Infusiones que mejoran nuestra concentración

Gracias a sus propiedades el jengibre nos ayuda a revitalizar el ánimo, nos aporta energía y favorece la concentración. A su vez, es muy beneficioso para nuestro sistema inmunitario

La concentración es básica para nuestra vida diaria. No es solo una necesaria para los estudiantes, nuestro trabajo, las ocupaciones en la casa, conversaciones, e incluso tareas manuales, requieren que estemos centrados, de ahí que deseemos ofrecerte sencillos remedios que la naturaleza nos regala de primera mano.

Seguro que te ha pasado alguna vez: querer avanzar en una actividad y ver que pasa el tiempo sin conseguir la concentración adecuada. Nos distraemos, nos cansamos y los minutos pasan sin que hagamos nada ¿cómo solucionarlo? En la naturaleza existen muchos remedios que potencian las capacidades de nuestro cerebro, favoreciendo la circulación por ejemplo. Toma nota de las siguientes plantas e incluye diariamente sus infusiones en tu dieta.

Plantas que mejoran nuestra concentración

Bardana

bardana1

Puede que no la conozcas, pero la hierba medicinal bardana es rica en nutrientes, vitaminas, hierro, flavonoides, potasio, calcio, ácido cobre y cromo… es increíblemente beneficiosa y es habitual encontrarla en tiendas naturistas. Es una aliada perfecta para nuestra concentración, de ahí que se recomiende beber en infusión. Basta con que pongas a hervir en una taza de agua, una cucharadita con sus hojas. Tómala por las mañanas.

Jengibre

jengibre3

Todos conocemos los increíbles beneficios del jengibre y sus propiedades revitalizadoras. Es un antioxidante maravilloso que cuida nuestro sistema inmune y que nos aporta una gran carga de energía. Es excelente para la concentración. Para beneficiarte de él puedes hacer una infusión rallando sus raíces hasta obtener una cucharadita. Hierbe agua y, una vez en la taza, añade una cucharadita de miel. Tómalo a media tarde.

Melisa

infusion-de-melissa

Esta hierba posee grandes propiedades para estimular la concentración y la memoria. Además de ello es ideal para resolver los estados de estrés, quienes habitualmente es el culpable de que no podamos concentrarnos. Nuestro cerebro se ve influido por la la secreción de la hormona del estrés impidiendo que estemos tranquilos y atentos. De ahí que sea perfecto tomar una taza cada vez que nos notemos ansiosos o nerviosos.

No tienes más que poner un puñadito de sus hojas a hervir para notar los resultados. Así mismo, su fragancia también es muy adecuada para estimular los sentidos, por lo que colocar un ramito de melisa en tu lugar de trabajo o entorno habitual puede resultar de mucha ayuda.

Romero

te de romero

El romero es una planta aromática muy utilizada en la cocina, pero ¿sabías que es un auténtico estimulante rendimiento mental? Así es, nos ayuda a concentrarnos, a mejorar nuestra memoria, y además, es un antidepresivo natural que combate el cansancio. Para ayudarte del romero y mejorar tu concentración, puedes tomar una tacita después de las comidas principales. No tienes más que hervir dos ramas de romero en un vaso de agua. Tómalo por la tarde.

Orégano

oregano Fernando Stankruns

El orégano es otra planta aromática enormemente beneficiosa: contiene flavonoides, que ayudan la circulación, mejoran el riego del cerebro y desarrollan la memoria.Puede que te parezca extraño tomar una infusión de orégano, pero de hecho es muy habitual y exquisita si la acompañamos con una cucharada de miel y una chorradita de limón. El sabor es excelente y mejora nuestra concentración.

Ginseng

Infusiones digestivas

 

El Ginseng es muy fácil de encontrar en nuestras tiendas naturales e incluso en nuestros supermercados. Contiene componentes estimulantes y vasodilatadoras, mejorando además la circulación de la sangre manteniendo los capilares limpios y dilatados. Es perfecto para mejorar nuestra concentración en las tareas, nos mantiene con energías y suficientemente centrados para ser efectivos. El Ginseng puedes consumirlo en cápsulas o en infusión, pero te recomendamos que no lo tomes más de cinco días seguidos ya que puede causar dolor de cabeza. Lo normal son dos tazas al día, coloca dos trocitos pequeños de sus raíces en vaso de agua hirviendo. Déjalo veinte minutos, ya que tiene que cocerse bien, después permite que repose diez minutos y tómatelo poco a poco.

Te recomendamos que a la hora de realizar tus infusiones no utilices cacerolas de hierro o aluminio, ya que estos materiales dañarían las propiedades medicinales de las plantas. Es por ello que existen teteras con materiales óptimos, como por ejemplo de barro, para sacar el mayor partido de las mismas.

Te puede gustar