Malos hábitos alimenticios

Sebastián Castaño 23 julio, 2013
Cuando queremos mejorar nuestra dieta la mayoría de personas eliminamos las grasas pensando que son perjudiciales, pero lo cierto es que nuestro organismo necesita grasas insaturadas para funcionar correctamente

Los malos hábitos alimenticios afectan no sólo nuestra salud, sino también nuestra apariencia física y nuestro estado de ánimo, ya que al estar consumiendo alimentos ricos en azúcares o grasas aumentaremos las posibilidades de sufrir una serie de trastornos que luego serán muy difíciles de controlar.

Es muy importante saber escoger nuestros alimentos, desechando los que de sobra sabemos que nos perjudican, y decidirnos por los más sanos y saludables.

Comer demasiados mariscos

Los mariscos son una exelente fuente de proteínas, nutrientes y omega-3, podemos consumirlos para obtener estos beneficios, pero debemos tener cuidado ya que un abundante consumo de estos puede perjudicar nuestra piel, dado su alto contenido de yodo, el cual consumido en exceso nos puede producir un brote de acné.
Por lo tanto si acaso eres propenso a sufrir de acné y te gustan mucho los mariscos, deberás consumirlos con moderación; una o dos veces por mes estaría muy bien. De esta manera podrás obtener los nutrientes y no dañarás tu piel.

Alimentos muy salados

La sal consumida en exceso afecta nuestra piel; los alimentos congelados por ejemplo, aunque nos sacan de apuros muchas veces por nuestra falta de tiempo, son muy perjudiciales para la salud por su alto contenido de sodio.
Este consumo descontrolado de sal puede causar retención de líquidos, lo que nos puede causar hinchazón en diferentes partes del cuerpo, especialmente en nuestros ojos.

Exceso de almidón

Los alimentos ricos en almidones son un mal hábito alimenticio, no contiene grasas, pero los almidones debilitan el cabello, producen acné y aumento de peso, de esta manera pueden afectar mucho nuestra apariencia y peor aún la salud. Lo mejor será reemplazarlos por los granos enteros.

Comer siempre lo mismo

Comer muy seguido los mismos alimentos es un mal hábito, y lo hacemos cuando sabemos que un alimento es saludable y abusamos de él, como por ejemplo el aceite de oliva y las nueces, estos son saludables pero no son bajos en calorías.
La mejor manera de comer saludable es comer de todos los alimentos de forma moderada y alternándolos.

Abusar del azúcar

Sabemos que consumir azúcar en exceso es un mal hábito alimenticio y hay que eliminarlo, pero no basta con dejar de comer caramelos y utilizar edulcorantes. hay alimentos que tienen mucha cantidad de azúcares y no nos damos cuenta, entre estos estan los yogures, y las barritas de proteínas; lo mejor será leer detenidamente las etiquetas de los alimentos que vamos a consumir.

El alto consumo de azúcar puede afectar el cabello, debilitar la piel y hacarla propensa a la aparición de las arrugas.

El no comer grasas

Un grave error que cometemos muchas veces es creer que para adelgazar o para estar saludables tenemos que eliminar por completo las grasas.
La verdad es que no debemos comer alimentos muy ricos en grasas, pero grasas saturadas y dañinas. En cambio si debemos consumir algunas grasas saludables como las de pescado, que son ricas en omega-3 y las nueces entre otras, puesto que nuestro organismo las necesita para el buen funcionamiento de nuestras células.

Te puede gustar