que los pruebes y disfrutes de sus beneficios.

La retención de líquidos puede ser algo muy serio si no se trata adecuadamente. Por ello, en primer lugar, debes acudir a un médico especialista para poder determinar cuál es la afección y cómo hay que tratarla. No obstante, como medida complementaria, siempre podemos mejorar nuestros hábitos de vida, entre ellos, la alimentación.

Si consumimos alimentos y bebidas que nos ayuden a eliminar las toxinas y a depurar el organismo correctamente, contribuiremos a nuestra pronta mejoría. Por ello, es importante considerar cómo está nuestra dieta si se sospecha que hay retención de líquidos. Para empezar, podemos evaluar nuestro consumo de frutas ricas en agua. 

Ahora bien, para preparar los batidos caseros para la retención de líquidos solo hace falta estar dispuesto a expandir nuestro panorama alimenticio, probar combinaciones y sobre todo, ir más allá del color y el aspecto de los diversos alimentos. Lo que nos interesa es lograr sabores agradables que, además, incluyan beneficios paro organismo.

Batidos caseros para la retención de líquidos

1. Batido casero de papaya y piña

Batido de papaya y piña.

Recuerda, que lo que hacen estos batidos caseros es precisamente acelerar el proceso natural de expulsión de líquidos del organismo. Dicho de otro modo, funcionan como diuréticos. Bebidas que hacen que vayas más seguido al baño y no retengas demasiado líquido, solo lo esencial.

De manera que, son muy útiles para prevenir enfermedades infecciosas comunes ocasionadas por altos índices de sodio (que no olvides que es debido al sodio que los líquidos son retenidos). Estos contienen altos valores de vitaminas, proteínas y minerales.

Ingredientes

  • 3 rodajas de piña (125 g).
  • 2 tazas de agua (220 mL).
  • 4 rodajas de papaya (200 g).
  • 1 cucharada de semillas de lino (opcional) (25 g).

Preparación

  • Comienza con remover todas las semillas que contengan las rodajas de papaya, córtalas en trozos y procede a colocarlas en una licuadora con las otras rodajas de piña, las semillas de lino y el el agua.
  • Asegúrate de batir todo por 1 minuto.
  • Notarás que tienes un batido espeso, no vayas a colar. Tómalo tal cual ha quedado y listo.

Ver también: 5 sorprendentes beneficios de la papaya que no conocías

2. Batido de piña y té verde

Como podrás deducir a continuación, casi todos los batidos caseros para la retención de líquidos contienen el ingrediente “piña” como elemento clave, que al ser mezclado con otros. En este caso: el té verde, maximizan las propiedades y eliminan el exceso de líquido en el cuerpo.

En concreto, la enzima que hace esto posible se le conoce como “bromelina” que surte un efecto diurético en el organismo y también tiene propiedades antiinflamatorias y digestivas. Conoce los paso que tienes que hacer para hacerlo tú mismo.

Ingredientes

  • 6 fresas enteras (40 g).
  • 3 rodajas de piña (100 g).
  • 1 cucharada con semilla de lino (25 g).
  • 1 taza con té verde ya preparado (110 mL).

Preparación

  • ¡Es muy sencillo! Solo debes colocar todos los ingredientes dentro de la licuadora y comenzar a batir por 1 minuto a velocidad media.
  • Finalmente, sirve en un vaso, agrega algo de hielo (según prefieras) y listo.

Te recomendamos leer: Conoce los beneficios del agua de piña

3. Batido casero de sandía

Los 3 beneficios secretos de la sandía.

La sandía es, en conjunto con la piña, considerada una de las frutas con más incidencia diurética. Y no es debido a un componente “milagroso” o “fantástico”, sino principalmente a que está hecha de hasta en 75 % de agua. Lo que se traduce en micción.

Además, es sumamente sencillo de preparar y puedes consumirlo a diario, las veces que desees. Incluso, comer la fruta por sí sola, ya resulta bastante beneficiosa.

Ingredientes

  • 5 rebanas de sandía (400 g).
  • 8 tazas de agua (900 mL).
  • 1 cucharada de azúcar (25 g).

Preparación

  • En primer lugar, debes tener a la mano una licuadora.
  • Como las rodajas de sandía son algo grande, tendrás que cortarlas un poco y después las pondrás dentro de la licuadora.
  • De ahí en adelante, solo resta añadir la cucharada de azúcar y licuar todo por espacio de 1 minuto.
  • Para terminar, con la ayuda de un colador asegúrate de dejar atrás las semillas y listo. Ya puedes disfrutar de tu deliciosa mezcla.
  • Si deseas probar más batidos caseros para la retención de líquidos, no dudes en mezclar algunos de los ingredientes que ya has visto aquí con otros como el té verde. 
Te puede gustar