Descubre cómo hacer un descongestivo natural

Prepara estos descongestivos naturales y caseros para ayudarte a respirar mejor si tienes un resfriado o gripe. ¡Te aliviarán!

Nunca está de más saber cómo preparar un buen descongestivo natural. Por esto, te sugerimos opciones naturales para descongestionar tus vías respiratorias y aliviar el malestar cuando estás resfriado.

Este remedio es sencillo y efectivo, sin los efectos secundarios que, en ocasiones, pueden provocar algunos tipos de medicaciones.

Lee también Cómo alimentarnos cuando estamos resfriados

Los beneficios de un buen descongestivo natural

descongestionante

Los descongestivos naturales que te sugerimos son adecuados para toda la familia, incluso los más pequeños. Sus elementos naturales son accesibles y tienen las siguientes propiedades:

  • Antibacterial
  • Antiinflamatorio
  • Descongestionante
  • Estimulante inmunológico
  • Antiviral
  • Reduce la producción de moco
  • Adecuado para proceso gripe y alergias, y resfriados.

Preparación del descongestivo natural

limon-y-miel

Ingredientes

  • 1/2 cucharada de cúrcuma molida (5 g).
  • Jugo de 1 limón.
  • 3 cucharadas de miel (90 g).
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana (60 ml).
  • 1/2 vaso de agua (100 ml).
  • Una pizca de pimienta cayena.
  • 3 hojas de eucalipto.

Preparación

  • Primero, calienta el medio vaso de agua en una tetera
  • Luego, añade las hojas de eucalipto para la decocción.
  • Después, incluye la pizquita de pimienta cayena y la cúrcuma molida.
  • Una vez haya llegado a ebullición, apaga el fuego
  • Luego, añade la miel, el vinagre de manzana y el jugo del limón.
  • Mezcla bien. No debe quedar muy espeso.
  • A continuación, cuela el descongestivo para eliminar trozos de las hojas de eucalipto
  • Finalmente, tómalo tibio en una dosis de 2 cucharadas de día y 2 antes de ir a dormir. A los niños solo 1 cucharada, mañana y noche.
  • Este remedio puede durar en el refrigerador alrededor de 2 días.

Otros remedios para descongestionar nariz y garganta

img_como_hacer_vahos_21239_orig

Infusión de aloe vera, miel y limón

Excelente para todas las mañanas mientras estás resfriado.

  1. Coloca 1 cucharada de gel de aloe vera en un vaso de agua hirviendo y permite la decocción
  2. Luego, añade jugo de 1/2 limón y 1 cucharada de miel
  3. Finalmente, tómalo tibio para sentir alivio.

Vaho con cebolla

Es un remedio tan antiguo como tradicional.

Parte 1 cebolla en cuatro mitades y deja en la mesita de noche al dormir. Ese olor tan característico actúa como descongestivo y antibiótico natural.

Infusión de menta

  1. Primero, lleva a ebullición un vaso de agua
  2. Luego, añade cinco hojitas de menta
  3. Permite que se haga la decocción y que repose 5 minutos.
  4. Finalmente, rodea con las manos una taza de esta infusión y llévala cerca de la cara. Deja que el vapor de menta llegue hasta tus fosas nasales.
  5. Una vez esté tibio, empieza a beber.

Lee también Descubre cómo hacer una pomada mentolada para la congestión

Agua con sal

La siguiente es una técnica muy conocida para reducir la inflamación de garganta y favorecer su curación: 

  1. Calienta 1 vaso de agua (no muy caliente)
  2. Luego, añade 1 cucharada de sal
  3. No la bebas. Solo, haz gárgaras y luego escupe.

Otro descongestivo similar se prepara con bicarbonato de sodio.

  1. Mezcla una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua
  2. Luego, bébelo en pequeños sorbos, a lo largo de todo el día.