Lecitina: ¿qué es y para qué sirve?

11 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Anna Vilarrasa
Asociada habitualmente a la lecitina de soja tomada como suplemento, la lecitina es un término genérico para referirse a un gran grupo de sustancias grasas. Entre otras cosas, es usada como un ingrediente más en la industria cosmética y alimentaria.

La lecitina es un tipo de grasa que se encuentra en algunos tejidos corporales y en algunas plantas. Químicamente, está compuesta de fosfolípidos con ácido fosfórico, colina y glicerol más uno o dos ácidos grasos. 

Aunque su nombre nos lleve directamente a pensar en suplementos alimentarios, la lecitina es una sustancia natural. Forma parte de nuestros tejidos, de tejidos de otros animales y de algunas plantas. De hecho, es una sustancia que generamos de forma habitual como resultado de los procesos digestivos normales. 

La primera vez que se aisló la lecitina fue en 1850, procedente de la yema de huevo. Curiosamente, su nombre deriva del término huevo en griego: lekhitos. Sin embargo, puede obtenerse de muchas fuentes, entre las que destacan algunas como las siguientes:

  • Soja.
  • Colza.
  • Algodón.
  • Semillas de girasol.
  • Huevo.
  • Otras grasas animales. 

Principales usos de las lecitinas

La lecitina tiene muchos usos en campos muy variados. Se usa en la industria alimentaria y farmacéutica para elaborar alimentos y cosméticos. También se puede tomar en forma de suplemento o usarla en casa para cocinar repostería casera y otros platos. 

La lecitina como suplemento alimentario

lecitina de soja

Uno de los usos particulares más extendidos de la lecitina es como suplemento alimentario. En este caso, la opción más habitual suele ser la derivada de la soja, que se puede encontrar en forma de gránulos o de cápsulas de aceite. También se elabora a partir de semillas de girasol o de la yema del huevo. 

La lecitina posee una composición nutricional y una serie de características que le otorgan numerosos beneficios para nuestro organismo. A continuación detallamos alguno de ellos: 

  • Uno de los más conocidos y por los cuales se usan más los suplementos de lecitina es el control del colesterol sanguíneo: la lecitina puede disminuir los niveles de colesterol LDL y aumentar los de HDL. 
  • Ayuda digestiva en personas con colitis ulcerosa. Al ser rica en fosafatidilcolina nutre la capa mucosa del intestino. Se han observado mejoras en los procesos digestivos de estos pacientes, que suelen tener la mucosa intestinal delicada.
  • Durante la lactancia se puede usar la lecitina para prevenir problemas recurrentes en los conductos mamarios, aunque no para tratarlos. Así lo recomienda la Fundación Canadiense para la Lactancia Materna. De esta forma, la leche perdería un poco de viscosidad y sería menos probable la obstrucción de los conductos.
  • Mejora las funciones cognitivas gracias a la colina, que juega un papel importante en el desarrollo del cerebro. Puede ayudar a mejorar la memoria.
  • Posibles beneficios durante la menopausia. Esto se desprende de un estudio reciente publicado en la revista Nutrition Journal. En él se pudo observar una reducción de la fatiga y un aumento de la energía en un grupo de mujeres durante la menopausia. No obstante, sería necesaria más investigación al respecto. 

Descubre más: Alimentación en la menopausia

El uso de la lecitina como ingrediente alimentario

Las lecitinas, independientemente de su origen, tienen capacidad emulsionante. Esto quiere decir que son capaces de unir dos líquidos que no se mezclarían bien; por ejemplo, el aceite y el agua. Como resultado, los productos alimentarios elaborados tienen una apariencia suave y unitaria. 

Es habitual encontrar emulsionantes en productos como los siguientes: 

  • Productos horneados como pasteles, bollería o pan: para evitar que se sequen o se vuelvan rancios rápidamente. También alargan su vida útil y les confieren una textura más tierna y suave. 
  • Helados: se funden más lentamente y se obtiene una textura más suave.
  • Quesos procesados: permite que la parte líquida que se añade, generalmente agua, quede bien ligada con la parte grasa.

Su uso está aprobado por la Unión Europea como aditivo alimentario de acuerdo al reglamento EC 1333/2008. En las listas de ingredientes la podemos reconocer con el número E322. 

Descubre: Aditivos alimentarios: cómo actúan en nuestro organismo

Beneficiosa para la piel

La propiedad emulsionante de las lecitinas también tiene su utilidad en la industria cosmética. Gracias a ello, suele ser un ingrediente presente en muchas cremas. Permite conseguir una textura lisa y homogénea.

Además, la lecitina es rica en antioxidantes, fósforo y vitaminas E y A. Por eso, es buena para mantener la piel hidratada y flexible. Tiene la capacidad de restaurar la hidratación de la piel y dejarla lisa, reduciendo las descamaciones y aportando flexibilidad. 

Crema

Riesgos y contraindicaciones de la lecitina

La lecitina es considerada por la Food and Drug Administration (FDA) y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) como un ingrediente o aditivo seguro, tanto en los alimentos como en los productos cosméticos. Además, está autorizado su uso sin establecer contenidos máximos.

El principal riesgo de las lecitinas se presentaría para aquellas personas con alergia al huevo o a la soja. Si van a tomar suplementos de lecitina, deben informarse bien de su procedencia. Del mismo modo, es necesario leer las etiquetas de todos los productos manufacturados pues, como hemos visto, suele estar presente en gran parte de ellos. 

En forma de suplemento parece no tener otros riesgos o contraindicaciones si se respetan las dosis indicadas. Aunque siempre es recomendable obtener los nutrientes de los alimentos y consultar con especialistas antes de tomar cualquier suplemento. Sobretodo aquellas personas con enfermedades previas o que toman medicación.

La lecitina no es solo un suplemento para el colesterol

Aunque quizá sea esta una de sus propiedades más conocidas, tomada como suplemento puede ayudarnos en muchas otras funciones y situaciones.

Además, destaca por su alta capacidad de emulsionar texturas acuosas y oleosas, dando lugar a productos más homogéneos y lisos. Gracias a ello, es habitual su uso como ingrediente, tanto en alimentos como en cosméticos.

  • Bethseda. Drugs and Lactation Database (LactMed). National Library of Medicine. 2006.
  • Coreyann P, t al. The relation of dietary choline to cognitive performance and white-matter hyperintensity in the Framingham Offspring Cohort. American Journal of Clinical Nutrition. Diciembre 2011. 94(6):1584-1591.
  • EFSA Panel on Additives and Products or Substances used in Animal Feed (FEEDAP).Safety and efficacy of lecithins for all animal species. EFSA Journal.  Agosto 2016.
  • Hirose A, et al. Effect of soy lecithin on fatigue and menopausal symptoms in middle-aged women: a randomized, double-blind, placebo-controlled study. Nutritional Journal. Enero 2018. 17:4.
  • Mortensen A, et al.  Re‐evaluation of lecithins (E 322) as a food additive. EFSA Journal. Abril 2017.
  • Reglamento (CE) n o 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008 , sobre aditivos alimentarios (Texto pertinente a efectos del EEE).
  • Stremmel W, et al. Phosphatidylcholine (lecithin) and the mucus layer: Evidence of therapeutic efficacy in ulcerative colitis?. Digestive Diseases. 2010. 28(3):490-6.