Berenjena, ligera, curativa… ¡Y muy adecuada para tu digestión!

Además de ser saciante, la berenjena es depurativa y favorece la eliminación de líquidos. Si queremos bajar de peso el agua de berenjenas es el complemento perfecto

¿Sabías que la berenjena es uno de los alimentos más curativos que podemos incluir en nuestra dieta? Es tan rica en fitonutrientes que consigue proteger nuestras células del ataque de los radicales libres.

Nos encanta. Ofrece muchas posibilidades en la cocina, podemos incluso tomar agua de berenjenas como complemento diurético en las dietas para bajar de peso y, además, nos ayuda a hacer la digestión.

Podríamos decir que las berenjenas son esos vegetales tan saludables que todos deberíamos incluir de forma regular en nuestra alimentación.

¿Y tú? ¿Lo haces ya? Si no es así, te damos unas cuántas razones para que te animes. ¡No te las pierdas!

1. Las berenjenas, un alimento ligero y digestivo

Los expertos en nutrición nos dicen que las berenjenas son las hortalizas más ligeras que podemos consumir. No contienen grasas y su aporte en fibra y agua es tan alto que la hacen perfecta para esas épocas en las que deseamos bajar de peso.

Otra de sus mejores virtudes es el ayudarnos a evitar la retención de líquidos. Dispone de una gran cantitad de potasio, un mineral que, como ya sabes, nos ayuda a mantener el equilibrio ácido-base en nuestro organismo, repartiendo de modo adecuado el agua en el cuerpo.

¡Evita que nos inflamemos!

Lee también cuáles son los mejores y peores alimentos para nuestra digestión

2. Cuida de tu corazón

corazon-mujer1

La berenjena contiene una alta proporción de antioxidantes. La razón por la que suele recomendarse incluir esta hortaliza en las dietas de pacientes con problemas cardíacos, es por ser un alimento “anti-angiogénicos”.

¿Qué significa esto? La angionénesis es el proceso mediante el cual crecen nuevos nuevos vasos sanguíneos. Esto significa que corremos el riesgo de desarrollar desde tumores, hasta enfermedades cardiovasculares. No obstante, las berenjenas nos protegen frente a este proceso.

Además, sus niveles de cobre, ácido fólico, magnesio y flavonoides protegen las células de nuestro organismo de bacterias nocivas y, además, reducen el colesterol malo o LDL.

Tampoco podemos olvidar que la combinación de calcio, magnesio y potasio nos ayuda a fortalecer los músculos del corazón y favorece sus movimientos.

3. La berenjena es digestiva

Agua-de-berenjena-para-adelgazar

  • Las berenjenas son ricas en agua y bajas en glúcidos, lípidos y prótidos. Se digieren muy bien y ayudan a los intestinos a poder absorber todos sus nutrientes.
  • No nos aportan azúcares y, a pesar de que no disponen de un nivel demasiado elevado de vitaminas, su principal beneficio está en sus minerales y en su poder alcalinizante.
  • ¿Sabías que las berenjenas tienen hasta un 55% de sales minerales básicas? Todo ello hace que nuestro organismo esté más libre de toxinas y que nuestros órganos lleven a cabo sus funciones de forma óptima.
  • Fortalecen el hígado, estimulan la producción de bilis y, gracias a su acción depurante, son muy adecuadas también en caso de que tengamos ácido úrico.

¿Cómo resistirse?

¿Quieres leer más? Conoce cómo eliminar grasa abdominal con las berenjenas

Receta: agua de berenjena y limón para perder peso

agua-de-berenjena

Para que puedas beneficiarte de las propiedades de la berenjena, te enseñamos cómo prepararte esta agua tan saludable para ayudarte a perder peso.

Indicarte que este remedio no es más que un complemento. Es decir, debes mantener una dieta baja en grasas para que esta agua de berenjena y limón te ayude a procesarlas y mejorar la digestión. ¡Vale la pena introducirla en nuestro día a día!

Ingredientes

  • 1 berenjena de un tamaño mediano. Si es de cultivo orgánico, mucho mejor.
  • El jugo de 1 limón
  • 1 litro de agua
  • Una jarra amplia de cristal

¿Cómo preparo el agua de berenjena y limón?

  • Lava bien la berenjena. Si quieres eliminar todos sus tóxicos sumérgela en agua con un poco de vinagre de manzana y un poco de bicarbonato de sodio. Esta estrategia es muy práctica para eliminar rastros de pesticidas.
  • Ahora cortamos a láminas la berenjena. Más o menos, de un centímetro y medio de grosor, y con la piel incluida.
  • Muy bien. Ahora pasamos ya a cocerla con medio litro de agua. Cuando veas que ya está blandita, retira del fuego y quédate con el agua obtenida.
  • Añade el otro medio litro de agua y también el jugo de limón. Remueve bien y lleva este remedio medicinal a la jarra de cristal y, después, al refrigerador.
  • Hay quien, en lugar de hacer esta cocción, se limita a dejar toda una noche la berenjena a laminitas junto con el litro de agua, para que así, saque su jugo y sus propiedades. No obstante, puedes elegir la opción que desees.

Conoce cómo puedes adelgazar gracias a las berenjenas

¿Cómo debo tomarla?

  • Nos tomaremos esta agua de berenjena y limón a lo largo del día, antes de las comidas principales. De esta forma, actuará saciándonos mucho más, y permitiéndonos digerir y eliminar las grasas.
  • Puedes tomarla entre dos y tres veces por semana. Si acompañas este tratamiento con una dieta baja en grasas, donde incluyas verduras y frutas frescas, los resultados se notan.

Se trata solo de elegir bien los alimentos, y de llevar a nuestros platos las hortalizas más saludables con las que nos dota la naturaleza. Y la berenjena es, sin duda, una excelente opción.

Te puede gustar