Las increíbles propiedades de la rúcula

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 14 noviembre, 2018
¿Sabías que la rúcula es una de las verduras más completas para cuidar de la salud? Además de ser beneficiosa para nuestro sistema cardiovascular, también tiene propiedades anticancerígenas.

La rúcula no es una hortaliza cualquiera. La hacen especial su peculiar sabor y, sobre todo, sus grandes beneficios para nuestro organismo. 

Es muy común en la zona del Mediterráneo. Se la utiliza para preparar, entre otros muchos platos, ensaladas y sándwiches. Al final de este artículo, te ofreceremos una de esas deliciosas recetas en las que la rúcula tiene un particular protagonismo. Antes, hablaremos de sus propiedades y de cómo estas podrían favorecer tu salud.

Propiedades de la rúcula

A esta planta mediterránea, también se la conoce con otros nombres, tales como: oruga, ruqueta, arúgula y jaramago. Sus hojas se pueden consumir crudas o bien, cocinadas.

Como se dijo antes, sus propiedades son muchas. Entre ellas, son de destacar:

Anticancerígenas

La rúcula contiene glucosinolato. Esta sustancia es muy efectiva en la lucha contra algunos tipos de cáncer. Entre ellos, cabría mencionar: el de páncreas, de mama y el cáncer colorrectal.

Tiene un alto contenido en vitamina A. Esta,unida a los flavonoides, evita, asimismo, otros tipos de cáncer, como el de pulmón, el bucal y el cáncer de piel. Como si fuera poco, la clorofila que contiene evita que el hígado se vea dañado por sustancias cancerígenas.

Si te interesa ampliar información, lee también: 5 increíbles alimentos que nos protegen del cáncer.

Contra el envejecimiento

Al igual que otras verduras como la col y el brócoli o brécol, la rúcula posee un gran poder desintoxicante. Por su alto contenido de ácido fólico y vitamina B, evita que el cerebro envejezca prematuramente y previene las inflamaciones.

Potenciadora de nuestra salud en general

Ello se debe fundamentalmente a que es rica en vitamina K. Esta vitamina ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares. No menos importante es el hecho de que favorece que nuestro organismo asimile el calcio que tiene la propia rúcula. Son de sobra conocidos los beneficios del calcio para la salud de los huesos.

Además, facilita la digestión. Cuando la comemos, sentimos que estamos llenos. Sin embargo, la cantidad de calorías que hemos consumido es muy baja. Este es, sin duda, otro de sus grandes valores nutritivos. De ahí que se recomiende su ingesta especialmente cuando se desea bajar de peso.

La vitamina C que aporta a nuestro organismo, nos pone en mejores condiciones a la hora de combatir enfermedades. O lo que es lo mismo, fortalece nuestro sistema inmunitario. Potasio, fósforo y manganeso son minerales que contiene la rúcula y que contribuyen al buen funcionamiento de nuestro organismo.

A todo ello, habría que añadir que la rúcula baja el nivel de colesterol malo o LDL en sangre. Ayuda, asimismo, a regular el nivel de azúcar. De ahí que sea un alimento ideal para evitar enfermedades como la diabetes.

Por último, su importante contenido en carotenoides contribuye a prevenir las cataratas.

Te puede interesar también: ¿Cómo saber si me faltan minerales?

Ensalada caprese con rúcula

La receta que te proponemos a continuación, forma parte de la llamada dieta mediterránea. Es muy sencilla, llena de color y sumamente beneficiosa para la salud.

Ingredientes

  • 4 tazas de rúcula
  • 4 tomates de buena calidad
  • 1 trozo de mozzarella
  • Olivas o aceitunas negras, a gusto
  • Buen chorro de aceite de oliva
  • Pizca de sal
  • Pizca de albahaca

Mezcla todo en un bol y deléitate con la exquisita ensalada que acabas de preparar.

Ya conoces los grandes beneficios la rúcula para nuestra salud. Si aún no la has probado o incorporado a tus comidas, hazlo cuanto antes.

Si, por el contrario, la comes habitualmente, cuéntamos cómo sueles prepararla. A nuestra comunidad, tu opinión le interesa. 

Fotografía cortesía de Suat Eman – Freedigitalphotos.net

Martínez Laborde, JB. (1989). "Diplotaxis", Lagascalia, 15 extra (Sevilla): 243-248. ______ . (1992). "Diplotaxis", Anales Jardín Botánico, 49 (Madrid): 231-244. Padulosi, S., and Pignone, D. (eds.). (1996). "Rocket: A Meditarreanean crop for the world" (A report of a workshop of the Project on Underrutilized Mediterranean Species). Padova: IPGRI.