Desintoxica tu hígado con esta espectacular bebida a base de perejil y menta

Nuestro hígado es capaz de depurarse solo, pero nunca está de más que consumamos remedios que le ayuden a desintoxicarse para optimizar su funcionamiento.

Es uno de los órganos más grandes de nuestro cuerpo. Necesita atención, cuidados y protección. Hablamos, cómo no, del hígado, ese fascinante laboratorio que sintetiza enzimas, proteínas, glucógeno y que lleva a cabo tareas vitales, como la desintoxicación.

¿De qué manera lo atiendes en el día a día? Lo sabemos; no siempre te acuerdas de él. Nuestros hábitos de vida, el trabajo o el poco tiempo para cocinar hace que muchas veces no lo atendamos como merece.

Otro factor delicado, a la vez que complejo, es el consumo de fármacos. Es muy posible que ahora mismo estés sometido a un tratamiento médico. En este sentido, conviene no perder de vista que los fármacos tienden a sobrecargar el hígado. Su impacto se nota.

Son muchos los factores por los que este órgano se intoxica. La alimentación, el estrés, las medicaciones e incluso el insomnio hacen que poco a poco no realice sus tareas con la efectividad de siempre.

No obstante, hay un dato que nos llena de esperanza: el hígado es capaz de regenerarse. Enfermedades como la de hígado graso responden bien al cambio de hábitos, que se derivan de una mejor alimentación y la voluntad de cuidarnos más.

En este artículo, te proponemos que tomes cada día una infusión de perejil y menta. Verás como notarás sus beneficios.

Cuida de tu hígado con perejil y menta

Enjuague-de-perejil-y-clavos-de-olor

En las farmacias y en las tiendas naturales, encontrarás un sinfín de productos destinados a cuidar y desintoxicar el hígado.

  • Ahora bien, antes de recurrir a las vitaminas o a cualquier otro producto ya preparado, lo ideal es hacer uso de la naturaleza.
  • Conociendo las propiedades de ciertas plantas, nos aseguraremos de tomar algo curativo. Además, debe cumplir el objetivo de cuidar nuestro hígado y salud general.
  • Dos de las plantas hepatoprotectoras más interesantes son, sin duda, el perejil y la menta. Son fáciles de encontrar y están muy presentes también en buena parte de nuestros platos.

A continuación, te explicamos por qué son tan positivas para cuidar y desintoxicar el hígado.

Descubre los 7 beneficios de consumir ajo y miel por las mañanas.

El perejil, algo más que un condimento

Su sabor intenso y sus propiedades astringentes lo hacen único para cuidar de las funciones del hígado. Los beneficios que atesora se basan en cuatro ámbitos muy concretos:

  • El primero son los flavonoides. Así, la apigenina, el crisoeriol  o la luteolina funcionan como poderosos antioxidantes. Cuidan de que nuestras células transporten de forma adecuada el oxígeno y las protegen de los radicales libres.
  • Además, el perejil es una excelente fuente de vitamina C, así como de vitamina A. Estos dos elementos son básicos para cuidar de las funciones del hígado. Lo desinflaman y a su vez, fortalecen nuestro sistema inmunitario.
  • Tampoco podemos olvidar que el perejil es un buen desintoxicante y depurativo. Gracias a su acción diurética, logramos eliminar todo aquello que el cuerpo no necesita y que, de otro modo, nos podría enfermar.
  • Otro aspecto interesante es el que hace referencia al betacaroteno. Este antioxidante es muy eficaz a la hora de reducir la carga de grasa de nuestro organismo. Un aspecto vital en caso de que suframos de hígado graso.
Para el equilibrio del hígado y la vesícula biliar

La menta, no solo para tus postres

La menta, al igual que el perejil, es otra planta astringente y muy refrescante. Su sabor le dará un toque más agradable a esta infusión que deberíamos tomar de forma cotidiana.

No cuesta nada y, sin embargo, se logra muchísimo, siempre que seamos constantes.

Sus principales beneficios son:

  • Antiséptica y antiinflamatoria
  • Digestiva
  • Estimula la función hepática (cuando este órgano está sobrecargado)

Descubre cómo preparar esta infusión de hierbabuena para aliviar el dolor estomacal.

Cómo preparar la infusión de perejil y menta

te-de-menta para el higado

Ingredientes

  • 1 cucharadita de perejil (5 g)
  • 1 cucharadita de menta fresca (5 g)
  • 2 cucharadas de jugo limón (20 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lavamos bien. Recuerda que siempre lo ideal es conseguir productos de cultivo orgánico.
  • Picamos tanto el perejil como la menta. De este modo, permitimos que los aceites de estas plantas infusionen mucho mejor.
  • Ponemos a calentar el agua en la tetera. Una vez llegue a ebullición, añadimos las dos hierbas. Es muy fácil.
  • Permite que infusione durante 20 minutos aproximadamente. Pasado ese tiempo, deja que repose otros 10 minutos.
  • Por último, cuela todos los ingredientes y reserva la infusión.
  • Viértela en tu vaso favorito y añade el jugo de limón.

Notarás, sin duda, que tiene un gusto algo intenso. No obstante, ese sabor es el resultado de los propios componentes naturales que cuidarán de nuestra salud hepática. Si lo necesitas, añade un poco de miel para que te sea más agradable y toma después de tu comida principal del día.

  • Abdel-Misih, S. Z.; and Bloomston, M. (2010). “Liver Anatomy”, Surgical Clinics of North America, 90 (4): 643-653.
  • Clàriaa, J., and Titosa, E. (2004): “La célula de Kupffe”, Gastroenterol Hepatol, 27: 264-273.
  • Berdonces, J. L. (1998). Gran enciclopedia de las plantas medicinales: el dioscórides del tercer milenio. Madrid: Tikal.