Infusión de rosas: cómo prepararla, paso a paso

Valeria Sabater · 18 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 15 noviembre, 2018
Para obtener todos los beneficios de esta colorida infusión, tomaremos los pétalos frescos, ya que en el proceso de secado pierden más de un 40% de vitamina C.

Té de rosas, dulzura exquisita ahumada por la satinada frescura de las rosas. Una bebida caliente que hará las delicias de los amantes del té, además de aportar diferentes beneficios. Te presentamos esta sencilla receta tan arraigada en la cultura oriental, y que sería recomendable adoptar de modo habitual en nuestra dieta.

Propiedades del té de rosas

El té de rosas es depurativo y antioxidante.

Sería diurético

Si bien no hemos encontrado estudios al respecto, a lo largo de la historia, se le han atribuido diversas propiedades al té de rosas, entre ellos ayudar a depurar nuestro organismo.

Se cree que activaría mecanismos diuréticos permitiendo la eliminación de líquidos e impidiendo su retención. Por supuesto, esto no se conseguirría con la primera taza de té, se necesitaría un consumo regular con el que empezar a notar sus beneficios.

Contendría vitamina C

Los pétalos de rosa poseen de por sí importantes beneficios para la salud. Entre ellos cabe destacar la presencia de la vitamina C. Según la “Food and Drug Administration, se ha demostrado que los capullos, el tallo y los pétalos de rosa, tienen altos niveles de vitamina C, sobre todo en su forma cruda. Sin embargo, pueden perder entre el 45 y el 60 por ciento de su contenido de vitamina C a través del proceso de secado.

Sería entonces recomendable tomar los pétalos frescos para hacer nuestra sencilla receta. Asi aprovecharíamos al máximo la vitamina C, una sustancia fundamental para nuestro sistema inmune que también promueve la salud de la piel y los huesos, a la vez que ayuda al cuerpo a absorber el hierro.

Sería antioxidante

El té de rosas contiene otra interesante propiedad que fue señalada en un artículo publicado en Journal of Food Science: sus niveles de antioxidantes. Entre ellos cabe destacar catequinas y polifenoles. Los antioxidantes son sustancias que protegen nuestro cuerpo del daño de los radicales libres. Estos serían los responsables del envejecimiento celular y el cáncer.

Los antioxidantes podrían no solo prevenir el daño de los radicales libres sino también destruir las células cancerígenas sin dañar las células sanas circundantes. Más estudios al respecto serían necesarios.
Algo realmente interesante para mantenernos sanos no solo por dentro, sino también por fuera. El té de rosas nos facilitaría mantener una apariencia fresca y joven… y es que ya lo dice la expresión: “Fresca como una rosa”.

No dejes de leer: 6 formas de usar pétalos de rosas en tu rutina de belleza

Recomendable para las mujeres

Entre sus beneficios sería destacable también su capacidad para aliviar los dolores producidos por la menstruación. En el año 2006, una investigación señaló que esta infusión ayudaría a mejorar los síntomas de la dismenorrea.

Ayudaría al sistema respiratorio

Algunas personas sostienen que el té de rosas sería útil para aliviar también diversos problemas respiratorios causados por la gripe y el resfriado.

Sería un tónico para el sistema nervioso

Por último, cabe señalar también, sus supuestos beneficios para el sistema nervioso. Su uso regular podría ayudar a aliviar el insomnio y la fatiga, permitiendo encontrar el descanso y el alivio tras una larga jornada de trabajo. Cabe mencionar que no hemos encontrado evidencia al respecto.

No te pierdas: 5 infusiones diuréticas para eliminar líquidos

Preparación del té de rosas

Aprende a preparar el té de rosas.

Ingredientes

  • 5 o 6 pétalos de rosa limpios para una sola taza. Es importante asegurarnos que no hayan recibido ningún toxico o pesticida. Recomendable también que sean frescos. 
  • Agua
  • Miel (o azúcar) si deseamos endulzar el té.

Preparación

El té de rosas es realmente fácil de preparar, no tenemos más que colocar los pétalos en nuestra tetera cuando el agua esté hirviendo, para después, dejar que la mezcla repose durante 5 o 10 minutos, colarla y servir acompañada de miel o azúcar según nuestro deseo.

El té de rosas es un sencillo placer contenido en una receta milenaria que nos podría aportar una pincelada de salud en esas horas de media tarde, en que el cansancio y la fatiga se apoderan de nosotros.

  • Jadhav, A. N., & Bhutani, K. K. (2005). Ayurveda and gynecological disorders. Journal of Ethnopharmacology. https://doi.org/10.1016/j.jep.2004.10.020
  • Schuhly, W. (2004). Major herbs of ayurveda. Phytomedicine. https://doi.org/10.1016/j.phymed.2004.06.003
  • Vinokur, Y., Rodov, V., Reznick, N., Goldman, G., Horev, B., Umiel, N., & Friedman, H. (2006). Rose petal tea as an antioxidant-rich beverage: Cultivar effects. Journal of Food Science. Rose Petal Tea as an Antioxidant‐rich Beverage: Cultivar Effects. https://doi.org/10.1111/j.1365-2621.2006.tb12404.x
  • J Midwifery Womens Health. 2005 Sep-Oct;50(5):e51-7. Rose tea for relief of primary dysmenorrhea in adolescents: a randomized controlled trial in Taiwan. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16154059
  • National Institutes of Health. Vitamin C. https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminC-HealthProfessional/
  • Int J Vitam Nutr Res Suppl. 1989;30:103-8. The role of vitamin C in iron absorption. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2507689