Cómo hacer agua de jengibre para perder peso

Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
9 julio, 2019
Esta bebida de jengibre para perder peso es un recurso estupendo para cuidar tu salud, a la vez que equilibra el nivel de azúcar y acelera la digestión.

En este artículo, vamos a hablar sobre como el agua de jengibre es un aliado para delgazar. Bajar de peso es un proceso complicado para muchas personas. Hay casos en los que, a pesar de seguir una dieta estricta y hacer deporte, no se pierden los kilos tan rápido como se quisiera.

Las razones pueden ser muchas y muy variadas. Sin embargo, los motivos más comunes son la retención de líquidos y el tener un metabolismo lento. Estas dificultades son obstáculos que nos podemos encontrar para llegar a nuestra meta, aunque existen complementos para superarlos.

El agua es una aliada perfecta en este sentido, ya que nos ayuda a digerir y activa los riñones, órgano esencial para eliminar líquidos. Junto a ellos, expulsamos además las toxinas que acaban convirtiéndose en grasa, en especial en las zonas de la cadera y el abdomen.

Por otra parte, al llegar el agua a nuestro estómago, este comienza a trabajar. Sin embargo, al ser una sustancia tan limpia, el aparato digestivo se mueve sin esfuerzo; así, logramos agilizar el metabolismo sin dañar nuestros órganos.

No obstante, podemos añadir diferentes ingredientes para sacar el máximo partido del agua. Tienes muchas alternativas, pero una de las más eficaces es el agua de jengibre. Sin embargo, si quieres perder peso no puedes olvidar realizar ejercicio físico. Te proponemos el siguiente.

Beneficios del jengibre para perder peso

Jengibre en polvo

Regula el nivel de azúcar de un modo sorprendente

Gracias a sus propiedades, el agua con jengibre nos ayuda a llevar al azúcar a las cifras que el cuerpo necesita para funcionar. No importa cuánto ingieras: tendrás la glucosa que necesites para afrontar el día, pero nunca por debajo ni por encima.

Este es uno de los puntos claves para perder peso, ya que todo el azúcar que no metabolizas se convierte en grasa y, por tanto, en kilos. Además, al mismo tiempo, nos ayuda a prevenir o paliar la diabetes sin efectos secundarios.

Lee también: ¿Cuáles son las señales de alerta de la diabetes?

Agiliza la digestión

La composición de este tubérculo favorece la creación de jugos gástricos. Estas sustancias facilitan la descomposición de los alimentos, así como la absorción de lo que nos beneficia y la expulsión de lo que es tóxico.

Por otro lado, tiene un gran contenido en fibra, con lo que el trabajo de los órganos se simplifica. Ten en cuenta lo siguiente: es más importante lo que sucede en nuestro interior con lo que ingerimos que la cantidad de calorías.

Aunque las dietas hipocalóricas han predominado a lo largo de los años, el centro de atención debe estar en cómo asume nuestro organismo lo que comemos. Si comprendes esto, sabrás qué tomar y cuándo hacerlo. Todo esto sin la ansiedad de encender la calculadora mental de calorías.

Aumenta el calor corporal

Volviendo a las calorías, ¿acaso los regímenes no se basan en quemar más de lo que se consume? Esto significa que necesitamos mantener nuestro interior a una temperatura elevada. Además, dicho calor frenará la retención de líquidos, porque causará un sudor interno que originará la pérdida de estos.

Es recomendable que busques este efecto por la noche, ya que se produce una elevación en este sentido de forma natural. Por ende, aumenta la serotonina, por lo que dormirás más y tendrás un mejor descanso.

Cómo preparar agua de jengibre para perder peso

Agua de jengibre

Las propiedades del jengibre para perder peso se pueden aprovechar de muchas formas en la dieta. Esta especia es muy versátil y agrega un sabor muy especial a diferentes preparaciones. 

Sin embargo, para aprovechar al máximo su efecto sobre peso, vale la pena incorporarla en la alimentación a través de una bebida muy popular: el agua de jengibre.

Si bien no es una preparación milagrosa o similar, su consumo diario hidrata el organismo, aumenta la quema de grasa y prolonga la sensación de saciedad. 

Ingredientes

  • 6 tazas de agua (1,5 litros)
  • 5 cucharadas de jengibre rallado (50 g)
  • Jugo de 2 limones

Elaboración

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade el jengibre.
  • Deja que se realice la decocción durante 1 o 2 minutos y retira del fuego.
  • Deja reposar 10 minutos.
  • A continuación, cuela el contenido, añade el jugo de limón y consume.
  • Lo mejor es que la tomes en ayunas.

Para que esta receta tenga el efecto deseado, es mejor beberla a diario. Se trata de una estrategia cuyas consecuencias comienzan a verse a mediano plazo; es necesario que sepas esto para que no te desesperes en caso de que no encuentres beneficios inmediatos.

Aunque se recomienda tomarla a primera hora, si prefieres hacerlo de otra manera, no perderá sus propiedades si la viertes en un termo y la ingieres durante el día. Tampoco hay una cantidad límite; puedes ingerir tanto como te apetezca.

Te puede interesar: Trucos para comer tus alimentos favoritos sin dejar de perder peso

Conclusión

Lo cierto es que esta bebida es mucho más que un aliado para bajar peso. Constituye un complemento alimentario muy nutritivo y beneficioso para nuestro organismo.

No dudes en incluirlo en tu rutina, porque estarás consumiendo un tratamiento integral que equilibrará y optimizará todas las funciones de tu cuerpo. ¿Te animas a hacer la prueba durante unas semanas?

  • Medicinals. (2012). Propiedades del Jengibre. Http://Www.Botanical-Online.Com/Medicinalsgengibre.Htm.
  • Cañigueral, S. (2016). Jengibre. OFFARM.
  • Salgado, F. (2011). El jengibre (Zingiber officinale). Revista Internacional de Acupuntura. https://doi.org/10.1016/S1887-8369(11)70041-2