Bronquitis: alimentos e infusiones recomendadas

Valeria Sabater 26 mayo, 2014
Durante el tiempo que dure el cuadro bronquítico es importante evitar el consumo de lácteos, ya que pueden dificultar la recuperación. Es importante incluir en la dieta alimentos expectorantes, como la cebolla

Si has sufrido alguna vez de bronquitis, ya conoces su riesgo y sus complicaciones. Se trata de una inflamación de la mucosa bronquial que casi siempre sigue a un resfriado o a una infección pseudogripal, causada por un virus. Se trata pues de una enfermedad que debe tratarse de inmediato. Por ello, deseamos darte unos consejos complementarios, con los que poder ayudarte.

Origen y síntomas de la bronquitis

Consejos para tratar la bronquitis

En ocasiones, quizá nos descuidemos un poco. Una mala alimentación, poco ejercicio, una vida poco saludable… pequeños factores que van originando un gran enemigo en nuestro cuerpo capaz de hacer que nuestras defensas bajen, y que, en consecuencia, estemos más vulnerables frente a agentes externos: cambios de temperatura, aglomeraciones de gente donde pueden proliferar los virus…acabamos cogiendo un resfriado o una gripe y, lejos de recuperarnos, los síntomas van empeorando.
Una tos que no podemos resolver y que nos sigue a lo largo del día, dificultad para respirar, un extraño silbido en nuestro pecho, flemas…todo ello, de no tratarse, puede derivar e neumonía.
¿Cómo pueden ser las bronquitis? Buena pregunta. Si alguna vez la has sufrido durante poco más de dos semanas, entonces se trata de una bronquitis aguda. Los síntomas son igual de severos pero de corta duración, ahí donde los virus atacan al tracto respiratorio y a los conductos de los bronquios.
En el caso de la bronquitis crónica, lamentablemente puede durar meses e incluso años. Los tubos bronquiales están inflamados, irritados, producen mucosidad en exceso y, ojo al dato: esta sintomatología se agrava en caso de que seamos fumadores.

¿Qué alimentos nos ayudan a paliar la bronquitis?

remedios-caseros-para-la-bronquitis-Bronquitis-Remedio-para-la-Bronquitis
Bien, lo primero que debemos hacer cuando padecemos bronquitis, es seguir el tratamiento y las pautas que nos establecen nuestros médicos. Nosotros, por nuestra parte, hemos de esforzarnos en llevar una vida saludable, e incluir en nuestra dieta todos aquellos alimentos que pueden beneficiarnos. ¿Quieres saber cuáles son? Excelente, vamos allá.

Vitaminas A, C y el Zinc

Imprescindibles. Todos los alimentos que incluyan estos componentes nos van a permitir reforzar nuestro sistema inmunológico. Así pues, no descuides en absoluto los jugos naturales de naranja y limón, mango, fresas, kiwis, tomates, piña…E importante también, todos aquellos vegetales de hoja verde también serán básicos en tus platos. El zinc puedes encontrarlo por su parte en muchas semillas como las de calabaza, también en los cacahuetes, las ostras, los mejillones, el germen de trigo…¡No los descuides, te irán muy bien!

La cebolla, por ejemplo, es también un buen expectorante que te puede ayudar mucho, así como las semillas de sésamo junto a un poco de linaza y miel, o incluso la achicoria o el jengibre. Señalarte además que no es recomendable que tomes lácteos, prescinde de ellos ya que complican nuestro cuadro respiratorio.

Tres infusiones saludables para los bronquios

infusiones
Una bebida que no nos puede fallar nunca para calmar la tos, es un sencillo jugo de limón con miel. Nos ayuda a aliviar la infección y encontraremos un pequeño descanso si está ligeramente caliente. Pero veamos ahora qué infusiones y plantas medicinales pueden ayudarnos si padecemos bronquitis.

1. Infusión de corteza de roble y llantén

Tanto la hoja de roble como el llantén podemos encontrarlas en las herboristerías y tiendas naturales. Son más que perfectas para tratar todo tipo de problemas respiratorios y para bajar las infecciones e inflamaciones. Para elaborarla, es ideal que te hagas el jugo de una naranja. Lo calientas con un poquito más de agua y le añades la corteza de roble y unas hojitas de llantén. Permite que llegue a ebullición, y luego tómatelo con miel. Te encantará.
Recuerda consumir una taza por las mañanas y otra antes de acostarse, de esta manera ¡se aliviarán significativamente la síntomas de la bronquitis!

2. El té o infusión del árbol de eucalipto

Te encantará su sabor y el efecto que produce en tu cuerpo. Este tipo de infusión es muy recomendada por sus propiedades medicinales en esos momentos en que sufrimos de gripes, resfriados, dolores de garganta, pesadez en el pecho… Dispone de principios expectorantes y antitusivas, ya sabes por ejemplo que del eculalipto se realizan muchos tipos de remedios para estos casos, así que ¿Por qué no aprovecharnos? Poco a poco las secreciones de tus pulmones se irán resolviendo, así como por ejemplo posibles ronqueras y faringitis.
Para prepararla no necesitas más que unas hojitas de eucaliptus, Calienta una taza de agua, deja que llegue a ebullición y que repose 5 minutos. Filtra el contenido, añade como siempre la necesaria cucharadita de miel, y disfruta de esta infusión en especial a media tarde o por la noche.

3. La infusión de hojas de malva

Esta infusión nos servirá como una maravillosa expectorante, aliviando así posibles flemas y ese ardor y cansancio que sentimos en el pecho. También nos servirá para paliar esos momentos en que sufrimos de un simple catarro, o estamos afónicos o sufrimos de mucha tos. No dejes de probarlo.

Para obtener los beneficios de la malva contra la bronquitis, puedes tomar esta infusión de dos a tres veces al día. Es más, si lo deseas incluso puedes realizar vahos o gargaras. De este modo irás desinflamando poco a poco tu garganta, oídos y mejorando así tu respiración. Recuerda que puedes encontrar hojas de malva en las herboristerías.

Te puede gustar