Estimula tu función cerebral con cúrcuma, miel y canela

Valeria Sabater·
14 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
30 Enero, 2020
Se considera que la combinación de nutrientes de la bebida de cúrcuma, canela y miel puede ayudar a reforzar la función cerebral y aportarle lo que necesita para estar al 100 %.

A menudo, a la hora de comer no siempre se atienden las necesidades del cerebro, un órgano que requiere unas altas dosis de energía. Sin embargo, dentro de las claves esenciales para potenciar la función cerebral se destaca, sin duda, en el hecho de llevar una dieta variada, equilibrada y completa.

Por ejemplo, los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 son muy necesarios para mantener un cerebro sano y ágil. Otros componentes esenciales son los antioxidantes, así como ciertos nutrientes y compuestos que se encuentran en especias como la canela y la cúrcuma.

Es posible que utilices las canela y la cúrcuma en combinación con alimentos poco saludables o incluso nocivos para la función cerebral.

La canela suele ser un ingrediente muy común en muchas recetas de repostería. Queda deliciosa, pero hay que tener en cuenta que si se combina con un exceso de azúcar o de harinas blancas refinadas, lo que se consigue a largo plazo es entorpecer los procesos que optimizan una adecuada circulación sanguínea hacia el cerebro.

El cerebro necesita mucha energía y por ello, es imprescindible llevar una dieta e hidratación adecuada, entre otros buenos hábitos de vida.

Canela y cúrcuma para el cerebro, una mezcla con potencial

¿Cómo preparar la cúrcuma con miel de abejas?

Según datos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN):

  • La canela contiene proteínas, hierro, calcio, zinc, potasio, selenio, vitaminas B6, C, fenoles y aldehidos.
  • La cúrcuma contiene antioxidantes, azúcares, proteínas y resinas.

Por ello, se considera que estas dos especias podrían contribuir con la activación de la función cerebral. Para ello, se propone utilizarlas juntas en una bebida natural.

Dicha bebida se deberá incorporar a la dieta con moderación y siempre previa consulta con el médico, puesto que la canela está contraindicada en algunos casos y hay que ser precavidos.

Hay que recordar que un cerebro sano necesita, ante todo, estímulos cotidianos, actividad física de forma regular y una alimentación variada y equilibrada.

Descubre: El ejercicio es bueno para la salud cerebral

Potencial antiinflamatorio

A día de hoy, sabemos que la inflamación leve crónica se relaciona con varias enfermedades degenerativas. El cerebro y, en consecuencia, la función cerebral, no es inmune a estos procesos.

Enfermedades como el alzhéimer u otro tipo de demencias se relacionan con este problema que afecta a una buena parte de la población. La inflamación también propicia muchas veces los problemas vasculares, esos que dificultan una adecuada circulación sanguínea con la que aportar oxígeno y nutrientes al cerebro.

Esta bebida a base de canela, miel y cúrcuma contaría con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Descubre: Mejorar el ánimo comiendo fibra

Ayudaría a combatir los procesos neurodegenerativos

Te gustará saber que la ciencia ya ha demostrado desde hace años que la canela es un gran estimulante cerebral natural.

Se sabe, por ejemplo, que esta especia, al ser metabolizada en el organismo, se convierte en un agente capaz de destruir el benzoato de sodio, un tipo de ácido que interfiere y dificulta la comunicación entre las células cerebrales.

Asimismo, la canela, en combinación con la cúrcuma, actúan como poderosos agentes antioxidantes capaces de protegernos de las oxidación celular. De ese modo, hacemos frente al paso del tiempo de un modo más saludable, conservando en buen estado los procesos cognitivos durante más años.

Estimularía la producción de dopamina y serotonina

cerebro

Tanto la canela como la cúrcuma mejoran la función cerebral al estimular los receptores de dos tipos de neurotransmisores: la serotonina y la dopamina.

  • Son estas sustancias las que generan en el cerebro esa emoción que nos invita a sentirnos más positivos, activos, curiosos y energéticos.
  • Son los motivadores naturales, una droga cerebral sin efectos negativos que nos proporciona esas ganas increíbles por hacer cosas y por relacionarnos, por asumir nuevos objetivos.

Descubre: Serotonina: importancia y funciones

Receta de la bebida con cúrcuma, canela y miel

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g).
  • ½ cucharadita de cúrcuma (2,5 g).
  • 1 cucharadita de canela en polvo (5 g).

Preparación

  • Empezaremos como siempre calentando esa taza de agua. Cuando llegue a ebullición, añadimos la canela en polvo y la cúrcuma.
  • Deja que infusione a lo largo de 15 minutos. Pasado ese tiempo, permite que repose otros 10.
  • Cuela y quédate con el agua.
  • Sirve en tu taza favorita y añade esa cucharadita de miel natural.
  • Es sabor es delicioso. Es importante que tomes este remedio de modo regular.
  • Te puede ir bien en tu desayuno o justo después de tu comida principal del día.

¿Cuánto hay que tomar para estimular la función cerebral?

Se dice que basta con una cucharada de miel al día basta para que el cerebro se mantenga sano. Si esta opción te agrada, incorpórala a tu dieta así, pero recuerda que tienes otras opciones, como la bebida anteriormente mencionada.

Ten siempre en cuenta que la miel es un alimento rico en calorías, por ello, se debe consumir siempre con moderación. De lo contrario, aunque brinde energía, también puede contribuir con el aumento de peso.

Por otra parte, no olvides consultar con tu médico acerca del consumo de especias como la canela y el jengibre, pues están contraindicadas en algunos casos.

Mantén buenos hábitos de vida y, sobre todo, come sano para tener un cerebro más despierto y receptivo.

  • Modi, K.K., Rangasamy, S.B., Dasarathi, S. et al. J Neuroimmune Pharmacol (2016) 11: 693. https://doi.org/10.1007/s11481-016-9693-6
  • Cole, G. M., Teter, B., & Frautschy, S. A. (2007). Neuroprotective effects of curcumin. Advances in Experimental Medicine and Biology. https://doi.org/10.1007/978-0-387-46401-5_8
  • Sun, A. Y., Wang, Q., Simonyi, A., & Sun, G. Y. (2008). Botanical phenolics and brain health. NeuroMolecular Medicine. https://doi.org/10.1007/s12017-008-8052-z
  • Labropoulos, A., & Anestis, S. (2012). Honey. In Sweeteners: Nutritional Aspects, Applications, and Production Technology. https://doi.org/10.1201/b12065