Remedios caseros con leche

El uso tópico de la leche nos puede ayudar a acabar con el acné. Si la mezclamos con tomate y fécula de maíz, obtendremos una mascarilla ideal para pieles grasas.

La leche siempre ha sido valorada como uno de los alimentos más nutritivos y completos que existen. En ella se concentran gran cantidad de proteínas, carbohidratos, fósforo, potasio, calcio, vitaminas A, C y B12…

Los expertos advierten que es más beneficiosa para los lactantes que los adultos. Esto se debe a que cuando uno llega a la madurez es común padecer de intolerancia a la enzima de la lactasa. Es la encargada de la digestión de la leche.

Además, la leche es rica en grasas, lo que puede empeorar más su digestión. Sin embargo, no podemos dejar de reconocer es que es esencial en un momento determinado de nuestra vida.

jarra de leche

La leche nos ayuda a prevenir enfermedades como el raquitismo, la artritis y la desmineralización. Por ello, puede ser recomendable hasta bien llegada la adolescencia. Después, podemos recurrir a ella de una forma equilibrada en busca de esa ración de calcio y de esos nutrientes imprescindibles que siguen estando en su composición.

Pero, eso sí, siempre que notemos que nos sienta bien. También es necesario que siempre que la consumamos de forma equilibrada. Lo ideal son uno o dos vasos al día, por su alto contenido en calorías y grasas saturadas.

La leche dispone, además, de una serie de propiedades posiblemente curativas. Incluso puede servir como sustitutivo natural de algunos cosméticos.

Queremos ofrecerte otro enfoque para hacerte ver que este alimento de origen animal nos puede ser muy beneficioso en determinadas ocasiones. 

Remedios naturales con leche para la salud

mujer con vaso de leche

Remedio para el acné

Puede servir para rebajar y hacer desaparecer las molestas espinillas y los forúnculos.

Para ello, basta con coger un tazón de leche tibia y dejar en remojo una rebanada de pan. Después, cogemos un pedacito y lo aplicamos sobre el forúnculo manteniéndolo ahí hasta que se enfríe.

La leche tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, principalmente, por ser una  fuente de vitaminas (ABD3E).

Remedio para el insomnio

Es bien conocida también la propiedad sedante de la leche.

Esto se debe a que contiene triptófano, que actúa como calmante del cuerpo. Para que nos sea realmente efectivo podemos tomar un vaso caliente con canela antes de ir a dormir.

Remedio para las quemaduras de sol y picaduras de insectos

Picaduras comunes y las maneras para tratarlas

En este caso utilizaremos la leche en polvo. Puede ayudar a neutralizar el veneno de los insectos y aliviar el ardor de las quemaduras. Esto se debe a sus valores de pH.

Para ello basta con mezclar una cucharada de leche en polvo con dos de agua y una pizquita de sal. Después frotamos esta pasta en las zonas afectadas.

Sin embargo, ante cualquier picadura preocupante, lo ideal es acudir a un médico.

Remedio para el asma

Consejos para el tratamiento del asma

Para aliviar nuestros ataques, puede ayudar hervir una taza. Después, añadimos una cucharadita de pimienta negra molida. La dejamos reposar unos minutos y vamos bebiendo a sorbos.

Propiedades de la leche para la belleza

Utilizada desde la antigüedad, la leche tiene numerosas propiedades por el ácido láctico. Pertenece la familia de los alfahidroxiácidos. Puede ayudar con el cuidado de la piel, ofreciendo tersura y uniformidad. Contiene además oligopéptidos que nos aportan antioxidantes, los cuales ayudan a paliar las arrugas y suavizar a piel.

Mascarilla para la piel grasa

Para suavizar los inconvenientes de la piel grasa, nos puede ser muy útil elaborar una mascarilla casera de leche.

Para ello pondremos en la licuadora un poco menos de medio vaso de leche desnatada, un tomate maduro y una cucharada de fécula de maíz.

La mezcla ha de quedar espesa, lo suficiente para poder aplicarla en nuestro rostro durante al menos media hora. Luego, nos enjuagamos con agua fría.

Mascarilla de leche para la piel normal

En este caso, ponemos media tacita con leche en polvo mezclada con un poco de agua, la suficiente para que quede una pasta espesa. Nos lo aplicamos también durante 20 minutos o media hora y después nos limpiamos con agua tibia. De inmediato sentiremos la piel muy fresca.

Mascarilla para la piel seca

En este caso utilizamos un poco menos de medio vasito de leche, una manzana y una cucharada de fécula de maíz. Lo llevamos a la batidora, y cuando obtengamos una mezcla espesa lo aplicamos media hora.

Remedio para los ojos hinchados

ojos

Es un elementos perfecto para aliviar esos días en que nos levantamos con los ojos hinchados. Para ello utilizaremos leche fría y desnatada. Es importante que sea descremada, ya que la entera siempre nos deja residuos grasos.

Si empapamos unos algodones con ella, encontraremos un alivio inmediato en nuestros ojos.

Remedio para acondicionar el cabello

Puede que conozcas otro tipo de acondicionadores, tales como el aceite de oliva o el vinagre, pero este es uno realmente agradable. Para ello una vez nos hayamos lavado el cabello y lo tengamos húmedo, podemos aplicarnos un vaso de leche y dejarlo actuar unos cinco minutos. Después, volvemos a enjuagar.