5 botanas altas en proteína que aceleran tu metabolismo

Ana Quintana 14 octubre, 2017
¿Sabías que el aporte de proteína de las habas podría compararse con el de algunas carnes? Son las legumbres que más nos aportan y nos proporcionan un extra de energía

Sin duda la más importante de las sustancias para mantener vida en el planeta es la proteína. Sin embargo, en el ámbito nutricional, aunque no es la que más energía aporta, sí es esencial.

¿Por qué es tan importante? Las proteínas son macromoléculas que desempeñan el mayor número de funciones en las células de los seres vivos.

Son parte de la estructura básica de los tejidos (músculos, piel, uñas, etc.). Así, mientras nos desarrollamos, crean, reparan y mantienen los tejidos. Además, también actúan como enzimas, anticuerpos y hormonas.

Las proteínas se encargan de:

  • Regular la absorción de nutrientes
  • Transportar oxígeno en la sangre
  • Eliminar los materiales tóxicos
  • Regular vitaminas, grasas y minerales

Por ello, es muy importante incluirlas en nuestra alimentación, sobre todo si queremos acelerar el metabolismo.

A continuación te presentamos una serie de alimentos que, además de ser deliciosos, reforzarán el trabajo de las células.

De esta forma permitirán que los nutrientes se conviertan en energía necesaria para que el organismo realice las funciones vitales. Por ende, habrá una mejor digestión.

Nueces

Nueces

Consumir nueces no solo aporta proteínas: también tienen grasas buenas, vitaminas, minerales y liposolubles.

Además, favorecen la circulación sanguínea gracias a que contienen L-arginina, un aminoácido que previene enfermedades del corazón.

Por otro lado contiene varios antioxidantes que aceleran la quema de calorías, manteniéndonos en el peso adecuado.  

Entre tanto su delicioso sabor lo vuelven el ingrediente perfecto para acompañar ensaladas, platos fuertes y hasta postres.

Un cuarto de taza de nueces (30 g) es suficiente para obtener más de 100 % del valor diario recomendado de ácidos grasos omega 3.

Lee también: Comer nueces previene las enfermedades del corazón 

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza contienen potasio, fibras y sobre todo proteínas. 

Esto quiere decir que en una taza de semillas de calabaza tenemos un aproximado de 12 gramos de proteína, lo que equivale al 25 % de la ingesta diaria que necesitamos.

La combinación de sus ingredientes hacen que el tracto intestinal tenga un mejor funcionamiento, pero también ayuda a reducir las enfermedades cardiovasculares.

Particularmente el potasio se encarga de controlar problemas de hipertensión.

Por otro lado contiene fitoesteroles, que se encargan de disminuir los niveles de colesterol malo (LDL), previniendo la formación de coágulos de sangre y aterosclerosis.

Por ende, hay menos riesgo de sufrir ataques cardíacos o derrames cerebrales.

Habas

Habas

Entre los vegetales, las habas son las legumbres con mayor contenido de proteínas.

Se consideran una fuente de energía, pues contienen almidón y un nivel proteico muy similar al de las carnes.

Los nutrientes de las habas se encuentran en los pequeños gránulos que tienen dentro, que cuentan con minerales y vitaminas.

  • Es el caso de la vitamina B1 que es indispensable para asimilar los hidratos de carbono.
  • La vitamina B3, por su parte, actúa en el metabolismo de las proteínas y grasas.

Además tienen minerales (magnesio, calcio, hierro, fósforo y cobre). Estos son ideales para las personas que realizan esfuerzos físicos, ya que les dan una dosis extra de energía.

Cacahuetes

Para que una proteína tenga un buen efecto en el organismo necesita ser fácil de absorber durante el proceso digestivo. Esta es la única manera de que pueda convertirse en músculo.

Los cacahuetes cumplen con esta indicación, ya que son ricos en aminoácidos y tienen la capacidad de reparar el músculo.

La única diferencia con las proteínas que otorga la carne es que los cacahuetes son bajos en grasas y no contienen colesterol. No obstante contienen ácidos grasos que se encargan de limpiar el sistema cardiovascular.

Del mismo modo tiene un alto contenido de potasio. Este funciona como hidratante después de hacer ejercicio intenso y previene calambres.

Te recomendamos: Descubre los beneficios del maní (o cacahuate) 

Pistachos

Pistachos

Es uno de los frutos secos más nutritivos y con una gran cantidad de fibra. Asimismo, su contenido en minerales, ácidos grasos, vitaminas y particularmente proteínas lo convierten en un excelente aliado de la salud.

Entre sus beneficios se encuentra el aporte de aminoácidos. Por ejemplo la arginina ayuda en la recuperación muscular, mejora la circulación y aporta nutrientes a las células del organismo.

También son una fuente de antioxidantes como los flavonoides, beta-caroteno y carotenoides. Estos, en conjunto con los fitoesteroles, ayudan a disminuir el colesterol.

Por otro lado, en cuanto a vitaminas, son ricos en vitamina E. Esta refuerza las defensas del sistema inmunitario y favorece la recuperación de los tejidos en la piel.

Y bien, ¿con cuál botana vas a empezar?

Te puede gustar