Remedio con hinojo, anís y menta para cuidar de tus riñones

Valeria Sabater · 13 mayo, 2019
Gracias a las propiedades diuréticas, antiinflamatorias y antiespasmódicas de sus ingredientes esta infusión puede ser una gran aliada para mejorar nuestras digestiones y optimizar nuestra salud renal.

Este sencillo remedio con hinojo, anís y menta puede ser una forma fabulosa de cuidar de tus digestiones, de tus intestinos e incluso de tu salud renal.

Vale la pena probarlo. Esta infusión deliciosa, a la vez que relajante, es ideal si la tomas cada día después de tu comida principal del día.

Como ya sabemos, el mundo terapéutico de las plantas medicinales nos ofrece mil y una posibilidades. 

No obstante, algo que conviene recordar es que hay personas a quienes les son más útiles este tipo de infusiones y otras que, en cambio, no suelen notar demasiados beneficios.

La verdad es que cuando buscamos algún tratamiento natural para cuidar de nuestras digestiones y de la función renal, tanto el anís como la menta suponen una opción muy adecuada en la mayoría de los casos.

Basta solo con que pruebes esta infusión durante 7 o 10 días. Poco a poco irás notando menos pesadez a la hora de hacer la digestión, menos flatulencia, un efecto diurético y una orina mucho más clara.

A continuación, profundizamos un poco más en este remedio esperando, como siempre, que te sea de gran ayuda.

Hinojo, anís y menta: bienestar para tu organismo

hinojo

El hinojo

El hinojo (Foeniculum vulgare Miller) se utiliza en todo el mundo para elaborar productos tan comunes como enjuagues bucales, pastas de dientes o los clásicos antiácidos.

También es un ingrediente habitual a la hora de elaborar postres o incluso sopas medicinales. No obstante, todas las virtudes de esta planta se concentran en sus aceites esenciales:

  • El hinojo nos ayudará a regular la hipertensión, un factor de riesgo para la salud de nuestros riñones.
  • Asimismo, tomar de forma frecuente una infusión elaborada a base de hinojo nos permitirá disfrutar cada día de su efecto diurético, algo esencial para depurar toxinas y cuidar de nuestra salud renal.

La planta del anís y su efecto sedante

Anis

Encontrarás anís seco listo para infusionar en cualquier tienda especializada en remedios y tratamientos naturales. No solo aportará a nuestra bebida ese toque sensacional, ese sabor tan agradable, sino que, además, el anís nos confiere un adecuado efecto sedante, perfecto para después de nuestras comidas.

  •  Ante todo, esta infusión a base de hinojo, menta y anís cuenta con unas excelentes cualidades depurativas.
  • Filtraremos mejor las toxinas, le quitaremos carga a los riñones y optimizamos su función gracias a sus minerales y antioxidantes.
  • La esencia del anís, el anetol, es la que le da ese olor tan agradable y la que, a su vez, reduce el dolor asociado a las digestiones o las molestias urinarias al tratar también las infecciones.

La menta, siempre saludable

te-de-menta

La menta nos ayuda a absorber mejor los nutrientes de los alimentos a través del intestino delgado. Por otro, al combinarla con el hinojo y el anís, reducirá cualquier tipo de irritación. Es una planta medicinal muy polivalente.

Es interesante saber también que la menta es un potente antioxidante. Si tomamos este remedio de forma habitual, no solo mejoraremos la función renal sino que, además, nuestro hígado dispondrá de un tónico muy beneficioso.

Cómo preparar mi remedio con hinojo, menta y anís

té de hinojo

Ingredientes

  • 1 cucharadita de anís verde (3 g)
  • 1 cucharadita de hinojo (3,5 g)
  • 10 hojas secas de menta piperita (3 g)
  • 2 vasos de agua (400 ml)

Preparación

Lo primero que haremos será elegir bien nuestros ingredientes. Podrás encontrarlos en cualquier tienda natural: siempre será mejor comprarlos en una tienda especializada que recurrir a las clásicas bolsitas listas para infusionar.

  • Calentaremos nuestros dos vasos de agua, y una vez empiece a hervir, añadiremos todos los ingredientes: el anís, el hinojo y la menta.
  • Dejaremos que infusione entre 15 y 20 minutos. Pasado ese tiempo, apagaremos el fuego y dejaremos que repose.
  • Después, solo tendremos que colar el contenido y quedarnos con el agua infusionada.
  • Tomaremos un vaso después de nuestras dos comidas principales.

Verás qué bien te sienta si la tomas durante 7 o 10 días seguidos. Tus digestiones darán un cambio, depurarás mejor el organismo y, además, evitarás muchos problemas asociados al sistema urinario. ¿Te animas a probarlo hoy mismo?