Cuidados para mantener la piel joven a los 40

12 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Para cuidar la piel después de los 40 es importante mantener hábitos de vida saludables y algunos cuidados básicos. En este espacio te contamos qué puedes hacer para retardar la aparición de signos de la edad.
 

La mayoría de las mujeres buscan estrategias para mantener la piel joven a los 40. Si bien es conveniente empezar a cuidar la dermis desde mucho antes, es a esta edad cuando más empieza a preocupar la aparición de arrugas. 

Como lo explica una publicación en Dermato-Endocrinology, el envejecimiento de la piel es un proceso complejo en el que influyen factores endógenos y exógenos.

Por ello, cuando se tienen en cuenta algunos cuidados y hábitos saludables, es posible retrasar el desarrollo de arrugas y otras señales del envejecimiento. ¿Qué debes tener en cuenta después de los 40?

Cuidados para lucir la piel joven a los 40

Es muy importante señalar que no existe una fórmula milagrosa para mantener la piel joven a los 40 u otras edades. Sin embargo, según información en American Academy of Dermatology, mantener hábitos de vida saludables es determinante para el cuidado de la piel. Con esto, se obtienen beneficios como:

  • Reducir líneas finas y arrugas.
  • Reducir el riesgo de cáncer de piel.
  • Mantener la tez más brillante y joven.
  • Prevenir (o aclarar) una tez manchada.
  • Conservar la firmeza juvenil de la piel por más tiempo.

Por lo tanto, más allá de elegir una crema antiarrugas u otro método antienvejecimiento, es conveniente mantener algunos cuidados básicos como parte de la rutina de belleza. Asimismo, es sano comer bien, hacer ejercicio y visitar al dermatólogo.

1. Limpieza

La limpieza facial es el primer paso para mantener una piel joven, pues permite eliminar impurezas y regenerar las células.
 

Siempre al despertar hay que hacer una rutina de belleza que consista en limpiar con agua tibia y jabón los restos que hayan podido quedar del maquillaje. Posteriormente, con los circulos de algodón desmaquillantes y un limpiador adecuado, seguiremos retirando impurezas del rostro para que así quede totalmente limpia.

Este proceso hay que realizarlo tanto antes de dormir como por las mañanas, ya que es muy importante para mantener la piel más joven y luminosa.

Lee también: 5 mascarillas para tener una piel suave y joven

2. Hidratación

Otro hábito importantísimo para lograr una piel más joven después de los 40 es hacer una rutina diaria para hidratar tu cutis. Según un estudio publicado en Journal of Cosmetic Dermatology, la aplicación de cremas hidratantes ayuda a suavizar la piel y mejorar sus características. 

Además, también ayudan a proporcionarle al rostro sustancias beneficiosas como vitaminas, antioxidantes botánicos, péptidos, agentes para aclarar la piel, antiinflamatorios botánicos y agentes exfoliantes.

Para ello, las cremas de noche son ideales, especialmente aquellas con propiedades para contrarrestar el envejecimiento prematuro, como el colágeno, el ácido hialurónico y la vitamina C.

3. Protección solar: un básico para mantener la piel joven a los 40

Mujer aplicándose crema hidratante.
 

Las manchas en la cara empiezan a ser más comunes después de los 40, por lo que debes usar sí o sí una crema con protección solar todos los días, de al menos factor de protección 30, sin importar si está nublado o soleado.

Según una investigación publicada en Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology, el protector solar contribuye a prevenir y reducir los signos de la edad que aparecen por la exposición directa al sol. 

Por tanto, aplícalo en toda la cara, en el cuello y el escote, ya que esas zonas revelan más los signos de la edad. También se recomienda usar maquillajes que incluyan protección solar.

4. Sérum

Estos productos no todas los utilizan pero son uno de los mejores aliados para mantener la piel joven y tersa. Aplica un sérum antes de tu crema hidratante y verás cómo tu piel se ve mucho más luminosa y con un brillo saludable. Te recomendamos las que tienen efecto reparador o las que son ricas en vitaminas.

5. Exfoliación

De acuerdo con la American Academy of Dermatology, exfoliar la piel sirve para retirar las células muertas, lo que ayuda a acelerar su renovación y por lo tanto, a retrasar el envejecimiento prematuro.

No te olvides de elegir bien el maquillaje, ya que como mencionamos antes, la piel después de los 40 puede volverse más seca. Lo ideal es elegir productos más oleosos o con fórmulas especiales para piel madura. Cuida tu piel sin importar la edad que tengas.

6. Incrementa el consumo de vitaminas C y E

 
Alimentos ricos en vitamina C.
La vitamina C permite generar adecuadamente el colágeno, algo básico para lucir una piel jóven y tersa a los 40.

Incorporar en la alimentación fuentes de vitaminas C y E es fundamental para conservar la piel tersa después de los 40. Aunque estos nutrientes deben consumirse desde la infancia, al llegar a esta etapa son determinantes para paliar el deterioro cutáneo.

Un estudio publicado en Dermatologic Therapy determinó que ambos nutrientes “inhiben el daño ultravioleta (UV) agudo del eritema, las quemaduras solares y el bronceado, así como el fotoenvejecimiento UV crónico y el cáncer de piel”. 

  • La vitamina C tiene un efecto antioxidante que minimiza el impacto de los radicales libres sobre los tejidos. Asimismo, ayuda en la síntesis del colágeno y le proporciona firmeza y elasticidad al rostro.  
  • Por su parte, la vitamina E es un protector natural contra los rayos ultravioleta y las toxinas. Su adecuada asimilación estimula el flujo sanguíneo y facilita la regeneración de los tejidos.

7. Para tener una piel joven a los 40 debes beber más agua

En todas las etapas de la vida, beber abundante agua es esencial para la salud. No obstante, al llegar a los 40, es necesario aumentar su consumo, en especial cuando no se hace de forma regular. El líquido vital minimiza la deshidratación cutánea y ayuda a mantener la firmeza de la piel.

 

Mantener un estilo de vida saludable y adoptar cuidados básicos nos permite mantener la piel saludable y retardar la aparición de los signos de la edad, especialmente después de los 40 que es cuando más empiezan a notarse. Sin embargo, nos conviene consultar al dermatólogo para conocer otras técnicas antienvejecimiento.

  • Ganceviciene R, Liakou AI, Theodoridis A, Makrantonaki E, Zouboulis CC. Skin anti-aging strategies. Dermatoendocrinol. 2012;4(3):308–319. doi:10.4161/derm.22804
  • Inoue, S. (2017). Skin Aging. In Cosmetic Science and Technology: Theoretical Principles and Applications. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-802005-0.00043-4
  • Tobin, D. J. (2017). Introduction to skin aging. Journal of Tissue Viability. https://doi.org/10.1016/j.jtv.2016.03.002
  • Draelos, Z. D. (2018). The science behind skin care: Moisturizers. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/jocd.12490
  • Garre A, Narda M, Valderas-Martinez P, Piquero J, Granger C. Antiaging effects of a novel facial serum containing L-Ascorbic acid, proteoglycans, and proteoglycan-stimulating tripeptide: ex vivo skin explant studies and in vivo clinical studies in women. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2018;11:253–263. Published 2018 May 29. doi:10.2147/CCID.S161352
  • Burke, K. E. (2007). Interaction of vitamins C and E as better cosmeceuticals. Dermatologic Therapy. https://doi.org/10.1111/j.1529-8019.2007.00145.x
  • Palma L, Marques LT, Bujan J, Rodrigues LM. Dietary water affects human skin hydration and biomechanics. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2015;8:413–421. Published 2015 Aug 3. doi:10.2147/CCID.S86822