Los nutrientes de la cebolla, alimento que no debe faltar en tu mesa

Jesus · 15 mayo, 2013
Además de aportar sabor a nuestros platos la cebolla es muy beneficiosa para nuestra salud cardiovascular. Es rica en antioxidantes y, además, tiene propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas

Afortunadamente, el consumo de la cebolla se ha visto altamente beneficiado por el buen sabor que este alimento añade a muchas comidas. Son numerosas las recetas que incluyen la cebolla entre sus ingredientes, dotándolas de un sabor sinigual. Algunas personas, lamentablemente, tiende a evitar este vegetal por el sabor que deja después de ser comido. En esta ocasión, te contamos los nutrientes de la cebolla para que sigas incluyéndola en tus comidas y la aproveches en sus muchas variedades.

Para empezar, hay que dejar claro que la cebolla es un alimento muy bajo en calorías, así que para las personas interesadas en bajar de peso, se puede consumir cebolla sin preocuparse por aumentar el consumo calórico. Además de ello, la cebolla está formada por casi un 90% de agua, lo cual termina de asegurar que se trata de un alimento sumamente liviano en cuanto a calorías se refiere.

La cebolla contiene elementos como el compuesto fenólico y el metabolito llamado flavonoide. Ambos elementos tienen propiedades asociadas con la disminución de los padecimientos cardíacos, además son anticancerígenos y antiinflamatorios. Los flavonoides tienen también conocidas propiedades antioxidantes. Es por esas razones que el consumo de cebolla es recomendable para personas con presión arterial alta y colesterol alto.

La cebolla también contiene tiamina, una vitamina asociada con la salud de la vista, la piel y el hígado. Además, la cebolla es una importante fuente de vitamina C, la cual también actúa como un antioxidante y como un refuerzo del sistema inmunológico. De la misma manera, la cebolla cuenta con una buena concentración de vitamina B6, la cual juega un factor fundamental en la expresión genética y en las funciones metabólicas.

Respecto a los minerales que aporta la cebolla, podemos encontrar el manganeso, el cual ayuda a metabolizar los carbohidratos y la grasa, así como en el funcionamiento del cerebro y los nervios. También contiene fósforo, un mineral muy importante para la resistencia de los huesos y los dientes. La cebolla es, además, una importante fuente de potasio, el cual colabora en la conducción de la electricidad a través del cuerpo y contribuye con el buen funcionamiento del corazón.

Teniendo en cuenta todos estos grandes nutrientes de la cebolla, no dudes en seguirla utilizando en tus ensaladas, estofados, con tus carnes, y en cualquier otra receta en que desees añadirla. Realmente vale la pena.

Imagen cortesía de Sebastian Wallroth.