Las mejores semillas para tratar la migraña

Valeria Sabater·
15 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
17 Mayo, 2019
Además de añadir ciertas semillas a la dieta, como pueden ser las de sésamo, para mitigar la migraña es muy importante que evitemos los alimentos detonantes, como la chatarra y las conservas.

Sabemos que adoptar una dieta preventiva es ideal tanto para reducir el riesgo de que aparezca como para tratar la migraña. Esto es porque se ha comprobado que la alimentación incide en gran medida en la salud y en la prevención de problemas varios. 

Dentro de lo que representa una dieta preventiva para la migraña, hay muchos alimentos nutritivos, deliciosos y, en definitiva, muy beneficiosos. Sin embargo, en esta ocasión queremos destacar un tipo de alimento en concreto: las semillas.

De acuerdo con estudios como este publicado en el año 2017 indican que el consumo de alimentos saludables y, en particular, alimentos con propiedades antiinflamatorias –como las semillas– contribuye con el bienestar de los pacientes que sufren de migraña.

La migraña y la alimentación

Una causa demostrada de las migrañas es la reacción del cuerpo a ciertas sustancias presentes en algunos alimentos. El estrés e incluso una predisposición genética hacia esta dolencia determinan el que podamos sufrirla.

Hay alimentos que pueden actuar como verdaderos tóxicos (antígenos) para el cuerpo. Estos alimentos hacen que se sinteticen sustancias vasodilatadoras e inflamatorias de las arterias cerebrales y de ahí, el dolor.

Debes saber también que a veces, incluso tomando medicación y cuidando la alimentación, podemos sufrirlas en determinados momentos. ¿La causa? Hay estímulos que pueden actuar como detonantes. El estrés, la menstruación, no desayunar, no dormir bien o incluso el sobreesfuerzo físico, pueden desencadenarla.

Lo ideal es llevar un registro de cómo reaccionas a diferentes situaciones para poder controlarlas. A veces incluso un perfume fuerte puede causarte migraña. Vale la pena tener este tipo de detalles en cuenta.

Mientras consultas con tu médico más detalles, a continuación te indicaremos qué alimentos deberías evitar en tu dieta, para así reducir el riesgo de sufrir una migraña o, si ya se presentó, mitigarla.

Te puede interesar: Los síntomas del dolor de cabeza por estrés

Aminas biógenas

Las aminas son elementos como la histamina o la tiramina. Están presentes en muchos alimentos como los quesos, el chocolate, el vino, la cerveza o las conservas de pescado.

Aditivos alimentarios

¿Sabes lo que es el glutamato monosódico? Lo consideran el quinto sabor, se trata de un compuesto que se suele añadir artificialmente en muchos alimentos para potenciar el sabor y hacerlo más agradable a la boca.

¿Y cuáles pueden ser los alimentos que lo contienen? Está presente en las pizzas, las hamburguesas, golosinas, repostería y también en la comida china. Debes saber que incluso los tomates y el queso parmesano tienen de modo natural glutamato monosódico.

Otros alimentos a tener en cuenta

Entre ellos se pueden mencionar las conservas de atún, sardinas y anchoas. También embutidos, hígado, carnes rojas. Tampoco son recomendables en este caso el chucrut, la soja, las berenjenas y los tomates, el vino tinto o blanco, la cerveza, la levadura de cerveza y frutas que estén muy maduras.

Beneficios de las semillas para tratar la migraña

Las semillas son alimentos saludables que se pueden integrar con regularidad a la dieta, puesto que aportan múltiples nutrientes esenciales para la salud.

Semillas de girasol

Las semillas de girasol –mejor conocidas como “pipas”– son una buena opción para complementar la dieta para prevenir o mitigar las migrañas. Para aprovechar al máximo sus aportes, hay que consumirlas al natural, es decir, sin salar ni tostar.

De acuerdo con los expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), “se trata de un producto sumamente energético; contienen el doble de hierro que las uvas pasas y los cacahuetes, y son ricas en calcio, en fibra y vitamina E”.

Descubre: Alimentos que aportan la vitamina E

Semillas de lino

Incluye linaza en tu dieta diaria y disfruta estos 10 beneficios

En el ámbito popular se suele decir que las semillas de lino son buenas opciones para mejorar la salud digestiva y complementar la dieta orientada a al adelgazamiento, la reducción del colesterol y el control del azúcar en la sangre.

¿Y serían buenas también las semillas de lino para tratar las migrañas? Sí. Según los expertos de Mayo Clinic, “la linaza es buena para la salud ya que es rica en fibra y ácidos grasos omega-3, así como en fitoquímicos llamados lignanos”.

Descubre: ¿Qué son los ácidos omega 3, omega 6 y omega 9?

Semillas de chía

En el ámbito popular, las semillas de chía forman parte de la lista de superalimentos que se suelen recomendar para complementar cualquier dieta saludable. De hecho, es habitual que muchos deportistas las tomen, así como personas que necesitan suplementos alimenticios o que, sencillamente, deseen adelgazar.

Estas semillas son ricas en ácidos grasos insaturados, proteínas y carbohidratos, por ello, son una buena opción para prevenir y aliviar la migraña.

Semillas de sésamo

Propiedades de las semillas de sésamo

¿Has probado ya las semillas de sésamo? Son sabrosas, contienen vitaminas del grupo B y proteína y combinan con muchos platos, postres y ricas también en muchos de los panes. Puedes tomarlas sueltas, unas dos cucharadas diarias para complementar tu dieta.

Descubre: Vitaminas del grupo B para un cerebro joven

¿Es necesario tomar una cantidad a diario?

Aunque estas semillas son muy saludables, no hace falta que te autoimpongas una regla y las consumas de una manera determinada todos los días. Simplemente, date la oportunidad de integrarlas de diversas maneras en tu dieta y de aprovechar todos sus beneficios.

Puedes tomar una o dos cucharaditas de semillas con un poco de yogur natural, puedes incluir una cucharadita en un batido de frutas o en un poco de limonada, o bien puedes espolvorear un puñado sobre tus ensaladas o comidas preferidas. Lo importante es que mantengas siempre tanto la moderación como la variedad en tu dieta.

  • Dodick, D. W. (2014). Thunderclap Headache. In Encyclopedia of the Neurological Sciences. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-385157-4.01102-7
  • Shalaby, A. R. (1996). Significance of biogenic amines to food safety and human health. Food Research International. https://doi.org/10.1016/S0963-9969(96)00066-X
  • Ixtaina, V. Y., Nolasco, S. M., & Tomás, M. C. (2008). Physical properties of chia (Salvia hispanica L.) seeds. Industrial Crops and Products. https://doi.org/10.1016/j.indcrop.2008.03.009