Propiedades culinarias y terapéuticas del jengibre

Gracias a sus propiedades termogénicas el jengibre puede ayudarnos a dilatar los vasos sanguíneos y mejorar la circulación. Sus beneficios antibióticos y antiinflamatorios también son muy beneficiosos para nuestro organismo.

La primera aparición del jengibre resulta muy antigua. Parece ser que sus primeros cultivos aparecieron en el sudeste asiático y fue llevado para su comercialización hasta el Asia Central por el rey persa Darío en el Siglo V a.C.

Los fenicios llevaron el jengibre hasta el Mediterráneo. Más tarde se extendió por toda la costa hasta llegar al Mar Rojo y más allá.

Pero, los mejores cultivos de la planta se encuentran en el Caribe, concretamente en Jamaica.

La planta del jengibre

El jengibre que consumimos es el tallo-raíz de la planta, con largas hojas y pequeñas flores violetas o amarillas. Puede alcanzar cerca de un metro de altura, o algo más cuando es cultivada en las laderas de las montañas.

Su tallo es lo que usamos como condimento, alimento o remedio medicinal. Para poder utilizarlo hay que esperar al menos seis meses desde su siembra. Una vez extraído de la tierra, se lava bien la planta y se deja secar durante varios días.

Jengibre Barlovento

En cuanto a su composición nutricional, cuenta con variedad de ácidos como el linoleico, ascórbico o el glutamínico. También posee:

  • Fibras.
  • Aminoácidos.
  • Aceites esenciales.
  • Varios minerales como el aluminio.
  • Fósforo.
  • Cobalto.
  • Zinc.
  • Manganeso.

Te puede interesar: ¿Cómo saber si me faltan minerales?

Uso culinario del jengibre

Son muchas las maneras de consumir jengibre. Se puede utilizar como ingrediente para hacer dulces, condimentos en comidas preparadas o infusión de su raíz.

Asimismo, el condimento se usa en el arte culinario por tener la propiedad de potenciar sabores. Aunque a veces la cocina asiática lo usa para lo contrario, disfrazar sabores fuertes de algunos mariscos o carnes, por ejemplo.

En cambio en la cocina occidental se basa su uso principalmente en el tallo-raíz seco pulverizado, dándole a los platos cierto punto picante y otro aroma.

Galletitas de jengibre

Fácilmente lo encontramos como ingrediente de repostería en bizcochos, galletas, postres de frutas, sorbetes, helados, etc. Tiene la característica de generar calor, por lo que es muy usual ver las galletitas de jengibre en invierno en muchos lugares.

Es muy sencillo preparar estas galletas:

Gingerbread man in hot chocolate

Ingredientes:

  • 300 g de mantequilla derretida.
  • 150 g de azúcar morena.
  • 150 g de miel.
  • 2 huevos.
  • Jengibre.

Visita este artículo: Cuida tu digestión con estas 6 plantas curativas

  • Cardamomo.
  • Canela en polvo.
  • 600 g de harina.

Preparación

  • Procesamos con la batidora todos los ingredientes, excepto la harina.
  • Cuando tengamos una pasta semilíquida añadimos la harina para formar la masa.
  • Estiramos la masa dejando medio centímetro de espesor.
  • Recortamos con un molde de galletitas y horneamos a 180º durante diez minutos.

Se puede decorar después con azúcar glasé, lacasitos, coco rallado o cualquier iniciativa propia.

Uso medicinal del jengibre

sliced ginger root

Desde la antigüedad, ha sido utilizado por la medicina tradicional china y tibetana para afecciones como:

  • La hinchazón abdominal.
  • Tos.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Reumatismo.
  • Inflamaciones articulares.
  • Artritis y similares.
  • Resfriado.

Lee también: Cómo fortalecer las defensas con 6 antibióticos de origen natural

Increíble antibiótico natural

Un antibiótico es un compuesto químico que elimina o frena el crecimiento de microorganismos o bacterias que enferman el cuerpo. Además de sus bondades, hay que tener en cuenta que su uso frecuente nos lleva a una adaptación que implica tener que usar cada vez mayores dosis con el consiguiente riesgo para nuestra salud.

medicina-natural

Es mejor usar antibióticos naturales que no produzcan ningún tipo de alergia o contraindicación. Son muchos los alimentos que por su composición interna y sus propiedades nos levantan las defensas e incluso acaban con determinadas enfermedades.

A continuación mostramos dos sencillas recetas de cómo usar el jengibre en té o licuado, para mejorar nuestra salud:

Té de jengibre

Es tan sencillo como rebanar un trocito pequeño de jengibre y sumergirlo un minuto en agua caliente.Tomar sorbos de esta bebida cada treinta segundos pues es bastante amargo.

Otra manera de disfrutarlo es en una saludable tisana preparada con jengibre fresco, agua hirviendo, jugo de limón y un poco de miel:

  • Hervir tres tazas de agua en una cazuela.
  • Lavar un trocito de raíz.
  • Quitarle la piel y cortarlo en trocitos pequeños.
  • Colocar el jengibre en una la tetera con tapa.
  • Añadir el agua caliente y dejarlo reposar durante 10 minutos.
  • Colar el té y servir con miel, stevia u otro endulzante natural.
  • Por último, añadir un poco de zumo de limón.

Digestivo licuado de jengibre

Zumos naturales que ayudan a adelgazar

Otra manera muy saludable de consumir el jengibre sería en un licuado con menta y manzana. Es muy sencillo de preparar.

Ingredientes:

  • Cuatro manzanas verdes.
  • Una rama de apio pelado.
  • Ocho hojas de menta fresca.
  • 90 g de jengibre fresco.
  • Stevia, miel natural o azúcar de caña integral orgánica al gusto.

Preparación:

Se corta el apio, las manzanas y se colocan junto con las hojitas de menta en la licuadora. Se añade un vaso de agua en el cual se ha disuelto el azúcar o la miel y unos cubitos de hielo. Una vez licuado todo servir y guardar en el frigorífico.

Propiedades terapéuticas

El jengibre tiene una larga trayectoria como remedio terapéutico:

  • Alivia nauseas.
  • Dolor de estómago.
  • Mareos.
  • Estimula el sistema inmune contra virus y bacterias.
  • Es antiinflamatorio.
  • Analgésico.
  • Mejora la circulación.
  • Trigliceridos altos.

¿Quieres saber más? Lee: Descubre este analgésico natural de raíces y cortezas

Dosis diaria y sus contraindicaciones

Una posología natural como tratamiento sería de 2 a 4 gramos de polvo seco del rizoma tres veces al día. Pero lo usual por la facilidad de encontrarlo fresco y en polvo seco es consumirlo con las comidas o, como hemos explicado anteriormente, en licuados y tisanas.

Aunque siempre es recomendable antes de comenzar a tomar cualquier remedio de forma sistemática consultar con nuestro médico.

Tampoco es recomendable un tratamiento continuo durante el embarazo ni en la lactancia, ni en niños menores de 6 años sin recomendación y seguimiento médico.

El jengibre y la ciencia

(Foto: Oscar Perez/ Flickr.com)

También sabemos que el jengibre tiene propiedades digestivas, estimula los jugos gástricos, fortalece la actividad muscular intestinal y las contracciones estomacales, facilitando la movilidad del alimento.

También nuevos estudios realizados demuestran los valiosos efectos del jengibre para prevenir y combatir la diabetes. Tanto las pruebas in vitro, en vivo y ensayos clínicos confirman el efecto antidiabético del jengibre.