Plantas medicinales para reducir el colesterol

6 junio, 2014
Te bastará con preparar 2 tazas de té de diente de león y tomarlas después de las dos comidas principales para equilibrar tus niveles de colesterol

¿Te ha pasado alguna vez? Ir al médico y que te informen que tienes el colesterol elevado. Nos explican que tenemos un pequeño exceso de grasa en sangre, y que ésta puede ser muy peligrosa si se instala en venas y arterias. Debemos tomar medidas para reducirlo, para que vuelva a existir un equilibrio de este elemento básico en el organismo. ¿Cómo conseguirlo? Lo creas o no, existen muchas plantas medicinales que te servirán de ayuda.

Plantas que nos ayudan a reducir el colesterol

colesterol-productos-herbolario-1

En primer lugar hemos de tener clara una cosa. El colesterol es necesario en nuestro cuerpo, gracias a a él se llevan a cabo muchas tareas, se sintetizan nuevas células y nuevas hormonas básicas para ejecutar varias funciones. ¿El problema? El problema está en que, habitualmente, debido a unos hábitos de vida incorrectos tiende a producirse un exceso. Existe demasiado colesterol en nuestro cuerpo y el hígado no es capaz de eliminarlo.

En ocasiones hay personas que a pesar de llevar una vida saludable y de cuidar su alimentación, siguen presentando unas tasas elevadas en sus análisis, es decir, el propio cuerpo puede producir este exceso tan dañino. De ahí que sea imprescindible la medicación. Así pues, desde nuestro espacio te recomendamos siempre que cuides tu alimentación, hagas algo de ejercicio y que siempre, cumplas los consejos de tu médico. Si incluyes en tu dieta las siguientes infusiones, te aseguramos que también te servirán de ayuda. ¿Tomamos nota?

1. Diente de león

Diente de leon para depurar

Fácil de conseguir, una planta maravillosa para nuestro sistema digestivo y, cómo no, para reducir el nivel de colesterol en sangre. ¿Quieres saber cómo actúa? El diente de león nos permite controlar la incidencia de los lípidos en nuestro organismo regulando el metabolismo. Es sencillamente ideal. Puedes tomarlo dos veces al día, por la mañana y a media tarde. Pon una taza de agua a hervir junto a una cucharadita de esta planta. Tómatelo después de las dos comidas principales, recuérdalo.

2. Té de alpiste

Propiedades del alpiste y su poder para adelgazar

¿Habías oído hablar del té de alpiste? Es delicioso y un remedio magnífico para controlar nuestro peso y reducir el colesterol. Según los especialistas se trata de una de las formas más efectivas, accesibles y potentes para regular el colesterol. Actúa directamente sobre nuestra grasa en sangre favoreciendo su eliminación. ¿Quieres saber cómo prepararlo? Es muy fácil, no tienes más que comprar alpiste para consumo humano y hervir una cucharada en un vaso de agua durante 10 minutos. Bebe sin colar, dos veces al día.¡Te encantará!

3. Té de ajo con té verde

¿Sorprendida? Seguro que sí. Pero recuerda las grandes propiedades curativas del ajo, ya sabes que es un maravilloso vasodilatador, dilata las arterias, favoreciendo así la circulación de la sangre. Además regula la presión arterial y dispone de efectos diuréticos. Si lo combinas con té verde, la combinación es sencillamente ideal. Para prepararlo no tenemos más que hervir dos ajos crudos y machacados en una taza de te verde durante 10 minutos. Después, apagamos el fuego y dejamosreposar 5 minutos. Colamos la infusión y agregamos el jugo de medio limón exprimido. ¿Y cuándo lo tomamos? Muy fácil, lo beberemos en ayunas y luego antes de ir a dormir.

4. Cardo mariano

cardo-mariano-belleza-interior

Todo un clásico, sin duda. Excelente para cuidar de nuestro hígado, y cómo no, para regular de nuestro colesterol. Lo que hace esta planta es favorecer la eliminación de grasas y lípidos, ayudándonos a mantener el correcto metabolismo de nuestro organismo. Un sencillo aliado que no puede faltarnos. Reduce el colesterol y los trigliceridos. En las tiendas naturales puedes encontrar tanto comprimidos como infusiones ya preparadas en bolsitas para consumirlas. Puedes tomar dos al día después de las principales comidas. Pero recuerda ser sobre todo constante en su consumo, si lo tomamos de vez en cuando no obtendremos resultado.

5. ¡Última curiosidad! Cáscara de naranja

Corteza naranja

Lo sabemos, la naranja no es una planta, sino una fruta, pero desde nuestro espacio no hemos podido evitar hablarte de este sencillo remedio. Según un estudio llevado a cabo por varias universidades de EEUU, la cáscara de naranja contiene unos flavonoides excelentes para combatir el colesterol (de hecho la cáscara dispone de más flavonoides que el propio jugo, hasta un 20%). Así pues ¿cómo resistirse? Tienes que probarlo, no tienes más que rallar la corteza de una naranja, el equivalente a una cucharada y media. Híervela junto a una taza de agua y añade una cucharadita del miel. El sabor es sensacional, y el resultado, magnífico. ¿Qué tal si tomamos una infusión de cáscara de naranja dos veces al día, después de las comidas principales? ¡No lo dudes!

Te puede gustar