Recetas saludables con Betabel (o remolacha)

Además de las recetas que te ofrecemos, prueba también a añadir remolacha a tu zumo de tomate para darle un toque original y delicioso

El betabel o remolacha, es bajo en calorías y tiene un efecto saciante. Además, es un buen limpiador de nuestro organismo y, por si esto no fuera poco, dispone de un sabor fresco que nos encanta combinar en muchos de nuestros platos e incluso en nuestros jugos.

¿Qué tal si aprendemos unas sencillas recetas para disfrutar de ella?

Es una fuente maravillosa de vitaminas, fibra y ácido fólico. Por ello, puede ser adecuado si sufres de anemia o estreñimiento.

Es fácil encontrarlo en nuestros mercados. Además, aporta a nuestros platos un toque de color y de originalidad perfecto para toda la familia. Toma nota nota de las siguientes recetas y cuida de tu salud del modo más sencillo.

Batido de betabel, piña y pepino

zumo_remolacha_4

Es adecuado para tomar por las mañanas. Te servirá como refresco y como bebida baja en calorías con efecto saciante. De ese modo llegarás mejor a la hora de comer sin tener que picar entre horas, y con la seguridad de que dispones de las vitaminas y los minerales adecuados.

Es un batido desintoxicante adecuado para tomar al menos dos veces por semana.

¿Qué necesitamos?

  • Medio pepino
  • Una rodaja de piña
  • 100 gramos de betabel cocida
  • El jugo de medio limón

¿Cómo lo hacemos?

  • Empezaremos batiendo la remolacha junto con el jugo de limón. La mezcla que obtengamos la pondremos en la base de nuestra copa, es decir, en la parte de abajo.
  • Después, cogemos la rodaja de piña y la cortamos en cuadraditos. Haremos lo mismo con el pepino. Llevamos estos dos ingredientes a la batidora y obtenemos un jugo bien homogéneo. A continuación, lo vertemos en la copa sobre el jugo de remolacha y limón.

Betabel relleno de arroz integral

remolacha

Una receta sana y ligera, que te aportará fibra y macronutrientes como el potasio. Te puede servir como primer entrante en tus comidas, o también como recurso para una cena liviana y refrescante con la que quedar satisfecha.

¿Qué necesitamos?

  • 2 betabel cocidos.
  • Una taza de arroz integral cocido.
  • Medio tomate
  • Un huevo duro
  • Seis aceitunas.
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Un poco de vinagre de manzana
  • El jugo de medio limón.

¿Cómo lo hacemos?

  • Las remolachas deben estar ya cocidas. Les retiramos la piel y, seguidamente, haremos un hueco en su interior con ayuda de una cuchara pequeña.
  • Una vez tengas hervido el arroz integral, prepáralo como si fuera una ensalada. Añade las aceitunas, el huevo hervido cortado a trocitos, condimenta con un poco de vinagre y jugo de limón, añade los trocitos de tomate…
  • Por último, introduce esta ensalada de arroz integral en el interior de los betabel, con cuidado. Llévalos al refrigerador durante quince minutos, y después, disfruta de esta receta tan sencilla y nutritiva.

Sándwich de betabel y aguacate

Ideal para una cena ligera, es bajo en grasas tiene un efecto saciante y por si fuera poco, tendremos un buen aporte de vitaminas. Además, se trata de una receta sencilla.

¿Qué necesitamos?

  • Pan de avena
  • 1 aguacate
  • 1 betabel cocido
  • 1/2 cebolleta
  • 1/2 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Una piquita de sal

¿Cómo lo hacemos?

  • Primero, empezaremos tostando las rebanadas de pan de avena. Es uno de los panes más saludables, pues nos puede ayudar a reducir el colesterol y es bajo en grasas.
  • Seguidamente, pasaremos a hacer la crema de aguacate. Quitamos el hueso y llevamos toda la pulpa a la batidora con una cucharadita de aceite de oliva, media cebolleta picada y un pizquita de sal. Intentaremos obtener una mezcla bien homogénea.
  • Ahora prepararemos la crema de betabel. Es muy sencilla. La pelamos, la troceamos y la llevamos a la batidora junto a un poco de aceite, medio ajo picado y un poquito de sal. Batimos bien.
  • Ahora ya podemos preparar el sandwich. No tienes más que untar una capa de aguacate, con la de remolacha encima.

Rollitos de betabel y queso

Betabel

¿Qué necesitamos?

  • 100 gr de betabel o remolacha cocida
  • 80 ml de leche de avena
  • 1 huevo
  • 70 gr de harina
  • 1 ajo
  • 200 gr de queso bajo en grasa

¿Cómo lo hacemos?

  • Empezamos pasando por la batidora la betabel junto a un ajo picado, el huevo (crudo) con su clara y su yema, la leche de avena y los 70 gramos de harina. Intentamos obtener una masa bien homogénea.
  • Ahora cogemos una sartén de grandes dimensiones y la untamos con un poco de aceite. Una vez esté caliente, extendemos la masa que hemos obtenido antes y bajamos el fuego. Verás que se crea una especie de tortilla. Cuando notes que empiecen a salir burbujitas, debes darle la vuelta. La dejamos cocer unos minutos.
  • Cuando esté fría, extenderemos sobre esta tortilla de betabel, el queso que hayamos elegido. De este modo, puedes poner queso mascarpone, o uno bajo en grasas que sea de tu gusto. Enrróllalo como su fuera un bizcocho, tal y como ves en la imagen. Después, lo llevas al congelador diez minutos, para que coja consistencia y te sea más fácil cortarlo.

Cortesía  imágenes Marcos Romeo, Ana Quiroa.