Enfermedad de Crohn: síntomas y tratamiento

Valeria Sabater · 9 noviembre, 2019
Si bien todos podemos padecerla, los científicos sospechan que la enfermedad de Crohn, que suele manifestarse entre los 6 los 40 años, tiene un componente hereditario.

Quizás hayas oído hablar de la enfermedad de Crohn o hasta la conozcas de primera mano. Son muchas las personas que la padecen y que han de adaptar su vida a la enfermedad de Crohn. Esta enfermedad intestinal inflamatoria no solo afecta al funcionamiento del sistema digestivo, también a todas sus partes, desde la boca hasta el recto. Es importante conocer sus síntomas, por eso te recomendemos este artículo para que sepas un poco más sobre la enfermedad de Crohn.

Hoy en día aún se desconoce la causa de esta enfermedad. Se trata de una afección que provoca una inflamación que se hace crónica y afecta las paredes intestinales engrosándolas. Veámoslo detenidamente.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

sistema digestivo

La enfermedad de Crohn es fundamentalmente una irritación o hinchazón de cualquier parte del tubo digestivo. Nos afecta de dos maneras: inflamando el intestino delgado o manifestándose como colitis ulcerosa en el intestino grueso, el colon y el recto. La acumulación de tejido cicatricial dentro del intestino hace que alimentos y heces pasen lentamente por el tubo digestivo causándonos dolor, cólicos y diarrea.

Quiénes padecen esta enfermedad

Desafortunadamente, todos podemos desarrollar la enfermedad de Crohn y se presenta en igual grado tanto en mujeres como en hombres. Sin embargo, los científicos sospechan que tiene una base hereditaria y suele manifestarse en adultos jóvenes entre los 16 y 40 años.

Causa de la enfermedad de Crohn

En la actualidad, se siguen realizando investigaciones para comprender el origen de esta enfermedad. Hoy, se sabe que obedece en una alteración incomprensible del sistema inmunitario que súbitamente ataca a bacterias y virus inofensivos. Durante el ataque, se acumulan glóbulos blancos en el revestimiento intestinal. Estos terminan acumulándose y creando tejido cicatricial allí y provocan inflamación crónica y lesiones.

¿Qué síntomas tiene la enfermedad de Crohn?

Los síntomas de esta enfermedad dependen de la zona gastrointestinal que esté afectada: boca, intestino grueso o delgado, recto, etc. Pueden aparecer súbitamente y luego desaparecer o permanecer dolorosamente durante un tiempo prolongado. Los síntomas suelen ser los siguientes:

  • Dolor en el vientre, cólicos
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Pocas ganas de comer
  • Pérdida de peso
  • Dolor al ir al baño
  • Estreñimiento
  • Inflamación de los ojos
  • Fístulas de pus en el área del recto
  • Úlceras bucales
  • Inflamaciones, dolor en las articulaciones
  • Llagas en la piel
  • Encías de la boca inflamadas

 ¿Qué pruebas diagnostican la enfermedad de Crohn?

Dado que los síntomas podrían conducir a confusiones, nuestro médico decidirá qué pruebas se requieren para obtener un diagnóstico adecuado. Por ello, lo normal es que se realicen:

  • Análisis de sangre
  • Colonoscopias
  • Tomografía computarizada (TC)
  • Serie radiográfica del abdomen (rayos X)

Tratamientos

Normalmente, para tratar la enfermedad de Crohn se utilizan los siguientes recursos médicos:

  • Medicamentos antiinflamatorios y antidiarreicos: para aliviar la inflamación, el dolor y la diarrea.
  • Esteroides: se utilizan durante muy poco tiempo, porque suelen ocasionar secundarios graves.
  • Supresores del sistema inmunitario como la azatioprina: impiden que el sistema inmunitario ataque a las partes sanas de nuestro cuerpo.
  • Antibióticos: se usan para tratar la acumulación de bacterias en el intestino delgado.

Dieta y nutrición

vitamin-b12

Desgraciadamente, la alimentación no resuelve el problema de la enfermedad de Crohn. No obstante, puede aliviar la inflamación, el dolor y brindarnos una mejor calidad de vida en la medida de lo posible. Los nutricionistas recomienden lo siguiente:

  • Tomar suplementos de vitamina B12: nos ayudará a aliviar muchos de los síntomas, evitará anemias e inflamaciones, fortaleciendo nuestro sistema inmunológico.
  • Ingerir calcio y vitamina D: nos ayudarán a realizar mejor nuestras funciones básicas.
  • Beber mucha agua, pocas cantidades durante todo el día.
  • Evitar los alimentos ricos en fibra, no es adecuado para los intestinos inflamados.
  • No ingieras alimentos grasos, fritos ni salsas.
  • Limita los lácteos. Son difíciles de digerir y causan dolor.
  • Evitar los alimentos que causan gases.

No dudes en consultar con tu médico si crees que presentas alguno o varios síntomas de esta enfermedad.

  • Lichtenstein, G. R.; Hanauer, S. B., and Sandborn, W. J. (2009). “Practice Parameters Committee of American College of Gastroenterology, Management of Crohn’s disease in adults”, Am J Gastroenterol, 104 (2): 465-483.
  • Fry, R. D.; Mahmoud, N.; Maron, D. J.; Ross, H. M.; Rombeau, J. (2007). “Colon and rectum”. In: Townsend, C. M.; Beauchamp, R. D.; Evers, B. M., and Mattox, K. L. (Eds.) Sabiston Textbook of Surgery. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier.
  • Rutgeerts, P.; Vermeire, S., and Van Assche, G. (2009). “Biological therapies for inflammatory bowel diseases”, Gastroenterology, 136 (4): 1182-1197.