Los posibles riesgos en la salud de los colorantes artificiales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física Elisa Morales Lupayante el 22 abril, 2019
Jesus · 28 mayo, 2019
En lugar de consumir productos con colorantes artificiales que pueden llegar a ser perjudiciales podemos sustituirlos por jugos y bebidas a partir de frutas y verduras que, además, nos aportarán vitaminas y minerales

Los colorantes artificiales en los alimentos se utilizan desde antes del siglo XIX. Originalmente, se utilizaban pigmentos de extractos vegetales y posteriormente se comenzaron a usar pigmentos minerales, pero estos eran tóxicos. Por este motivo, comenzaron a sustituirse rápidamente cuando se obtuvieron pigmentos orgánicos de manera sintética a mediados del siglo XIX.

Fue entonces cuando el coloreado artificial de los alimentos ganó gran importancia en la industria. Actualmente los colorantes artificiales son un grupo de aditivos formulados con diversos productos químicos.

Colorantes artificiales

En muchos países han sido aprobados para consumo humano, aunque en otros existen polémicas no fundamentadas sobre sus posibles efectos negativos para la salud. La mayoría de estos productos son solubles en agua, por lo que su uso, así como su fabricación, es más económica, fácil y rápida que los colorantes de origen natural.

Los puedes encontrar en forma de sales sódicas, líquidos y materiales pastosos. También se llegan a utilizar en forma de lacas insolubles para los productos sólidos, evitando que se destiñan, como pueden ser algunos dulces.

Las ventajas que tienen sobre los colorantes naturales, además de ser más económicos, fáciles de producir y usar, es que son más resistentes a los tratamientos térmicos. Por esta razón ofrecen algunas ventajas como:

  • Pueden ser usados en productos que deben ser calentados o cocidos antes de empaquetarse,
  • Soportan niveles de pH más extremos.
  • Tienen mayor resistencia a la luz, con excepción de la eritrosina, el índigo y el verde lisamina.

Los colorantes artificiales hacen que la comida se vea más bonita, llena de colores brillantes y divertidos. Sin embargo, no son necesarios ni nutritivos, todo lo contrario, ponen en riesgo nuestra salud. 

Lee también: 7 fraudes alimentarios que debes conocer por el bien de tu salud

Efectos nocivos de los colorantes artificiales

Gelatina con colorantes.

Los colorantes llamados Blue 1 y Blue 2 utilizados en los caramelos y los helados, pueden provocar cáncer y esterilidad masculina. Especialmente si su consumo es en alta dosis.

En cuanto al Amarillo 5, un colorante utilizado en los cereales, mermeladas y fideos instantáneos, puede causar:

También te puede interesar: Déficit de atención en niños: cómo verlo a tiempo

Posible vínculo con la hiperactividad en los niños

Desde el año 2011, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha estado estudiando la relación que podría existir entre el consumo de los colorantes artificiales y la hiperactividad en los niños.

Otro colorante llamado Rojo 40 utilizado en las patatas fritas, es responsable de la irritabilidad y de la hiperactividad en los niños. De esta forma, el niño se hace más agresivo y se pone más nervioso, con falta de concentración.

Aquí cabe señalar que aunque algunos colorantes aún se permiten para su uso en los alimentos, históricamente se han ido prohibiendo diferentes tipos de colorantes artificiales. Especialmente desde 1950, año en que se prohibió el colorante naranja #1, después de que enfermara a numerosos niños en la celebración de Halloween de ese año.

Desde entonces, se han hecho varios esfuerzos para que otros tipos de colorantes también sean prohibidos. Sin embargo, algunas grandes compañías de alimentos siguen presentando su oposición a esto. Argumentan que, mientras no se demuestre que efectivamente estos colorantes son malos para la salud, estos pueden consumirse.

Hacer la comida poco nutritiva más atractiva a la vista

Paleta de helados con colorantes.

 

 

Otra de las críticas que muchos nutricionistas expresan es sobre el uso que hacen las compañías fabricantes de alimentos de los colorantes artificiales.

Se ha criticado el querer hacer alimentos no nutritivos más apetecibles a la vista para los niños, utilizando colores atrayentes. Asimismo, muchas veces se intenta imitar el color natural de algunas frutas y verduras, aunque en la realidad el alimento vendido no presenta ni incluye la fruta o verdura cuyo color se trata de imitar.

De esta manera, una de las mejores soluciones ante esta incógnita, sobre los posibles riesgos en la salud de los colorantes artificiales que aún se usan, es sacar provecho del color natural de los alimentos.

En vez de ofrecerle a un niño dulces o bebidas que hacen uso de colorantes artificiales, se le puede ofrecer ensaladas de frutas u otros alimentos que contengan frutas igualmente coloridas. Ya que combinadas adecuadamente, son igualmente coloridas y muchísimo más ricas en nutrientes.

  • Lock, O. (1997). Colorantes Naturales. In Colorantes Naturales. https://doi.org/10.3310/hta18190
  • Juan, R. S. (2013). La química de los colorantes en los alimentos. Química Viva.
  • Restrepo, M. (2011). Sustitución de colorantes en alimentos. Lasallista de Investigación.