Descubre 8 hábitos matinales para aumentar el ritmo del metabolismo

Aunque hay quien piensa que al evitar el desayuno se pierde peso, lo cierto es que este es fundamental para activar nuestro metabolismo y favorecer la quema de calorías desde primera hora

Es muy probable que, al consultar las dietas y hábitos para bajar de peso, te encuentres con el término metabolismo.

El metabolismo es un proceso muy importante del organismo, a través del cual tiene la capacidad de quemar las calorías y controlar el peso.

El ritmo con que se lleva a cabo esta función determina qué gasto energético tenemos al día y, por consiguiente, cuánto peso ganamos o perdemos.

Cuando practicamos hábitos que lo ralentizan, es común ganar kilos y desarrollar varios trastornos de salud.

Por esta razón, a continuación queremos compartir 8 cosas que puedes hacer todas las mañanas para impulsarlo. ¡Conócelas!

1. Ingiere agua tibia con limón para acelerar el metabolismo

Agua caliente con limón

Una bebida tan común como el agua tibia con limón le puede aportar a tu cuerpo muchos beneficios cuando la tomas en ayunas.

Tan solo aporta 6 calorías y es idónea para desintoxicar el cuerpo y aumentar la función metabólica por el resto del día.

Ver también: 3 remedios increíbles con cáscara de limón

2. Toma un desayuno saludable

El consumo de un desayuno saludable y completo nos permite estimular el metabolismo para aumentar el gasto calórico a lo largo del día.

Con este restablecemos el cuerpo del ayuno nocturno y le aportamos los nutrientes necesarios para llevar a cabo sus principales funciones.

Al proporcionar las sustancias que se requieren para convertir la glucosa en energía, se mantiene bajo control el azúcar en la sangre y la ansiedad por ingerir más calorías de las debidas.

3. Controla los carbohidratos

Consumir más carbohidratos complejos

Uno de los pensamientos equivocados que tienen algunas personas que buscan bajar algunos kilos es que deben suprimir la totalidad de los carbohidratos de la dieta.

Es importante entender que estos son necesarios para el cuerpo, ya que son la mejor fuente de energía que se le puede brindar.

La clave está en elegir los que son de índice glucémico bajo, tales como:

  • Cereales integrales
  • Verduras y frutas
  • Frutos secos
  • Pasta integral

4. Incluye té verde en tu dieta

Cuando de perder peso se trata, el té verde puede convertirse en uno de los mejores complementos para la dieta.

Su elevado contenido de catequinas y antioxidantes potencia el ritmo metabólico y estimula la pérdida de grasa abdominal.

5. Pon el despertador 30 minutos antes de la hora

Procura despertarte minutos antes de lo habitual

Al principio puede parecer un poco difícil, ya que nos cuesta mucho salir de la cama. Sin embargo, si logramos adaptar nuestro cuerpo, podemos tener un tiempo extra para hacer algo que active el metabolismo.

Tomar una infusión, ingerir hasta cuatro vasos de agua o preparar un desayuno saludable son algunos de los hábitos en los que podemos aprovechar ese tiempo.

6. Adopta una rutina de entrenamiento

Para llevar a cabo algún tipo de entrenamiento como hábito matinal es primordial tener en cuenta un par de cuestiones: no se aconseja realizarlo en ayunas y los sedentarios deben hacerlo a un ritmo lento.

Aunque muchos se han unido a la tendencia de entrenar en ayunas, esto puede ser contraproducente, porque aumenta la sensación de cansancio.

Los expertos aseguran que es una práctica válida solo para los deportistas profesionales, ya que les permite aumentar su resistencia, pero bajo supervisión médica y con la posibilidad de descansar después.

Los que tienen que trabajar cada día deben buscar otro horario, o bien ingerir alimentos energéticos unos 30 minutos antes de empezar las actividades.

Por otro lado, es importante que los sedentarios tengan cuidado al momento de empezar a entrenar, ya que no debe hacer sobresfuerzos ni excederse en el tiempo.

7. Consume proteínas

Consumir-más-proteínas

Hacemos una mención especial a las proteínas, ya que por ninguna razón deben suprimirse del desayuno.

Este nutriente es clave para aumentar la masa muscular, quemar el exceso de grasa y mantener el buen funcionamiento del metabolismo.

La puedes conseguir con la ingesta de:

  • Huevos cocidos
  • Porciones de pollo o pescado
  • Quesos frescos
  • Soja y derivados
  • Legumbres y frutos secos

Te recomendamos leer: Cómo elaborar un saco térmico de semillas para calmar los dolores musculares

8. Consume papaya

Ya sea a la hora del desayuno o en la media mañana, el consumo de papaya es un gran apoyo para las funciones del metabolismo.

Cada 100 gramos aporta solo 12 calorías y está cargada de fibra, vitaminas y una enzima llamada papaína, que mejora la digestión.

¡Sé constante!

Para que tu metabolismo esté siempre activo, no abandones ninguno de estos hábitos en un par de semanas o un mes.

Debes entender que se trata de adoptar un estilo de vida diferente, con el cual pueda mantenerse en marcha este proceso.

 

 

Te puede gustar