Tengo muchos puntos rojos en la piel: ¿debo preocuparme?

Los puntos rojos en la piel no tienen por qué suponer un problema de salud, siempre que no nos molesten, piquen o sangren. En tal caso, debemos consultar con un especialista

Es probable que, más de una vez, te hayas sorprendido al notar unos puntos rojos en la piel. Suelen llamarlos “puntos rubí”, aparecen de repente y ya no desaparecen. Es común que nos preocupemos al verlos y al comprobar que, de un día para otro, hay alguno más.

Debemos tener claro un aspecto esencial: los puntos rojos son angiomas adquiridos, tienen un componente familiar y, generalmente, están relacionados con el envejecimiento cutáneo. Ahora bien, aunque la mayoría sean benignos, es importante someterlos a revisiones periódicas.

¿Qué son exactamente? Para entenderlo con más facilidad, a continuación compartimos los datos más importantes sobre su desarrollo. Si los estás padeciendo, esta información será clave para aclarar tus dudas.

Datos básicos sobre los puntos rojos en la piel

Los puntos rojos en la piel suelen salir con mayor frecuencia entre los 40 y los 45 años de edad. No obstante, ello no quiere decir que tengamos alguno de forma aislada ya desde la niñez o en la adolescencia. Suelen llamar mucho la atención por su tonalidad.

Tanto es así, que muchos consideran que son antiestéticos y prefieren recurrir a intervenciones profesionales para eliminar aquellos que han heredado de sus progenitores.  Conozcamos algunos datos relevantes:

Lee también “el número de lunares en tus brazos puede alertarnos de un posible cáncer de piel

Qué son exactamente los puntos rojos en la piel

Los puntos rojos en la piel son pequeñas dilataciones capilares debidas a fallos en el sistema vascular. Suelen aparecer en la zona de los brazos y en el pecho.

  • Los especialistas nos explican que suele ser algo muy parecido a las varices, pero en perpendicular a la piel, en lugar de en paralelo, como ocurre con estas. De ahí la aparición de estas pequeñas formas redondeadas.
  • Por otra parte, es necesario concretar lo siguiente: son tumores benignos. Se trata de simples acumulaciones de células melanocíticas, que, a diferencia de los lunares, no suelen cursar de forma maligna.

Manchas rojas y puntos rojos en la piel

Debemos tener en cuenta que podemos tener puntos rojos o bien manchas rojas en la piel. Ambas se pueden clasificar de las siguientes formas:

  • La cuperosis se manifiesta con dilataciones de los pequeños capilares, pero se parecen más bien a las arañas vasculares. Aparecen a causa de los cambios de temperatura o incluso durante el embarazo. Lo positivo es que son reversibles, desaparecen con el tiempo.
  • Por otra parte, los hemangiomas son las clásicas marcas de nacimiento que muchos tenemos. Pueden tener un tono rojizo o un color más violáceo. Son pequeñas malformaciones capilares que aparecen casi siempre en el tronco o en el rostro de los niños.

Descubre 7 cosas que no sabías sobre el cáncer de piel

puntos rojos en la piel

¿Debo preocuparme por su aparición?

Incidimos, una vez más, en el hecho de que los puntos rojos en la piel no son cancerosos. Son tumores benignos, pero a los cuales, es necesario controlar y atender cada día. Por lo tanto, si tienes señales de estas imperfecciones, considera lo siguiente:

  • Atiende que no aparezcan grandes cantidades en una zona en concreto.
  • Los puntos rojos en la piel no deben molestarnos. Es decir, si te duelen, te pican o te molestan, consulta con tu médico.
  • Asimismo, los puntos rojos en la piel no deben sangrar. Si solo con rozarlos sangran, acude a tu dermatólogo.
  • Observa también la tonalidad y la forma. Si en algún momento ese color rojo se volviera oscuro o sus bordes se tornaran rugosos o irregulares, habla con un especialista.

¿Qué puedo hacer para eliminarlos?

A pesar de que no suelen tener ningún riesgo para nuestra salud, hay quien ve estos pequeños puntos como algo incómodo cada vez que desea ponerse escote o camisetas de tirantes.

  • Es importante señalar que nunca debemos intentar eliminarlos en casa y de forma casera mediante métodos naturales. Aunque hay soluciones inofensivas, otras pueden resultar peligrosas.
  • Los puntos rojos en la piel pueden medir entre 6 o 7 milímetros, son capilares y, por tanto, nunca debemos intentar extraerlos. Serán siempre los dermatólogos quienes nos expliquen las opciones que tenemos para eliminarlos.
  • Generalmente se utiliza un láser  o bien, un bisturí eléctrico o electrofulgurador que quema el punto rojo. De este modo, nunca volverán a aparecer. Es una técnica segura.

¿Te preocupa tener puntos rojos en la piel? Como lo puedes ver, no suelen ir más allá de lo estético. Sin embargo, si percibes otras anormalidades o complicaciones, solicita la revisión por parte de un médico.