Cuál es la actual pirámide nutricional

Los requerimientos de la pirámide nutricional van evolucionando o cambiando en función de las necesidades humanas. Según avanza la especie, hay algunos escalones que varían para asegurar un estilo de vida saludable

Para ser más consciente de qué tipos de alimentos debemos incluir en nuestra dieta diaria y en qué cantidad, será importante conocer la pirámide nutricional.

Este esquema nos permitirá conocer los alimentos más recomendables para una alimentación sana, que debemos tratar de consumir todos los días, así como cuáles son menos saludables y debemos limitar.

En definitiva, la pirámide nutricional o pirámide alimentaria es un esquema gráfico diseñado con el fin de indicar qué alimentos son más necesarios en la dieta, y su cantidad recomendada. Sobre esta pirámide existen distintos diseños según varios países y evolucionados a lo largo de las décadas.

Los inicios de la pirámide nutricional

Los primeros diseños de la pirámide nutricional datan de la década de los años 70, siendo la más conocida la introducida por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Esta fue diseñada en el año 1992 y revisada en el año 2005.

En su base, la figura más reconocida de la pirámide alimentaria incluye alimentos como el pan, los cereales, el arroz y la pasta. Estos alimentos, ricos en hidratos de carbono, serán los que haya que consumir con mayor frecuencia.

Pirámide alimentaria.

Sobre ellos se encuentran las frutas y las verduras, con su aporte de fibra, vitaminas, sales, proteínas y demás nutrientes. A continuación, están las carnes y pescados, los lácteos y los huevos. Estos alimentos aportan unas altas cantidades de proteínas, pero deben tomarse en menor cantidad.

Por último, en la cúspide de la pirámide están los aceites, las grasas saturadas y los dulces. Estos alimentos, debido a sus elevados contenidos en calorías, deben limitarse dentro de la dieta diaria y consumirse con bastante moderación.

Los objetivos de esta pirámide nutricional son que cada persona obtenga las cantidades recomendadas de hidratos de carbono, para conseguir energía, y las vitaminas y minerales para los procesos químicos del organismo.

Por otro lado, debemos consumir la cantidad necesaria de proteínas para el desarrollo y la buena salud de los tejidos del cuerpo.

Como complemento, el esquema debe acompañarse de un consumo diario de entre 1,5 y 2 litros de agua, para una correcta hidratación.

Ver también: 5 errores de hidratación más comunes.

La pirámide nutricional actual

Como hemos comentado, el esquema de la pirámide nutricional ha ido evolucionando a lo largo de los años, ligado a las nuevas investigaciones y descubrimientos relacionados con la nutrición.

El diseño más actual de la pirámide nutricional tiene como base el ejercicio físico frecuente, mantener una correcta hidratación y, en definitiva, un estilo de vida saludable.

Alimentos de una pirámide nutricional.

Sobre esta base se encuentran, como ya ocurría antes, los alimentos ricos en hidratos de carbono, que deberán consumirse en mayor o menor medida según la actividad física de cada persona.

A continuación encontramos las frutas, las verduras y el aceite de oliva, que deberemos tratar de consumir varias veces al día. Concretamente, debemos consumir entre dos y tres raciones de verdura al día, y entre tres y cuatro piezas de fruta al día.

Sobre este nivel, se sitúan los lácteos, el pescado, los huevos y carnes de bajo contenido en grasa, como el pollo o el pavo. Estos alimentos son una buena fuente de proteínas, pero debemos limitar su consumo a un máximo de una vez diaria, o unas cinco veces a la semana.

Por encima de estos, están todos los productos que debemos limitar en nuestra dieta, con un consumo opcional, ocasional y moderado. Entre estos alimentos, están las carnes rojas, como el cerdo, la ternera o cualquier embutido. En el último nivel de la pirámide nutricional siguen estando las grasas saturadas, los dulces y la bollería.

No obstante, frente a los diseños de la pirámide nutricional más tradicional, el nuevo esquema incluye dos tipos de productos. Por un lado, están las bebidas fermentadas, como la cerveza, el vino o los licores. El esquema deja claro que este tipo de alimentos deben consumirse de manera opcional, moderada y, sobre todo, responsable en adultos.

La nueva cúspide de la pirámide

Pirámide nutricional.

Además, la cúspide de la nueva pirámide nutricional incluye los suplementos nutricionales. Este tipo de productos, como los suplementos de vitaminas o de sales minerales, solo deben ser consumidas como opción individualizada, según las necesidades y recomendaciones médicas de cada persona.

Este podría ser el caso de personas con un enfermedad, como una alergia o una intolerancia, que les impiden ingerir cierto tipo de alimentos.

Por otro lado, podrían estar las personas que siguen una alimentación vegetariana o vegana y que, para poder conseguir todos los nutrientes necesarios, debe recurrir a algún suplemento como la vitamina B12.

No conviene tomarlos libremente y deberá ser nuestro médico el que los recete según nuestro caso particular.