Nociceptores: los receptores del dolor.

Cristina 11 diciembre, 2017
Estos receptores son una clase especial terminaciones nerviosas libres ubicadas en la piel, en ciertos órganos internos y en la superficie de las articulaciones que, al ser estimuladas, impulsan un proceso neuronal conocido como nocicepción.

Los nociceptores son los receptores que captan el dolor. También se llaman detectores de estímulos nocivos, ya que pueden de distinguir entre los estímulos nocivos y los perjudiciales para nuestro cuerpo y tienen la capacidad de detectar estímulos que puedan resultar dañinos, independientemente si su origen es térmico, químico o mecánico.

¿Qué es el dolor?

mujer-dolor-estomago-500x334

El dolor es una sensación molesta en una parte del cuerpo por causa interior o exterior, es una experiencia sensorial, una percepción desagradable, causada por la estimulación de los nociceptores. El dolor puede ser experimentado por todo ser vivo que disponga de sistema nervioso.

Como toda percepción, el dolor implica la abstracción y elaboración de las señales sensoriales, está muy influenciado por las emociones, el ambiente, la alimentación, la experiencia previa, el recuerdo de cómo se produjo el dolor, etc, de manera que es algo muy subjetivo para cada individuo.

De interés: 4 ejercicios simples para reducir los dolores de cuello

¿Cómo se percibe el dolor?

Los nociceptores reciben los estímulos y los transforman en potenciales de acción, que se transmiten por las fibras sensoriales hasta el sistema nervioso central. Las fibras de los nociceptores tienen sus cuerpos celulares en los ganglios de las raíces dorsales, los axones que forman parte de esta zona, llevan los impulsos nerviosos hasta la médula espinal y el cerebro, una vez allí, siguen hasta la sustancia gris.

La mayoría de las neuronas nociceptivas de la médula espinal establece conexiones con centros supraespinales, bulbares y talámicos del cerebro.

Tipos de nociceptores según el estímulo

Tipos de nociceptores según el estímulo.

Podemos dividir los nociceptores en función de las clases de estímulos a las que responden:

  • Mecanorreceptores o nociceptores mecanicos. Se activan ante presiones fuertes, como cuando se golpea, se estira o se oprime la piel. Su frecuencia de respuesta es mayor cuanto más dañino resulte el estímulo.
  • Termorreceptores o nociceptores térmicos. La conducción de estos también se transmiten a una elevada velocidad. Estos nociceptores se activan cuando detectan temperaturas muy elevadas o muy bajas, así como estímulos mecánicos intensos.
  • Quimiorreceptores o nociceptores químicos. Responden a diversos compuestos que los tejidos liberan al sufrir daños, como la bradicinina y la histamina, tambien detectan la presencia de sustancias tóxicas externas que pueden provocar lesiones, como la capsaicina del pimiento picante o la acroleína del tabaco.
  • Nociceptores silenciosos. Esta clase de nociceptor no se caracteriza por el tipo de estímulo que lo activa sino por el hecho de que responde de forma tardía, una vez que ya se ha producido inflamación del tejido producido por la lesión.
  • Polimodales. Estos responden a distintos tipos de estimulación: mecánica, térmica y química.Podemos encontrar este tipo de nociceptores en la pulpa dental, entre otras partes del cuerpo, y sólo se activan con estímulos intensos, en ausencia de ellos están inactivos.

Ver también: 6 plantas con propiedades analgésicas para aliviar el dolor

¿Qué estimulos activan a los nociceptores?

Qué estimulos activan a los nociceptores

Las sustancias que activan a los nociceptores pueden ser:

  • La proteína quinasa y la globulina. La liberación de estas sustancias en los tejidos dañados produce un fuerte dolor. Se ha observado que inyecciones por debajo de la piel de globulina provocan un dolor intenso.
  • Ácido araquidónico. Esta es una sustancia química que se segregan durante una lesion en los tejidos, despues se metaboliza en prostaglandina y citoquinas. Las prostaglandinas aumentan la percepción del dolor y hacen a los nociceptores más sensibles a él.
  • Histamina. Después de una lesión en la piel se libera esta sustancia, que estimula los nociceptores, y si se inyecta de manera subcutánea produce dolor.
  • Factor de crecimiento nervioso. Esta es una proteína que está en el sistema nervioso, esencial para el neurodesarrollo y la supervivencia. Cuando se produce una inflamación o una lesión se libera y activa indirectamente a los nociceptores, produciendo dolor.
  • Péptido relacionado con el gen de la calcitonina y sustancia P. Estas sustancias también se segregan después de una lesión. La inflamación del tejido lesionado  da lugar a la liberación de dichas sustancias, que activan a los nociceptores y provocan que se expanda la inflamación.
  • El potasio. Se ha encontrado una relación entre la intensidad del dolor y una mayor concentración de potasio extracelular en la zona lesionada.
  • Serotonina, acetilcolina, PH bajo y ATP. Todos estos elementos se segregan tras un daño en los tejidos y estimulan a los nociceptores produciendo sensación de dolor.
  • Ácido láctico. Cuando los músculos están hiperactivos o bien cuando no reciben el flujo sanguíneo correcto, aumenta la concentración de ácido láctico provocando dolor.
Te puede gustar