Malos hábitos alimenticios

Cuando queremos mejorar nuestra dieta, eliminamos las grasas pensando que son perjudiciales, pero lo cierto es que nuestro organismo necesita grasas insaturadas para funcionar correctamente.

Los malos hábitos alimenticios no sólo afectan a  nuestra salud, sino también a nuestra aspecto físico y a nuestro estado de ánimo.  Cuando consumimos alimentos ricos en azúcares o grasas, aumentamos las posibilidades de sufrir una serie de trastornos más o menos serios para nuestra salud.

Es muy importante saber escoger que tipo de alimentos incorporamos a nuestra dieta, y a su vez, que alimentos desechamos. Sabemos que alimentos pueden llegar a ser malos hábitos alimenticios y que su consumo puede perjudicar a nuestra salud. A continuación, te damos una serie de recomendaciones para que tu dieta no se convierta en malos hábitos alimenticios.

 

malos hábitos alimentcios

 

Algunos malos hábitos alimenticios

Comer mariscos en exceso

Los mariscos son una excelente fuente de proteínas, nutrientes y omega-3. Podemos consumirlos para obtener estos beneficios, sin embargo, debemos tener cuidado. Un consumo excesivo de marisco puede resultar perjudicial para nuestra piel. Puesto que los mariscos tienen un alto contenido en yodo, hay que tener cuidado ya que una ingesta elevada de yodo puede originar un brote de acné.

Por lo tanto, si eres propenso a sufrir de acné y te gustan mucho los mariscos, deberás consumir este tipo de alimento con moderación, es decir una o dos veces al mes.

 

También te puede interesar: Causas de ácido úrico elevado

Alimentos congelados

Loa alimentos congelados, si bien es cierto que nos sacan de muchos apuros por la falta de tiempo, no debemos consumirlos de manera habitual. Su componente principal es la sal, lo cual aumenta considerablemente los niveles de sodio. Esto puede afectar a la presión sanguínea y puede llegar a ocasionar daños en la salud cardiovascular.

Además, los alimentos congelados son sometidos a un intenso proceso durante su preparación que, en algunos casos, lleva a la perdida de todo su contenido nutricional.

Exceso de almidón

El almidón es un carbohidrato complejo que esta presente en alimentos vegetales. El almidón es necesario para llevar a cabo una serie de funciones como:

  • Producir energía a través de sus moléculas de glucosa.
  • Alimentar al cerebro para que pueda realizar todas sus funciones.
  • Evita la necesidad de energía procedente de proteínas y grasas.
  • Los alimentos ricos en almidón, también son ricos en fibra, que a pesar de no ser digerida, es imprescindible para el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

Sin embargo, resultan malos hábitos alimenticios los consumo excesivos de alimentos ricos en almidones como el pan, pasta, bollería, pizzas o cereales de desayuno, puede ocasionar trastornos en la salud como por ejemplo un  aumento de presión arterial.

Grasas saturadas-malos hábitos alimenticios

Dieta poco variada

Comer de forma habitual los mismos alimentos, es un mal hábito alimenticio. En general, lo hacemos cuando sabemos que un alimento es saludable. La mejor forma de tener una dieta saludable es que sea variada y las cantidades sean moderadas.

Existen alimentos que son muy saludables, pero que consumidos en exceso tienen su lado negativo, como por ejemplo el aceite de oliva y las nueces. Ambos resultan muy saludables, pero aportan un elevado número de calorías.

Lee también: Los tóxicos en los alimentos procesados

Abusar del azúcar

Sabemos que consumir azúcar en exceso es un mal hábito alimenticio y que es aconsejable moderarlo. Sin embargo, no basta con utilizar edulcorantes y dejar de comer caramelos para reducir la ingesta de azúcares.

Muchos alimentos tienen una elevada cantidad de azúcares y no nos damos cuenta. Debemos acostumbrarnos a leer detenidamente las etiquetas de los alimentos que vamos a consumir. El elevado consumo de azúcar, puede afectar a la salud del cabello y debilitar la piel. Además, la hace más propensa a la aparición de arrugas.

exceso de azúcar -malos hábitos alimentcios

No comer grasas saludables

Muchas veces cometemos el grave error de creer que, para adelgazar, tenemos que eliminar por completo las grasas de nuestra dieta.
La verdad es que no debemos comer alimentos muy ricos en grasas saturadas y dañinas. Sin embargo, si resulta saludable consumir algunas grasas buenas como las ricas en omega-3. Además, nuestro organismo las necesita para el buen funcionamiento de nuestras células.

  • Kris-Etherton, P. M., Harris, W. S., & Appel, L. J. (2002). Fish consumption, fish oil, omega-3 fatty acids, and cardiovascular disease. Circulation. https://doi.org/10.1161/01.CIR.0000038493.65177.94
  • Miguel Calvo. (2017). ESTRUCTURA DEL ALMIDON. https://doi.org/10.1049/ip-j.1991.0040