¿Cómo depurar la vesícula biliar? - Mejor con Salud

¿Cómo depurar la vesícula biliar?

Una vesícula intoxicada no puede cumplir con sus funciones básicas y puede terminar afectando a todo el proceso digestivo. Es conveniente depurarla de forma natural para así mejorar también nuestra salud general

¿Has pensado alguna vez en la necesidad de depurar la vesícula? Ese pequeño órgano situado cerca del hígado, nos ayuda a limpiar nuestro intestino y a mejorar nuestra digestión así que vale la pena saber cómo debemos cuidarlo, y de qué modo depurarlo para que no enferme. Descúbrelo.

¿Cómo saber si mi vesícula biliar necesita depurarse?

dolor-de-barriga

La vesícula se encarga de emulsionar las grasas y conservar limpio nuestro intestino, todo ello nos ayudará a que esté en buen estado evitando por ejemplo los cálculos en este órgano. Hemos de recordar que es también aquí donde se almacena la bilis que producen las células hepáticas, donde después, se conduce al duodeno para ayudar así a hacer la digestión y digerir bien los alimentos.

Así pues, ten en cuenta los siguientes factores para advertir que nuestra vesícula empieza a fallar:

  • De pronto, empezamos a digerir mal los alimentos los lácteos, el café, el huevo, las carnes rojas, pescados grasos o fritos en general.
  • Algo curioso a tener en cuenta: nuestra digestión se hace más dificultosa cuando hace frío, e incluso padecemos más estrés durante la menstruación.
  • Digestiones lentas, eruptos, gases, reflujos…
  • Pasamos días en que sufrimos diarrea o estreñimiento y a veces, nauseas.

Claves para depurar la vesícula biliar

Bien, en primer lugar hemos de recordar que el principal problema que sufrirá la vesícula es que se inflamará en caso de estar intoxicada. Todo ello hará que la bilis, esencial para hacer la digestión, no se sintetice de modo adecuado y no se vierta al duodeno para hacer la digestión. Es decir, si nos alimentamos mal, si llevamos malos hábitos de vida, todo ello hará que poco a poco empiece a almacenar toxinas y que no pueda cumplir sus funciones básicas. Es esencial pues que tomemos nota de los siguientes consejos:

1. Cómo prevenir los cálculos biliares

jugo-de-alcachofa

Los cálculos biliares, obstruyen la vía biliar y puede ocasionar patologías inflamatorias muy graves y dolorosas. Es básico pues que sepamos cómo limpiarla regularmente para evitar estas pequeñas piedras.

  • Infusión de alcachofas: excelente y maravillosa. Todos conocemos la grandes virtudes depurativas de las alcachofas. Se utilizan a menudo para limpiar toxinas, para proteger el hígado, así como para ir eliminando grasas. Es un modo sencillo de cuidar de todo nuestro sistema digestivo. ¿Cómo prepararla entonces? Es muy fácil. Basta con cocer una alcachofa. Le pondremos la suficiente agua para cubrirla, y la coceremos hasta que esté bien blandita. Esta agua es la que vamos a tomarnos a lo largo de un día, y principalmente después de las comidas. La alcachofa resultante podemos consumirla para cenar con un poquito de aceite de oliva. Si hacemos eso al menos 10 días cada mes, estaremos cuidando no solo de nuestra vesícula, al promover la creación de bilis y cuidar de las células que la forman, sino también de nuestra salud en general.
  • Infusión de diente de león. ¿La tomas alguna vez? Es sin duda una de las infusiones más clásicas para curar la vesícula biliar. Además, es capaz de aumentar de entre 2 a 4 veces la secreción de la bilis. Excelente ¿verdad? Ideal por ejemplo si la tomas cada día después de tu comida principal. Una cucharadita con sus flores, deja que hierva junto a una taza de agua y toma poco a poco.

2. Mantente hidratada

agua

Te lo decimos constantemente en nuestro espacio: indispensable que consumas al menos dos litros de agua al día. Ello nos ayuda a depurar, a eliminar toxinas, a facilitar el trabajo de todos nuestros órganos… si ves que te cuesta un poco beber dos litros de agua, una buena estrategia es ponértela en botellas pequeñas en el bolso cada vez que salgas de casa. Si le añades un poquitín de jugo de limón te será más fácil

3. Té verde

Te-verde
Maravilloso antioxidante, sin duda uno de los mejores. Pero ¿sabías que es también un gran aliado de la vesícula biliar y del hígado? Así es, ayuda a depurarlo, a estimular la fabricación de bilis, lo protege y reduce cualquier inflamación. No dejes de tomarlo por ejemplo cada día a media tarde… no hay nada más sano y agradable. ¿A quién no le gusta un buen té verde?

4. Alimentos adecuados para depurar la vesícula

Sería muy adecuado que incluyeras en tu dieta los siguientes alimentos, elementos naturales que te van a ayudar no solo a cuidar de tu vesícula, sino también de tu hígado:

  • Alfalfa: Este cereal tiene la propiedad de limpiar y depurar el hígado y la vesícula. Para beneficiarte de él no tienes más que añadir una cucharadita de semillas de alfalfa molidas en un vaso de agua y beber una vez al día, preferentemente en el desayuno. Incluso puedes añadir brotes de alfalfa a tus ensaladas. ¿Ves que fácil?
  • Aceite de oliva y limón: Puede que te parezca algo extraño, pero te aseguramos que combinando ambos alimentos lograrás un remedio natural para eliminar los cálculos de vesícula, y cuidar de su salud en general. Toma nota de cómo hacerlo: mezcla 3 cucharadas de aceite de oliva con el jugo de un limón. Lo tomaremos antes de ir a dormir, y después de levantarnos Te ayudará a depurar la vesícula, no lo olvides.
  • Betabel y manzana: Nos encanta, y no hay nada más agradable y saludable. El jugo de remolacha y manzana natural contienen sustancias naturales que reducen la inflamación de la vesícula. Para prepararlo no tienes más que pelar una manzana y una betabel y llevarlas después a la batidora junto a un vaso de agua. No le añadas azúcar y tómalo por las mañanas. Y si le añades un poco de levadura de cerveza, tendrás un suplemento magnífico para cuidar aún más de tu vesícula y tu hígado.

Sigue estos sencillos remedios y cuida de tu salud en general.