Infusiones para tratar la retención de líquidos

Valeria Sabater · 25 junio, 2014
Además de ser diurética y desintoxicante, la cola de caballo es un excelente astringente, por lo que es muy útil también en casos de gastroenteritis

Los edemas son un problema común. Seguro que te ha pasado alguna vez: una mañana te pones tu ropa con tranquilidad y, sin embargo, al día siguiente te cuesta abrocharte el pantalón. Es entonces cuando te das cuenta de que debes tratar la retención de líquidos.

Se trata de un desequilibrio en nuestro cuerpo que ocasiona pesadez e hinchazón en piernas, tobillos, abdomen… Síntomas que podemos solucionar con las siguientes infusiones.¡Conócelas!

¿Qué plantas medicinales ayudan a tratar la retención de líquidos?

La retención de líquidos nos provoca pesadez y molestia. Nos sentimos hinchadas y, lo que es peor, ante el espejo nos ofrece la sensación de que hemos aumentado de peso.

Se debe básicamente a fluctuaciones hormonales (síndrome premenstrual, por ejemplo), así como a los efectos de una vida sedentaria o incluso a enfermedades asociadas como problemas cardíacos, hepáticos, hipertensión, el efecto del estrés y también las contraindicaciones de varios medicamentos.

1. Infusión de boldo

Infusión de boldo para tratar la retención de líquidos

Excelente opción ideal para tomar dos veces al día. Las hojas de boldo son perfectas para tratar la retención de líquidos gracias a que tienen alcaloides de isoquinolina y quinolizidina, aceites muy adecuados para favorecer la correcta circulación.

Para beneficiarnos de esta infusión no tenemos más que poner seis hojitas con una taza de agua hirviendo. Deja reposar 5 minutos y bebe poco a poco en tu desayuno y después de tu comida principal.

Lee también: Boldo, un excelente aliado para combatir enfermedades urinarias

2. Té de diente de león

Diente de leon para tratar la retención de líquido

Planta depurativa donde las haya. El diente de león es una excelente aliada para depurar, que podemos tomar tanto en infusión como en ensaladas. Nos permite eliminar líquidos y favorecer el correcto funcionamiento de los riñones, purificando además la sangre.

Es una planta maravillosa. Puedes beneficiarte de ella realizando dos infusiones al día, una en tu desayuno y otra a media tarde. No tienes más que poner unas cuantas hojas o flores de esta planta y dejar que llegue a ebullición. Después, filtra el contenido y bebe poco a poco. Te dará buen resultado.

3. Té verde

Taza de té verde

Excelente infusión depurativa que favorece la diuresis. Con el té verde no solo se depura el organismo de toxinas acumuladas, sino que además conseguimos reducir la inflamación y eliminar los líquidos retenidos. ¡Es muy beneficiosa!

Puedes tomar hasta tres tazas al día para tratar la retención de líquidos. Ya sabes que el té verde es fácil de encontrar, y mejor que lo endulces con miel antes que con azúcar normal, es más sano.

4. Cola de caballo

Infusión de cola de caballo

¿Conoces ya los grandes beneficios de la cola de caballo? Puedes encontrarla en tiendas naturales e incluso en farmacias. Es una planta con abundantes sales minerales, especialmente silicio, potasio y magnesio.

Además, es diurética, depurativa y desintoxicante. También es remineralizante, astringente y antidiarreica. ¿Cómo perder la oportunidad de beneficiarnos de ella? Sería ideal que la tomaras dos veces al día, poniendo el equivalente de una cucharita a hervir en una taza de agua. Si la mezclas con anís o menta tendrá mejor sabor.

Permite que repose cinco minutos y tómala poco a poco. Si eres constante notarás la mejoría que puede aportar la infusión de cola de caballo.

5.  Infusión de abedul

Infusión de abedul

Las hojas de este árbol son ricas en sales potásicas, ideales para favorecer una acción diurética muy efectiva en nuestro organismo, eliminando así la sensación de pesadez y la retención de líquidos.

¿Te gustaría probarla? No tienes más que buscarla en una tienda natural o una herboristería, es muy conocida y ofrece grandes resultados, perfecta también para curar posibles infecciones urinarias.

Puedes tomar entre una o dos tazas al día. Pon el equivalente a una cuchara a hervir en una taza de agua, y permite que repose cinco minutos. Puedes tomar una taza en el desayuno y otra a media tarde. Sienta muy bien, es digestiva y tiene un sabor muy agradable. No dejes de probarla.

No te pierdas: Cómo aliviar las infecciones en la vejiga con 5 remedios naturales

Recomendaciones generales para evitar la retención de líquidos

Mujer haciendo ejercicio
Para tratar la retención de líquidos hay que seguir una dieta baja en sodio, así pues, es necesario que eliminemos el consumo de sal en las comidas. Puedes aderezar tus platos con otras plantas aromáticas, o con vinagre, limón, ajo o cebolla…

Ideal si nos esforzamos un poco en seguir una dieta rica en verduras, hortalizas como calabazas, tomates, espárragos, alacachofas… Toma plátanos, son muy ricos en potasio, legumbres e hidratos de carbono complejos (pasta, arroz)…

Bebe al menos dos litros de agua al día (si te cuesta un poco, añade un poco de jugo de limón y te será más agradable). Y cómo no… no olvides hacer algo de ejercicio, basta con una hora al día: una caminata, un paseo en bici. Te ira muy bien para tu salud en general.