Consejos para limpiar y cuidar los riñones

Ante la duda, lo mejor siempre será consultar con el médico. El profesional será la persona más capacitada para dar un consejo o bien una solución apropiada a un problema o inquietud en concreto. 

Los riñones son dos órganos del tamaño de un puño, cuyas funciones vienen a ser: filtrar la sangre, eliminar los desechos del organismo y producir tres hormonas muy importantes para el buen funcionamiento del organismo: la eritropoietina, la renina y la forma activa de la vitamina D.

Para cuidar la salud de los riñones, es necesario mantener hábitos de vida saludables y, por supuesto, un buen control médico para asegurarnos de que se cuenta con una función renal al cien por cien.

¿Cómo saber si necesito una limpieza de riñones?

No hay un método específico que ayude a determinar si se necesita una limpieza de riñones. Sin embargo, cuando la persona experimenta con frecuencia ciertos síntomas, como la retención de líquidos, infecciones, o enfermedades como la diabetes mellitus tipo ll, puede ser necesaria una ayuda ‘extra’ a los riñones.

La limpieza consiste, básicamente, en aumentar la ingesta de líquidos, en especial, agua, para favorecer la eliminación de toxinas y desperdicios que puedan afectar la salud de los riñones.

Por supuesto, el aumento de la ingesta de líquidos debe hacerse de forma gradual y siempre bajo supervisión médica, ya que el consumo excesivo de agua, por ejemplo, podría deshidratar a la persona.

Para obtener buenos resultados es necesario evitar la cafeína, el chocolate y todos aquellos alimentos que aumenten el oxalato de calcio y el ácido úrico en los riñones, puesto que estas sustancias promueven la formación de cálculos renales.

Te puede interesar: Alimentos que reducen el ácido úrico

¿Cómo se pueden desintoxicar los riñones?

  1. Excluyendo de la dieta todos aquellos alimentos y bebidas que no sean saludables; como los alimentos procesados, las frituras, las golosinas, las bebidas carbonatadas.
  2. Reduciendo o eliminando los alimentos que tengan un alto contenido de fósforo o calcio, ya que estas sustancias promueven la formación de cálculos renales.
  3. Tomando mayor cantidad de agua y bebidas a base de ingredientes naturales; como la infusión de cola de caballo, diente de león, perejil, entre otras.

Cabe destacar que, siempre se debe informar al médico acerca del método de desintoxicación seleccionado antes de llevarlo a cabo, a fin de evitar cualquier contratiempo o perjuicio para la salud.

Los riñones son los encargados de filtrar las toxinas y minerales que se encuentran en la sangre, por este motivo es necesario cuidar su buen funcionamiento.

¿Cómo podemos prevenir las enfermedades renales?

La mejor forma de prevenir las enfermedades renales y, en general, todo tipo de complicaciones, es llevar un estilo de vida saludable. Esto solo se logra mediante la adopción y la coherencia en el mantenimiento de buenos hábitos. En especial, en lo que respecta a nutrición e hidratación.

Hay alimentos que tienen un alto contenido de agua, como la sandía, que favorecen la micción y, por ende, la eliminación de toxinas. En otras palabras, esta fruta, al igual que otros alimentos es un diurético natural que tenemos a nuestra disposición.

Para prevenir las enfermedades y la formación de cálculos en los riñones, se debe evitar el consumo excesivo de analgésicos, bebidas alcohólicas, comidas excesivamente saladas, grasas y azúcares.

Conclusión

Los remedios naturales no constituyen, por sí solos, una solución en caso de enfermedad. En cambio, sí se pueden utilizar como complemento al tratamiento pautado por el médico (siempre y cuando se haya consultado con el profesional, antes de proceder a su utilización).

Ante cualquier duda, lo mejor es acudir al médico. Él será la persona más capacitada para resolver cualquier inquietud y brindar una solución segura. Recuerda, la salud no es un asunto que se deba tomar a la ligera.