Beneficios de la leche de soja para el organismo

Gema Diez 17 septiembre, 2013
Aunque la soja puede ser una alternativa muy saludable para aquellas personas intolerantes a la lactosa debemos tener en cuenta que, si no estamos acostumbrados a su consumo, puede provocarnos malestares digestivos

La leche de soja se realiza a partir de soja seca con agua, lo que aporta un contenido nutricional similar al de la leche de vaca; es una buena opción baja en grasa; además de ser una excelente opción para personas intolerantes a la lactosa y para vegetarianos, y veganos.

CONTENIDO NUTRICIONAL DE LA LECHE DE SOJA

VITAMINAS Y MINERALES

La leche de soja aporta por porción -250 ml.- vitaminas del grupo B, como la vitamina B2, que aporta 0,50 mg, 120 UI. de vitamina D y unos 300 mg. de calcio por porción.

GRASAS

Un vaso de leche de soja contiene 4 gramos de grasa, de los cuales una pequeña cantidad, 0,5 gramos son de grasa saturada, y no posee grasas trans ni colesterol, por lo que es una buena opción para una dieta sana, que limita las grasas no saludables.

MACRONUTRIENTES

Un vaso de leche de 250 ml. de leche de soja proporciona 100 calorías, 8 gramos de carbohidratos y 7 gramos de proteína, y es nutricionalmente comparable a la leche de vaca.

BENEFICIOS DE LA SOJA PARA EL ORGANISMO

– La leche de soja es una alternativa saludable a la leche animal, ya que es una buena fuente de proteína, que contiene todos los aminoácidos esenciales, ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y fitonutrientes.

– No contiene colesterol y sólo una cantidad insignificante de grasa saturada, por lo que resulta saludable para el corazón.

– Es una alternativa saludable para personas que padecen alergias o intolerancia a la lactosa o a la caseína, y para personas con intolerancia al gluten.

– La leche de soja es capaz de reducir los niveles de colesterol y de reducir el riesgo de padecer enfermedad arterial coronaria.

yogurt with muesli
la leche de soja puede ser combinada con otros alimentos

SITUACIONES EN LAS QUE PUEDE INTERFERIR LA SOJA

– Los productos de soja contienen isoflavonas, que pueden interferir con la forma en que funcionan las hormonas tiroideas, por lo que no debes de tomarla si tienes problemas de tiroides.

La soja puede ser un alergeno reactivo para algunas personas, y desarrollar reacciones anafilácticas a la soja, dando síntomas como ronchas en la piel, inflamación de la garganta, dificultad para respirar y colapso circulatorio.

– Las personas que toman constantemente grandes cantidades de productos de soja, pueden tener cuatro veces más probabilidades de desarrollar problemas cognitivos, como problemas de memoria y del aprendizaje.

– Si no estás acostumbrada a comer productos de soja, puede causar en algunos casos problemas gastrointestinales, como náuseas y estreñimiento, problemas para conciliar o mantener el sueño y  migrañas.

Te puede gustar