Estreñimiento infantil: qué es y cómo combatirlo

Daniela Castro 4 julio, 2018
Una mala alimentación y el bajo consumo de agua suele incidir en la aparición del estreñimiento infantil. Por fortuna, hay sencillos consejos y remedios naturales que facilitan su tratamiento.

El estreñimiento infantil es uno de los trastornos que pueden causar preocupación entre los padres. A pesar de que es una de las molestias más habituales en los menores, su aparición es uno de los principales motivos de consultas en pediatría.

Si bien no se considera una enfermedad como tal, su desarrollo puede incidir en otros síntomas digestivos que hacen sentir mal al pequeño. Además, en muchos casos se da de forma repetitiva y prolongada, siendo necesario el uso de tratamientos médicos.

La buena noticia es que casi siempre se puede solucionar con cambios en la dieta y algunos remedios de origen natural. Por eso, a continuación queremos repasar sus principales síntomas y causas y las medidas que facilitan su tratamiento. ¡Descúbrelo!

¿Qué es el estreñimiento infantil?

El estreñimiento infantil ocurre cuando se disminuye la frecuencia evacuatoria intestinal. En los niños es difícil identificarlo, dado que en cada etapa su número de deposiciones varía. Sin embargo, en general se habla de esta condición cuando hay menos de tres evacuaciones a la semana o las heces son duras y secas.

Combatir el estreñimiento infantil.

El síntoma puede afectar tanto a los bebés de pocos meses de nacer, como a los niños mayores. Por otro lado, puede ocurrir de forma aguda o crónica, de acuerdo a su desarrollo y periodo de duración. Es decir, es agudo cuando se da en un periodo concreto y crónico cuando se prolonga hasta por un año.

Te recomendamos leer: 7 remedios caseros para el estreñimiento severo

Síntomas del estreñimiento en niños

Para reconocer los síntomas del estreñimiento infantil es importante conocer los hábitos del niño. De este modo, cuando se disminuya el número de veces en que va al baño, se pueden encender las alertas. Además de tener menos deposiciones a la semana, las manifestaciones pueden incluir:

  • Heces duras y secas
  • Demasiado esfuerzo o dolor al evacuar
  • Pérdida del apetito
  • Distensión abdominal
  • Eructos y gases frecuentes

¿Cuáles son las causas del estreñimiento infantil?

Los casos de estreñimiento infantil rara vez tienen su origen en una causa orgánica. Si bien puede originarse a raíz de una alteración anatómica del colon o recto, la mayor parte de las veces es el resultado de malos hábitos alimentarios y sedentarismo.

Los factores que favorecen la aparición de esta condición incluyen:

  • Bajo consumo de agua y alimentos con fibra
  • Abuso de alimentos astringentes (plátano, patata, arroz, manzana, chocolate y dulces)
  • Desórdenes en los horarios de las comidas
  • Desajuste de los peristaltismos
  • Introducción de alimentos sólidos en niños pequeños o bebés
  • Estrés emocional
  • Predisposición familiar
  • Consumo de algunos fármacos
  • Retener las heces (aguantar las ganas)

Consejos para combatir el estreñimiento infantil

Cuando los niños o bebés están estreñidos lo mejor es acudir al pediatra para determinar si es algo pasajero o si tiene que ver con otras enfermedades. Cuando el problema es leve, suele combatirse con unos sencillos cambios en la dieta. De hecho, en general hay hábitos que promueven su alivio independientemente de su severidad.

Mejorar la dieta

La primera medida es mejorar la alimentación e incorporar alimentos ricos en fibra. Este nutriente participa en la digestión y favorece la expulsión de las heces. Se puede encontrar, por ejemplo, en cereales integrales y frutas y vegetales.

Proporcionarles más líquido

Un buen aporte de agua y líquidos saludables es clave para el control del estreñimiento infantil. Esto se debe a que los líquidos aumentan el volumen de la fibra y permiten que las heces sean más suaves para facilitar su paso por el intestino.

Niño bebiendo agua.

Hacer un masaje suave

Esta sencilla medida es calmante tanto para los bebés como para los niños pequeños. Dado que los masajes favorecen el tránsito intestinal, su aplicación disminuye el estreñimiento. Para obtener este efecto, los movimientos deben ser profundos y circulares, en el sentido de las agujas del reloj.

Fomentar el juego y deporte

La actividad física desempeña un papel importante en el control del estreñimiento infantil. Los niños que son sedentarios tienen más predisposición a desarrollar este problema. En cambio, los pequeños que son activos gozan de una mejor salud intestinal y digestiva.

Remedios caseros para combatir el estreñimiento infantil

Los profesionales en salud y pediatras solo aconsejan el uso de laxantes cuando es estrictamente necesario. Dado que las digestiones pesadas suelen ser resultado de una mala dieta, algunas soluciones naturales pueden ayudar.

Infusión de ciruelas

Las propiedades laxantes de las ciruelas favorecen la expulsión de las heces retenidas y estimulan el movimiento intestinal. Si bien es válido prepararlas en jugo, también se pueden hacer en una sencilla infusión.

Ingredientes

  • 1 ciruela
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve la ciruela en una taza de agua y déjala reposar.
  • Cuando esté lista, fíltrala con un colador.

Modo de uso

  • Dale al niño una o dos onzas de infusión, dos veces al día.

Sábila y aceite de oliva

Este remedio no tiene el sabor más agradable; sin embargo, es una de las mejores soluciones contra los problemas intestinales en los niños.

Aceite de oliva para combatir el estreñimiento.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de oliva (5 ml)
  • 3 gotas de aceite de sábila

Preparación

  • Combina el aceite de oliva con el aceite de sábila.

Modo de uso

  • Suministra el remedio al niño en ayunas.

Miel con leche

El tratamiento de miel con leche es uno de los preferidos para aliviar esta condición, ya que los niños se lo toman con mucha facilidad.

Leer también: 7 razones por las que deberías tomar un vaso de leche con miel antes de dormir

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel orgánica (20 g)
  • 1 vaso de leche sin lactosa (200 ml)

Preparación

  • Agrega la miel en el vaso de leche y mézclala hasta que se disuelva bien.

Modo de uso

  • Haz que el niño tome la bebida antes de ir a la cama o en ayunas.

¿Notas algún síntoma de estreñimiento infantil en tu hijo? No dudes en aplicar todas las recomendaciones dadas. Si el problema persiste a pesar de todo, consulta a su pediatra.

Te puede gustar