Descubre el kéfir: ¡Una forma natural de reforzar tus defensas!

Valeria Sabater · 30 junio, 2015
El consumo de kéfir nos ayuda a mejorar nuestra salud. Sus principios activos, como sus compuestos polisacáridos, funcionan en caso de infección como agentes antimicrobianos, antiinflamatorios y cicatrizantes

En los últimos años el kéfir se ha puesto muy de moda entre la población, y en especial, en todos los que buscan en la alimentación la forma más natural de mejorar su salud.

El kéfir es un probiótico muy adecuado para reforzar el equilibrio del intestino y para mejorar las digestiones.

Un aspecto interesante del kéfir es que muchas personas que tienen intolerancia a la lactosa aceptan bien este alimento.

¿La razón? La lactosa tiende a “inflamarnos”, no se digiere bien y nos causa malestar, dado que es un tipo de azúcar de origen animal.

Durante el proceso de fermentación del kéfir, la lactosa se convierte en ácido láctico, con lo cual, nos ayuda a digerirlo mucho mejor. No obstante, deberás ser tú mismo quien vea cómo te sienta.

Te invitamos en este artículo a descubrir más datos sobre este maravilloso probiótico, y para ello nos basaremos en los estudios realizados por varios dietistas en la revista “Authority Nutrition“. ¿Nos acompañas?

1. Pero… ¿Qué es el kéfir?

beneficios-saludables-del-kefir

El kéfir es leche de vaca o de cabra fermentada y tiene un característico sabor ácido e intenso debido a que el azúcar ha desaparecido precisamente por el efecto de la fermentación.

De este modo el índice de lactosa se ha reducido favoreciendo así el que se pueda digerir mucho mejor.

Dicho proceso, llevado a cabo con las más estrictas medidas de seguridad, hace que aparezcan diversas levaduras y bacterias que tendrán como función reforzar nuestro sistema inmune, y mejorar nuestra flora bacteriana.

Ahora bien, seguro que te estarás preguntando, pero entonces… ¿Es el kéfir un yogur? No exactamente:

  • El kéfir tiene siempre un sabor ligeramente amargo, mientras que el yogur es más suave debido a su presencia más elevada de lactosa.
  • Puedes encontrar kéfir líquido o en gránulos, mientras que el yogur tiene siempre una textura más cremosa.
  • Durante el proceso de fermentación, el kéfir se queda exclusivamente con los nutrientes más elementales de la leche reduciendo notablemente la presencia de lactosa.
  • De este modo, gracias a sus microorganismos, se enriquece la flora intestinal en un nivel mucho más elevado que con los yogures, y se eliminan las bacterias patógenas que pueblan el intestino y que muchas veces originan la gastroenteritis.

El kéfir es uno de los mejores probióticos que podemos consumir

Calcio en huesos

A la hora de hablar de probióticos el primero en el que pensarás es, sin duda, en el clásico yogur blanco natural.

No obstante, uno de los más potentes que existen a día de hoy es el kéfir. Desde el Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias de España nos dan los siguientes datos:

Propiedades antibacterianas y antifúngicas del kéfir

El kéfir es muy efectivo para combatir numerosas bacterias, como la salmonella, la H. Pylori, la shigella, y la E. coli, e incluso hongos como Candida albicans.

Todo ello se debe a principios activos del kéfir como sus compuestos polisacáridos que actúan como grandes agentes antimicrobianos, antiinflamatorios y cicatrizantes en variedad de infecciones.

El poder  inmunológico del kéfir

El kéfir trabaja como protector inmunológico de la mucosa intestinal, de ahí que sea adecuado tomar o bien la bebida de kéfir o sus gránulos, muy ricos en más de 30 cepas de bacterias y levaduras beneficiosas para nuestra salud general y, sobre todo, digestiva.

Puedes tomar diariamente kéfir junto con frutas naturales. Además, también puedes prepararte adecuados jugos que fortalecerán también tu sistema inmunológico.

Los nutricionistas nos indican que este alimento natural derivado de la leche fermentada contiene un tipo de probiótico único llamado kefiri Lactobacillus, uno de los más poderosos para combatir bacterias dañinas.

El kéfir mejora nuestra salud ósea y combate el riesgo de sufrir osteoporosis

Como ya sabes, la osteoporosis es muy habitual entre las mujeres, una enfermedad crónica que ocasiona dolor y que aumenta el riesgo de fracturas.

Un modo eficaz de fortalecer el tejido óseo es sin duda aumentar nuestras dosis de calcio, y como suele ocurrir habitualmente, hay muchas personas que no toleran demasiado bien la lactosa presente en la leche de vaca.

Una opción que debemos tener en cuenta es el kéfir que, además se contener una cantidad muy elevada de calcio, es muy rico en vitamina K2, un tipo de nutriente básico para favorecer el metabolismo del calcio.

No tienes más que empezar a incluirlo en tu dieta de modo puntual para ver cómo te sienta y, si ves que lo digieres bien y no te causa ninguna molestia, puedes tomarlo de modo regular en tus desayunos.

¿Cómo puedo consumir kéfir?

yogur naranja papaya¿Dónde puedo comprar kéfir?

  • En los supermercados, en el área de lácteos o en dietética.
  • En las tiendas naturales.
  • Podrás encontrarlo en forma líquida, o en gránulos.

¿Cómo puedo consumirlo?

  • Si lo compras en gránulos puedes consumir unos 100 g al día, ideal si lo combinas con miel.
  • Es muy adecuado consumir kéfir en tus desayunos, combinándolo con frutas como la papaya, con cereales o avena.
  • Si compras kéfir en forma líquida, puedes consumir un vaso pequeño (100 ml) después de tu comida central del día. Te ayudará a hacer la digestión y, si lo tomas de modo regular, reforzarás tu flora bacteriana y el sistema inmunológico.

Para concluir, a pesar de que el kéfir tiene un contenido muy bajo en lactosa gracias a su proceso de fermentación, no deja de ser un “lácteo”, por tanto debes ser tú la que veas cómo lo toleras.

No obstante, sienta muy bien y es muy agradable.