8 increíbles beneficios de las manzanas verdes que te sorprenderán

8 increíbles beneficios de las manzanas verdes que te sorprenderán

Para obtener todos los beneficios de las manzanas verdes es fundamental que procuremos conseguirlas de cultivo orgánico, ya que es conveniente consumirlas con piel para aprovechar también los nutrientes de esta parte

Las manzanas verdes estallan en nuestra boca con su inconfundible sabor ácido, con ese crujido que sabe a gloria y que tanto agradece nuestro organismo y nuestra salud.

Sabemos que todas las manzanas son sanas. Sin embargo, esta variedad esconde pequeñas ventajas frente a las demás. Sus antioxidantes y, en especial, ese toque ácido, la hacen perfectas para cualquier dieta depurativa ideal para perder algunos kilos.

Las manzanas verdes combinan muy bien con un plato de avena en el desayuno, a trocitos en una ensalada o enteras, en cualquier momento del día, para aplacar el hambre.

Si aún no te has convencido y te detiene de esta variedad el que no sea tan dulce como las demás, te ofrecemos 8 razones para tentarte. Para que empieces a incluir en tu alimentación una manzana verde al día.

1. Las manzanas verdes y su alto contenido en fibra

Nada de jugo de manzana, nada de mermeladas. Lo mejor es consumir una manzana verde con su cáscara. Solo así aprovecharemos su gran aporte en fibra, ideal para disfrutar de un tránsito intestinal saludable.

  • La fibra, lejos de ser un nutriente, es un mediador indispensable para nuestro equilibrio interno y el metabolismo.
  • A su vez, estamos ante un componente vegetal que contiene polisacáridos y lignina, vitales también para el buen mantenimiento de la microflora del colon.

Descubre también cómo puedes combatir el sobrepeso con limón

2. Alto contenido en minerales

manzana-verde

La manzana verde es rica en hierro. Este mineral es indispensable, por ejemplo, para aumentar el nivel de oxígeno en sangre y para mantener controlada la anemia, tan común en la mujer.

  • Esta deliciosa fruta contiene buenas cantidades de cinc, cobre, manganeso y potasio.
  • Si a lo largo del día sientes algún instante de fatiga o decaimiento, no lo dudes: dale un buen bocado a una manzana verde.

3. ¿Deseas perder peso? Incluye la manzana verde en tu vida

Si deseas perder peso con salud, empieza a comer dos manzanas verdes al día. Si, además, mantienes una dieta variada y equilibrada esta fruta te puede ayudar a:

  • Reducir el nivel de azúcar en sangre.
  • Sentir mayor saciedad.
  • Bajar tu nivel de colesterol y la grasa adherida a tus arterias.
  • Conseguir que los depósitos de grasa de nuestro abdomen sean menos resistentes.

Descubre también cuatro batidos espectaculares con manzana para perder peso

4. Las manzanas verdes combaten el envejecimiento prematuro

Es buena para la piel

Si deseas disfrutar de una piel más joven y elástica, no dudes en beneficiarte de las manzanas verdes. Sus antioxidantes promueven la reconstrucción y el rejuvenecimiento celular.

A su vez, optimizan la salud del hígado. No podemos olvidar que un buen equilibrio en nuestra salud hepática repercute en gran parte de nuestro bienestar general. En ese bienestar interno que se nota por fuera.

5. Previene la diabetes

Las manzanas verdes no solo son adecuadas para prevenir la diabetes, sino que, además, son muy recomendables en caso de padecer ya esta enfermedad.

Como ya sabemos, en las dietas de los diabéticos se excluyen las mayoría de las frutas debido a la fructosa.

  • Sin embargo, la manzana verde nos ofrece un tipo de fibra llamada pectina que nos ayuda a controlar la glucemia.
  • Combinar manzana con canela, por ejemplo, es un modo perfecto de empezar el día y de saciar esa necesidad por lo dulce que podemos tener en ocasiones. 

6. Impulsan nuestro metabolismo

Gracias a los minerales que contiene en la manzana verde logramos poner en marcha nuestro metabolismo. El cobre, el hierro, el potasio y el manganeso favorecen este proceso tan beneficioso.

Recuerda siempre que saltarse el desayuno hará que nuestro metabolismo se vuelva lento. En cambio, si te acostumbras a empezar el día con un poco de avena combinada con manzana verde y una taza de té blanco, notarás los beneficios.

7. Manzana verde contra la inflamación

manzanas verdes

La piel de la manzana verde contienen unas enzimas que nos ayudan a proteger las llamadas células T. Se trata de un tipo de linfocito que lucha contra las inflamaciones.

Además, la pectina que contiene la cáscara nos aporta minerales y vitaminas muy adecuadas para cualquier infección.

Si padeces artritis o artrosis, no lo dudes: ¡Consume una manzana entera con su piel, dale un buen bocado!

Descubre también este maravilloso smoothie de plátano para reducir la grasa de tu abdomen

8. Favorecen la coagulación sanguínea

Un modo de aumentar nuestros niveles de vitamina K, y en consecuencia, de favorecer la curación de nuestras heridas, es con las manzanas verdes.

La vitamina K actúa como un compuesto antihemorrágico, y es muy común sufrir un déficit de este nutriente cuando pasamos por alguna enfermedad infecciosa o cuando estamos convalecientes de una enfermedad.

Asimismo, si eres proclive a que te sangren las encías, recuerda incrementar tu consumo de manzanas verdes.