El Kiwi, una fruta excelente

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 10 enero, 2019
¿Sabías que el kiwi tiene hasta el doble de vitamina C que los cítricos como la naranja y el limón? Además, es rico en fibra, por lo que favorece el tránsito intestinal

El kiwi es una fruta con muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo y que, por lo tanto, favorecen una buena salud. Entonces, ¿por qué no lo incorporas de manera regular en tu dieta?

Sus componentes químicos son: magnesio, calcio, cobre, fósforo, hierro, calcio y también vitaminas B1, B2, B3 y B6. ¡Más completo, imposible!

Uno de los aspectos más destacables del Kiwi es su alto contenido en vitamina C, que dobla al de otras frutas tradicionalmente famosas por esta misma característica, como el limón y la naranja.

El kiwi tiene aproximadamente 100 miligramos de vitamina C por cada 100 miligramos de fruta, increíble, ¿no?

Otro aspecto de gran importancia es que esta fruta resulta muy beneficiosa en problemas de huesos (en especial para las personas mayores), así como en problemas de diabetes.

El kiwi: beneficios para la salud

Descubramos juntos los principales beneficios de esta fruta para la salud del organismo:

  1. Incrementa las defensas, estimulando al sistema inmunitario para que nos proteja de diferentes enfermedades.
  2. Disminuye los niveles de estrés.
  3. Actúa como agente antialérgico.
  4. Evita la aparición de enfermedades como la trombosis o la angina de pecho.
  5. Favorece el tránsito intestinal, al ser un alimento rico en fibras.
  6. Es un buen diurético que ayuda a reducir la retención de líquidos.
  7. Favorece la circulación para que no aparezcan coágulos en la sangre.
  8. Posee propiedades antiinflamatorias.
  9. Evita distintos tipos de cáncer y ayuda a retardar el envejecimiento, por su alto contenido en antioxidantes.
  10. No ayuda a evitar catarros, pero sí a que la curación sea más rápida.

Sin duda, es una fruta ideal para tomar en el desayuno, ya que es muy fácil de digerir.

¿Un dato interesante? Es importante recordar que cuando comemos algo rico en proteínas, como la carne, un kiwi de postre ayuda a digerir aquel alimento más fácilmente.

¿Debería comer kiwi regularmente?

La respuesta es ¡sí! Ya has leído los beneficios. Esta fruta ácida y verde aporta muchísimos nutrientes al organismo, siendo recomendada para incorporarse a cualquier dieta saludable.

Lee: “8 beneficios del kiwi que debes conocer”

Entre las personas que deberían comer kiwi ya que sus características podrían ayudarles a combatir deficiencias y enfermedades, encontramos:

  • Diabéticos
  • Alérgicos
  • Ancianos
  • Fumadores que tienen deficiencias de vitamina C
  • Enfermos de leucemia

¿Tiene algún defecto el Kiwi?

La verdad es que no tiene muchos, pero hay que saber que, como es rico en una enzima-proteína que se utiliza a nivel industrial para ablandar la carne, no es muy buena idea utilizar el kiwi en postres con lácteos.

¿Por qué? Muy fácil de explicar: la enzima disuelve enseguida las proteínas de colágeno en gelatina, evitando que se solidifique. Conclusión: la tarta puede salirte desastrosa. Por este motivo, es mucho mejor tomar el Kiwi crudo y directamente a trozos.

Quizá te interese: “5 postres nutritivos y fáciles de preparar. ¿Te animas?”

Otro consejo: hay que comprarlos cuando todavía están duros, pues cuando se ablandan demasiado pierden gran parte de su valor nutritivo.

A pesar de tratarse de una fruta exótica, afortunadamente tenemos la suerte de poder encontrar kiwis en cualquier supermercado. Así que ¿a qué esperas? No dejes de incluir esta maravillosa fruta en tu dieta.

Fotografía cortesía de nitelife-d

  • Tanaka-Ishii, K., Yamamoto, M., & Nakagawa, H. (2003). Kiwi. In Proceedings of the 41st Annual Meeting on Association for Computational Linguistics - ACL ’03. https://doi.org/10.3115/1075178.1075192
  • Bejarano, N., & Carrillo, L. (2005). Frutas y Hortalizas. Manual de Microbiología de Los Alimentos. https://doi.org/2027-9671
  • H. Amparo. (2013). Alimentacion Saludable. Alimentacion Saludable. https://doi.org/10.1016/j.nbd.2011.09.008