Dieta adecuada para la psoriasis

Para no empeorar la condición es importante que adaptemos nuestra dieta y que evitemos alimentos con componentes inflamatorios, a la vez que incluimos otros que nos ayuden a fortalecer el sistema inmunológico

La psoriasis es una afección cutánea que podemos sufrir debido a un problema autoinmunitario, es molesto y nos obliga a tener que hacer frente a unos cambios localizados en nuestra piel que nos provoca irritación y enrojecimiento. Son como una especie de  manchas de color blanco que deja a su vez la piel roja y escamosa.

Según los expertos la psoriasis se transmite de padres a hijos, y se sucede cuando nuestro sistema inmunitario, empieza a atacar por error nuestro cuerpo destruyendo precisamente el tejido sano, experimentando cambios en la piel debido a que las células cutáneas muertas tienden acumularse de forma muy rápida. Normalmente estas células crecen en capas profundas de la piel y suben hasta la superficie normalmente una vez al mes. Pero en las personas aquejadas de psoriasis, se sucede de un modo anormalmente rápido.

Además de las cremas y medicamentos que habitualmente usas, también puedes beneficiarte de una dieta saludable donde incluir una serie de alimentos en particular. Una nutrición equilibrada, los medicamentos y el control del estrés, te ayudarán a reducir la severidad de los síntomas de la psoriasis.

Síntomas de la psoriasis

Lamentablemente la psoriasis suele ser una enfermedad crónica. Causa sequedad en la piel, aspereza, manchas de color rojizo en el cuero cabelludo, la espalda baja, rodillas, codos y/o la ingle… Pero veamos más específicamente sus síntomas:

  • Piel seca, de tono plateados y cubierta con escamas
  • Pruriginosa
  • Tonalidad entre rosa y rojo.
  • Levantada y gruesa
  • En ocasiones dolor articular
  • En ocasiones cambios en las uñas, un poco más gruesas y de tonalidad amarilla, con pequeños hoyuelos.
  • Caspa abundante en el cuero cabelludo.

Alimentos prohibidos si padeces psoriasis

Carne roja

  • Carnes: Intenta evitar ante todo la carne roja, ya que puede elevar el número de citoquinas y agravar los síntomas de la psoriasis. Evita también las las carnes preparadas, como las  salchichas, los patés…etc.
  • Pescado: Deberemos tomar pescado con mesura y equilibrio, no superar por ejemplo los 115 gramos dos veces por semana. Y es que, el mayor problema del pescado es que suelen contener mercurio tóxico. Si estás segura de dónde procede el pescado y de si es fiable y sano puedes consumirlo.
  • Leche: además de aumentar la producción de citoquinas, agravando al igual que la carne roja los síntomas de la psoriasis. Además posee caseína,  una proteína de la leche que al consumirla hace que el cuerpo produzca histaminas, siendo en general muy negativo para nosotros.
  • Yemas de huevo: Siempre será recomendable que consumas solo la parte blanca del huevo.
  • Café: Suele aumentar la producción de citoquinas, consiguiendo que la piel se inflame.
  • Gluten: Muchos estudios nos dicen que una gran parte de la población con psoriasis suele ser  alérgicas al gluten. De ahí por ejemplo que para comprobarlo no te cuesta por ejemplo dejar de consumir gluten un mes, para ver si ves mejoras en la psoriasis.
  • El maíz, aceite de maíz y jarabe de maíz (fructosa): Suelen tener componentes inflamatorios. Así que intenta consumirlos de modo equilibrado.
  • Azúcar: El azúcar suele reducir la función inmune del cuerpo, así que intenta tomarlo de modo muy equilibrado.
  • Alimentos procesados: Aumentan la inflamación de las citoquinas, así que siempre es recomendable renunciar a ellos para obtener una mejor salud.
  • Alcohol: Según varios estudios, el alcohol puede ser un factor desencadenante en la psoriasis. Intenta reducirlo e incluso evitarlo.

Alimentos adecuados para la psoriasis

Verduras y frutas antiinflamatorias

brocolis

Los estudios al respecto de la psoriasis concluyen que consumir frutas y verduras con vitamina C, betacaroteno y otros antioxidantes, ayudan a aumentar la resistencia del sistema inmunológico favoreciendo un mejor curso de la enfermedad. ¿Cuáles son pues las verduras más adecuadas?

Las zanahorias, los albaricoques, mangos acachofa, el brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, las zanahoria, la col, el coliflor, los puerros, la cebolla, las espinaca, la calabaza, los nabos, las alubias y el calabacín. 

Cereales esenciales

El amaranto, la quinoa y trigo sarraceno.Promueven la salud cardiovascular, son ricos flavonoides, son nutritivos, no tienen gluten y disponen aminoácidos esenciales que nos pueden ser enormemente beneficiosos. Si no los encuentras en tu supermercado habitual, prueba a buscarlas en tiendas especializadas como comercios naturales.

Pescados azules

Salmón

El atún, salmón, arenque, trucha de lago y el lenguado, son maravillosas fuentes de ácidos grasos omega-3; y, según la Universidad de Maryland Medical Center, las grasas omega-3 pueden ayudar a aliviar el dolor, la inflamación y el enrojecimiento asociado con la psoriasis. No dejes de incluirlos en tu dieta.

La importancia de las enzimas digestivas

El páncreas y otras glándulas producen enzimas digestivas básicas para nuestro organismo, ya que son proteínas y las necesitamos para poder cumplir nuestras funciones, pero en ocasiones estos órganos no las producen en la cantidad suficiente y debemos obtenerlas de los alimentos. El principal problema reside en que al cocinar, los alimentos se pierden estas enzimas esenciales.

Al final sólo obtenemos el 25 por ciento de la cantidad que se requiere. Y el problema básico está en que el 50 por ciento de las personas con psoriasis no tienen suficiente HCL en el estómago, es decir, estas enzimas digestivas básicas para nuestra salud. De ahí que en la medida de lo posible siempre sea recomendable tomar los alimentos crudos, como es el caso de las verduras.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar