Beneficios del chocolate negro

Podemos aprovechar las propiedades del chocolate tanto si lo consumimos como si lo aplicamos de forma tópica. Nos ayuda a producir colágeno y a reducir las líneas de expresión del rostro

Comer moderadamente chocolate tiene algunos beneficios muy interesantes que seguramente no conocías. Es por ello que te presentamos algunos de los beneficios del chocolate negro para que lo incluyas en tu dieta. Solamente recuerda que su consumo debe de ser moderado.

Humecta la piel

El chocolate negro es perfecto para humectar la piel, principalmente la de aquellas personas que sufren de resequedad excesiva. El chocolate contiene hierro, calcio y vitaminas A, B1, C, D y E las cuales son esenciales para humectar la piel. Te recomendamos beber una taza de chocolate caliente, la cual puedes preparar con azúcar morena y vainilla.

Protege contra los rayos UV

Se ha demostrado clínicamente que los componentes del chocolate son muy buenos para proteger a la piel de los rayos UV. Por lo tanto, si se aplica directamente sobre la piel, el chocolate crea una capa protectora contra las quemaduras y otras lesiones producidas por el sol. Asimismo, el chocolate también tiene la capacidad de reparar e hidratar la piel que sufrió daños causados por el sol, principalmente quemaduras. Sin embargo, lo mejor es aplicarse un protector solar.

Atenúa las líneas de expresión

Consumir chocolate te puede ayudar a atenuar las líneas de expresión de tu rostro. El cacao ayuda a disminuir la producción de la hormona que causa el estrés, lo que a su vez mantiene a las personas relajadas y felices. Asimismo, el chocolate ayuda a producir más colágeno, el cual mantiene a la piel joven. Para ello puedes aplicar mascarillas a base de chocolate negro. Una excelente opción es mezclar este producto con alguna crema para rostro o mezclar miel con chocolate y aplicarlo en cara como si de una mascarilla se tratara.

Mejora el aspecto del cabello

El cacao también puede hacer que tu cabello luzca mucho más brillante. Para ello debes preparar una mezcla de chocolate, yogurt y miel, la cual tienes que aplicar en tu cabello y dejarla ahí cubierta con un plástico durante alrededor de una hora. Después de ese tiempo lava tu cabello con agua fría y sécalo lo mejor posible. Verás que tu cabello brilla más, además de que es más sedoso y manejable.

Regenera las células capilares

Gracias a su alto contenido en zinc y hierro, el chocolate tiene otros efectos positivos para el cabello. El cacao ayuda al crecimiento del cabello gracias a que fomenta la regeneración celular. Por lo tanto, consumir diariamente chocolate te ayudará a que el cuero cabelludo reciba más oxígeno y sangre, lo que lo ayudará a crecer más rápido y fuerte. Como lo decíamos, puedes combinar la anterior propuesta con esta que ahora te proponemos para que tengas un cabello hermoso y resistente a la caída.

Imagen cortesía de John Loo.

Te puede gustar