El té blanco, una bebida saludable y sabrosa

Valeria Sabater · 12 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 4 enero, 2019
Al té blanco se le atribuyen toda clase de propiedades beneficiosas para la salud, desde un efecto adelgazante hasta una propiedad antioxidante. Te esclarecemos el panorama a continuación.

El té blanco es una de las infusiones preferidas por los grandes conocedores del té. Puede que aún no lo hayas probado pero quizás hayas escuchado hablar de él. Se trata de un té de hojas jóvenes, no oxidado, al cual se le atribuyen muchas propiedades beneficiosas para la salud. Te contamos si estas cuentan o no con aval científico.

Propiedades del té blanco

El té blanco se produce en las montañas de Fujian, una región de China. En realidad, no es diferente al té verde solo que se recogen los brotes antes de que estos se abran. Es decir que para elaborarlo se utilizan brotes tiernos que se cocinan al vapor y se secan al sol.

Así como al té negro y al té verde se le atribuyen propiedades para la salud, al té blanco también. A continuación, vamos a analizar cada una de ellas y te contaremos si existen estudios científicos que las avalen.

1. Efecto antioxidante

Infusión té blanco

Este té ha sido señalado recientemente como el «antioxidante más potente de la naturaleza» pero, ¿qué tiene esto de cierto? Diversos estudios han corroborado que los flavonoides del té cuentan con un efecto antioxidante que lucharía contra los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro y la aparición de determinadas enfermedades.

Si bien no hay estudios específicos sobre esta variedad, se puede inferir que al ser menos oxidada, su contenido de flavonoides sería superior al del té negro y verde.

Una de las investigaciones que se han llevado a cabo en ratas ha señalado que el té blanco actuaría sobre el estrés oxidativo, previniendo así diversas enfermedades. No obstante, debería ingerirse durante un largo periodo de tiempo para que esto fuese efectivo.

2. Rico en Vitaminas

El té blanco sería una fuente natural de vitamina E y vitamina C. Esto lo convertiría en un aliado para mantener las defensas altas, reforzando además la consistencia de nuestros huesos, la salud de nuestra piel, nuestros cabellos…

Lee: 5 beneficios que obtendrás al tomar té blanco en tu desayuno

3. Reduciría el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Gracias a las propiedades antioxidantes mencionadas anteriormente, el té blanco disminuiría los niveles de colesterol en la sangre, sobre todo la lipoproteína de baja densidad (LDL).

Mejoraría, además, la circulación de la sangre y ayudaría a que las venas y las arterias estén fuertes y elásticas… Además, sus flavonoides favorecerían la disminución de la tensión arterial (uno de los marcadores de riesgo cardiovascular), según datos publicados en Nutrients. Todo ello conseguiría que nuestro corazón esté más sano y fuerte.

4. Protegería la dentadura de las caries

Una investigación del año 2016, ha concluido que las catequinas y el flúor del té blanco protegerían el esmalte dental, luchando contra las bacterias. Gracias al poder antioxidante del té, tendríamos dientes estén más sanos y fuertes, incluso nuestras encías estarían más protegidas, evitando por ejemplo el sangrado tan común.

5. Té blanco para adelgazar

Adelgazar calorias

Esta, es sin duda una de las virtudes más extendidas de esta sabrosa infusión. Se dice que el té blanco sería adelgazante y aceleraría el metabolismo, favoreciendo la reducción de grasa corporal y colesterol.

La medicina natural sostiene que ayudaría a evitar la retención de líquidos y mejoraría nuestra digestión, eliminando el exceso de grasas. Estas afirmaciones tienen una una base científica: distintas investigaciones han sugerido que el té negro y el té verde acelerarían el metabolismo. De hecho, un estudio reciente de laboratorio señaló que el té blanco podría estimular la ruptura de células grasas. Los datos no son concluyentes.

Sin embargo, para que la pérdida de peso sea efectiva debemos ponernos en manos de un nutricionista que nos pueda indicar la mejor dieta que debemos seguir para nuestro caso en particular.

Descubre: Té blanco para bajar de peso

¿Ya consumes té blanco? ¿Hay algún otro tipo de infusión que tomes con frecuencia como té rojo o té verde? Esperamos que te animes a introducir el té blanco como una nueva infusión que tomar tras las comidas o como acompañante en tu merienda. Su sabor suave hace que sea un té delicioso y fácil de consumir. ¿Te animas ya a probarlo?

  • Hilal, Y., & Engelhardt, U. (2007). Characterisation of white tea–Comparison to green and black tea. Journal für Verbraucherschutz und Lebensmittelsicherheit2(4), 414-421.
  • Larrucea, C., Henríquez, E., Inostroza, M., Campos, L., Peña, C., Larrucea, C., … & Larrucea, K. (2013). Efecto inmediato de infusiones de consumo habitual en las propiedades salivales. International journal of odontostomatology7(3), 343-349.
  • Santana-Rios, G., Orner, G. A., Amantana, A., Provost, C., Wu, S. Y., & Dashwood, R. H. (2001). Potent antimutagenic activity of white tea in comparison with green tea in the Salmonella assay. Mutation Research/Genetic Toxicology and Environmental Mutagenesis495(1), 61-74.
  • J Nutr Sci. 2016; 5: e47. Published online 2016 Dec 29. Flavonoids: an overview. doi: 10.1017/jns.2016.41
  • Nutrients. 2018 Dec 1;10(12). pii: E1852. The Effects of Flavonoids on Cardiovascular Health: A Review of Human Intervention Trials and Implications for Cerebrovascular Function. doi: 10.3390/nu10121852.
  • J Food Sci. 2016 Jan;81(1):H235-9. Analysis of Naturally Occurring Fluoride in Commercial Teas and Estimation of Its Daily Intake through Tea Consumption. doi: 10.1111/1750-3841.13180. Epub 2015 Dec 8.
  • Nutr Res. 2009 Nov;29(11):784-93. Green tea, black tea, and epigallocatechin modify body composition, improve glucose tolerance, and differentially alter metabolic gene expression in rats fed a high-fat diet. doi: 10.1016/j.nutres.2009.10.003.
  • Nutr Metab (Lond). 2009 May 1;6:20. White Tea extract induces lipolytic activity and inhibits adipogenesis in human subcutaneous (pre)-adipocytes. doi: 10.1186/1743-7075-6-20.