Cuidar de tu corazón e hígado gracias al agua tibia con limón

Valeria Sabater 25 junio, 2015
A largo plazo el limón conseguirá que mejoren nuestras digestiones y, gracias a su alto contenido en vitamina C, evitaremos los resfriados. Además también favorece nuestra salud cardíaca

En los últimos años está aumentando el interés por las plantas naturales y, en especial, por esos alimentos tan cercanos y beneficiosos como el limón, capaces de cuidar de nuestra salud como lo haría por ejemplo el clásico “bote de vitaminas” de la farmacia.

En el mercado, como ya sabes, existen gran cantidad de fármacos para desintoxicar y fortalecer el hígado. No obstante, la mayoría de medicaciones que consumimos con regularidad suelen tener efectos secundarios indeseados.

De ahí que valga la pena conocer cómo pueden ayudar a nuestro organismo determinados remedios naturales como el conocido vaso de agua matinal mezclado con limón.

La gente suele apreciar este remedio por ser una forma muy adecuada y efectiva de desintoxicar el organismo, pero en nuestro artículo de hoy queremos ahondar un poco más en el tema y hablarte, de modo sencillo, de “química orgánica”, y de por qué consumir limón puede ser tan beneficioso para tu corazón y tu hígado.

¿Nos acompañas?

Beneficios del agua tibia con limón para tu hígado

Zumo-de-limon

El limón es una de las frutas más ricas en vitaminas y minerales, y sobre todo, en potentes antioxidantes que favorecen no solo la desintoxicación del hígado, sino también el que pueda regenerarse.

No te pierdas: 12 beneficios del limón que posiblemente no conocías

No podemos olvidar que este órgano vital de nuestro organismo tienen la maravillosa capacidad de poder crear células nuevas y sanas, con lo cual, con un adecuado tratamiento y una correcta alimentación, podríamos, por ejemplo, curar un hígado graso.

Ten en cuenta los altos niveles en vitaminas y minerales que contiene el jugo de limón, por cada 100 gramos que consumas:

  • Vitamina C 53mg
  • Vitamina B1 0.04mg
  • Vitamina B2 0.02mg
  • Vitamina B3 0.1mg
  • Vitamina B5 0.19mg
  • Vitamina B6 0.08mg
  • Vitamina B12 0mg
  • Vitamina B9 0.011mg
  • Vitamina B7 5.1mg
  • Vitamina E 0.15mg
  • Alfa Caroteno 1μg
  • Beta Caroteno 3μg
  • Beta Criptoxantina 20μg
  • Licopeno 0μg
  • Luteina y Zeaxantina 11μg
  • Calcio 26mg
  • Hierro 0.6mg
  • Magnesio 8mg
  • Fósforo 16mg
  • Potasio 138mg
  • Sodio 2mg
  • Zinc 0.06mg
  • Cobre 0.037mg
  • Manganeso 0.03mg
  • Selenio 0.0004mg

Son muchos, ¿verdad? Desde luego. Y todos estos componentes, mezclados a su vez con agua tibia destilada y sin azúcar, nos aportarán unos beneficios enzimáticos y una cualidades ácidas que al llegar a un estómago vacío nos permitirán alcalinizar el organismo y, a su vez, proporcionarán todas estas ayudas para nuestro hígado. Es maravilloso.

Toma nota ahora de todas las formas en que el limón puede ayudar a tu hígado.

Tratar el hígado graso

  • El agua tibia con limón nos ayuda a prevenir la oxidación celular del hígado.
  • Evitar la degeneración de este órgano producida por un alto nivel de tóxicos y células de grasa.
  • Regulará la absorción de azúcares y de grasas, evitando así que el hígado tenga que trabajar en exceso.
  • Gracias a su alto contenido en antioxidantes y la acción alcalina del limón, logrará depurarlo y, a su vez, le permitirá producir células nuevas y completamente sanas.
  • También hay que recordar que el jugo de limón también es un antiséptico natural. Por tanto nos va a ayudar también a controlar las bacterias nocivas que pueden llegarnos con los propios alimentos.

No te pierdas: Frutas adecuadas para combatir el hígado graso

Ayudarnos ante la cirrosis hepática

Hay que tener en cuenta que el limón es una de las frutas más ricas en vitaminas y minerales, muy adecuado en este tipo de dolencias en las cuales el hígado sufre un déficit vitamínico bastante acusado. Así pues, bastaría con tomar cada mañana un vaso de agua tibia con limón para ir fortaleciendo el hígado.

Ideal si seguimos este tratamiento durante 5 días seguidos y descansamos otros 5.

Nos ayuda a depurar y eliminar los cálculos biliares

¿Sorprendida? Así es. El jugo de limón es muy adecuado para tratar la salud y cualquier problema asociado a la vesícula biliar. Actúa facilitando el drenaje de los jugos biliares que contienen las piedras hacia el duodeno, para que no se acumulen en este órgano.

Beneficios del agua tibia con limón para tu corazón

Dieta saludable para mantener el corazon sano

Beber en ayunas un vaso de agua tibia con limón es un remedio sencillo que no te cuesta nada cumplir y que, día a día, va a traerte grandes beneficios. Puede que no lo notes al principio pero, a largo plazo, disfrutarás de unas mejores digestiones, evitarás esos resfriados, infecciones y lo que es más importante: tu salud cardíaca va a mejorar.

¿Quieres saber cómo puede ayudarte el limón?

  • Aporta elasticidad y resistencia a la venas y arterias, evitando así la arteriosclerosis.
  • Evita que las placas de grasa se adhieran a las arterias, bajando además el índice del colesterol malo o LDL.
  • Regula nuestra tensión arterial.
  • Nos ayuda a que la sangre sea más fluida, evitando así trombos y cóagulos.
  • Inhibe el crecimiento y desarrollo de bacterias peligrosas en la sangre .

¿Cómo debo tomar mi vaso de agua tibia con limón?

Jugo-de-limón

Lo más adecuado para favorecer nuestra salud general es tomar en ayunas un vaso de agua tibia con limón.

La razón por la que elegimos hacerlo en ayunas es porque de este modo, el ácido cítrico se convierte con más facilidad en un agente alcalino al encontrarse con un estómago vacío. Se absorbe mejor y se potencian sus virtudes.

Los expertos en nutrición nos indican además que tengamos en cuenta estos aspectos:

  • No todos los limones son igual de buenos. Cuida de que no estén muy maduros porque entonces tendrán demasiado azúcar. Elige aquel cuyo cultivo sea orgánico y que, al tocarlos, estén bien prietos, con la piel firme.
  • Mezcla el jugo de medio limón con un vaso de agua tibia. Cuida de que el agua sea de mineralización baja.
  • Puedes seguir este remedio a lo largo de 5 días seguidos, y descansar entre 2 y 5 días y volver a empezar. Debes ver tú misma cómo te sienta y cómo reaccionas pero, por lo general, este sencillo remedio es muy saludable.
Te puede gustar