Relación entre cefaleas y estreñimiento ¡Evítalo!

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 3 enero, 2019
Valeria Sabater · 8 diciembre, 2014
Existe una relación entre la acumulación de toxinas en tu organismo, debida al estreñimiento, y la aparición de dolores de cabeza.

Puede que te sorprenda, pero en ocasiones muchos de esos dolores de cabeza que tenemos habitualmente, pueden deberse al estreñimiento. Es decir, a un exceso de tóxicos que debemos depurar de nuestro organismo. Te damos toda la información.

Cómo tratar el estreñimiento.

Relación entre dolor de cabeza y estreñimiento

Sudoracion y dolor de cabeza

Seguro que te ha ocurrido alguna vez. Llevas algunos días sin poder ir al baño, te sientes pesada e hinchada, con mucha presión en tu estómago y con cierto cansancio. Cuando llega la tarde, aparece de pronto ese dolor de cabeza que tanto nos molesta, que tanto interfiere en nuestra vida.

Incluso es posible que te levantes con él, con esa cefalea ocasionada en esencial, por una acumulación de tóxicos que debemos eliminar cuanto antes. Vale la pena conocer todos los síntomas para tenerlo en cuenta y saber identificar esos días en que nuestras cefaleas se deben a problemas de estreñimiento.

¿Tomamos nota?

Toxemia

En ocasiones, podemos sufrir lo que se conoce como una toxemia. Una acumulación de residuos tóxicos que se almacenan en el intestino. Y debemos ir con cuidado, porque estos pueden pasar a nuestra corriente sanguínea.

Son en esencia desechos que no han sido eliminados  y que acaban descomponiéndose en nuestro cuerpo.

Temperatura corporal

El dolor de cabeza aparece por las tardes o recién levantados. Además, es habitual sentir como una especie e subida de temperatura interna. Nos sentimos como ardiendo por dentro, y eso se debe básicamente a esos residuos que están degradándose dentro de nuestro cuerpo y que deben ser expulsados.

Hinchazón y fatiga

También solemos sentirnos lentos e hinchados, con un cansancio  que se traduce en una especie de bombeo en nuestra cabeza que va de menos a más. Empieza con una leve molestia y termina con un ardor interno y un elevado dolor de cabeza que nos puede ocasionar mareos.

Ver también: 5 remedios caseros que controlan la fatiga

El factor estrés

En ocasiones, este estreñimiento está asociado también a periodos de estrés elevado, falta de sueño y presión laboral o familiar. Debes recordar que todo  efecto emocional en nuestra vida tiene sus efectos en nuestro organismo.

Ver también: Descubre cómo las pequeñas rutinas pueden ayudarte a liberar el estrés

La necesidad de depurar nuestro cuerpo es básica para disfrutar de un equilibrio en nuestro organismo. Vale la pena recordarlo.

Cómo evitar el estreñimiento en nuestro día a día

1. Opciones en tu desayuno

Desayuno-saludable

  • Un tazón con una naranja cortada a trocitos con tres fresas  y café con leche de avena.
  • Jugo de naranja con una tostada de cinco cereales con medio aguacate.
  • Un yogur natural con copos de avena y tres nueces a trocitos.

2. Opciones en tu almuerzo

  • Espinacas con nueces y queso feta  y una pechuga a la plancha
  • Arroz integral con piñones y una ensalada de espinacas con trocitos de piña.
  • Lentejas con arroz con una ensalada de lechuga picadita mezclada con los granos de una granada.
  • Ensalada de garbanzos con tomates cherry o una ensalada de aguacate con trocitos de nueces.

3. A media tarde

Infusion de rosa y melisa

  • Una manzana al horno rellena con nueces y pasas.
  • Una infusión de jengibre.
  • Una infusión de diente de león
  • Una tostada integral con queso parmesano.
  • Un yogur natural con una cucharada de miel
  • Un té verde con un poquito de canela.

4. Cenas

Sopa fria de remolacha

  • Puré de puerros con espárragos y salmón.
  • Ensalada de remolacha y kiwi y una lubina al horno.
  • Una manzana al horno con canela y nueces con yogur blanco.
  • Berenjena con tomates y queso al horno.
  • Alcachofas con vinagre y aceite de oliva, y compota de manzana.

Otros consejos para combatir el estreñimiento

aloe

  • Intentar beber dos litros de agua al día. Es básico que te mantengas hidratado. Un modo fácil de que te sea más fácil es añadiendo un poquito de jugo de limón.
  • Empezar las mañanas con una infusión de aloe vera y limón. Actúa como un gran depurador y protector intestinal. No tienes más que llevar a ebullición un vaso de agua con una cucharadita del gel de aloe vera. Cuando repose, añade cinco gotitas de jugo de limón y bebe en ayunas.
  • Intenta moverte un poco, salir a andar por ejemplo. Con ello activamos y movemos nuestro cuerpo activándolo, impidiendo así que el tracto intestinal se vuelva perezoso.
  • Evita los dulces, las harinas refinadas, las grasas, todo ello hace que las digestiones se vuelvan lentas y pesadas, que aparezca el estreñimiento.
  • En lo respectivo al plano emocional. Somos muy sensibles a la ansiedad, a las presiones.. nuestro organismo se altera y se resiente. Todo ello hace que nos cueste ir al baño, que nuestra tensión se eleve y nuestro cuerpo se llene de toxinas. Derivando en el dolor de cabeza.

Es más habitual de lo que pensamos y debemos tenerlo en cuenta. Tu salud lo merece.