3 remedios matinales y deliciosos para depurar el sistema linfático

Para impulsar el funcionamiento de nuestro sistema linfático y mejorar nuestra salud general es conveniente que incluyamos estas bebidas en nuestro día a día. Nos aportarán un extra de energía

El sistema linfático forma parte indispensable del sistema cardiovascular, y tiene como principal función activar las defensas del organismo y eliminar sustancias de desecho o aquellos tóxicos que podrían enfermarnos.

Es importante tener en cuenta determinados factores que pueden tener graves efectos en el sistema linfático, como:

  •  Atravesar largos periodos de estrés
  • La contaminación ambiental
  • Una alimentación inadecuada

Pueden aparecer inflamaciones, fiebre, cansancio físico, mayor predisposición a enfermar… Es importante propiciar hábitos de vida lo bastante saludables para cuidar de nuestra inmunidad.

Por ello, te invitamos a probar estos deliciosos remedios matinales con los que empezar el día de la mejor forma posible.

Tres remedios sencillos para cuidar de nuestro sistema linfático

Factores como el dolor en las articulaciones, experimentar cambios de peso sin saber muy bien la razón o darnos cuenta de que, de un día para otro, sentimos una notable falta de energía pueden ser indicadores de que nuestro sistema linfático no funciona como debe.

Es importante que, ante cualquier cambio en tu salud, no dudes en acudir al médico, sobre todo, si en alguna ocasión percibieras la inflamación de algún ganglio localizado en la garganta o las axilas (no debemos caer de inmediato en el alarmismo, la mayoría de las veces este problema es causa de una simple infección).

Si sufres fatiga muy a menudo, tal vez te falten los siguientes nutrientes

Veamos qué remedios podríamos tomar por la mañana para optimizar y depurar la función del sistema linfático.

1. Jugo de melón y pepino

Tanto los melones como los pepinos son ricos en agua, en vitamina A y, además, son muy poderosos a la hora de eliminar toxinas.

Gracias a la combinación de estos dos ingredientes naturales vamos a purificar el sistema linfático, a hidratarlo y a estimular su funcionamiento gracias a su contenido en vitamina E, beta-carotenos, antioxidantes y sus adecuadas cantidades de potasio, magnesio y fibra.

Ingredientes

  • 1 taza de melón (de la variedad que más nos guste) (150 g)
  • 1 pepino
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lo primero que haremos será obtener esa taza de melón sin pepitas, para después, pelar bien el pepino y cortarlo en varios trozos para facilitar el licuado.
  • Ya en la batidora, solo tendrás que añadir los ingredientes junto con el vaso de agua. Consigue una bebida homogénea y bebe por la mañana.

¡Verás qué bien te sienta!

2. Jugo de zanahoria, remolacha y mandarina

Jugo de remolacha para el sistema linfático

Este jugo “depura-toxinas” es ideal para empezar el día y potenciar la salud de nuestro sistema linfático. Gracias a la deliciosa combinación de la remolacha, la mandarina y la zanahoria vamos a conseguir lo siguiente:

  • El alto contenido en flavonoides y la betanina contenida en la remolacha nos va a permitir luchar contra todos esos radicales libres y toxinas que se alojan en nuestro organismo.
  • Esta bebida es, además, muy energética. Es rica en hierro, magnesio y vitamina C, muy adecuada para depurar nuestro organismo y favorecer nuestra salud en casos de decaimiento o debilidad.
  • Te recomendamos tomar este jugo natural a base de remolacha, mandarina y zanahoria en caso de que hayas pasado una noche de insomnio. Te ayudará a reunir fuerzas y empezar el día de un modo fabuloso.

Ingredientes

  • 1 remolacha
  • 1 mandarina
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lo primero que vamos a hacer es desgajar la mandarina y lavar bien las zanahorias para cortarlas a trocitos.+
  • Hacemos lo mismo con la remolacha, la lavamos bien y la cortamos para facilitar el licuado.
  • Ya en la batidora, solo tendrás que añadir todos los ingredientes junto con el vaso de agua.

Verás qué buen resultado te ofrece este maravilloso jugo natural.

Descubre 3 remedios increíbles que puedes hacer con la cáscara de limón

3. Agua de alfalfa con piña

Cómo preparar agua de piña

Es posible que esta combinación te haya sorprendido, en especial por la alfalfa. Por ello, es importante conocer los siguientes datos:

  • La alfalfa es un depurante natural muy poderoso, en especial para controlar el colesterol y para limpiar venas, arterias y el sistema linfático.  
  • La alfalfa previene la formación de placa en las paredes arteriales.
  • Los brotes de alfalfa, además, son muy ricos en hierro, calcio, fósforo, y sobre todo en vitamina D, esencial para nuestro bienestar y nuestra salud general.
  • La alfalfa también contiene altos niveles de vitamina B12, muy importante para combatir estados de decaimiento, fortalecer la salud del sistema circulatorio y el linfático.

Si la combinamos con jugo de piña, sus beneficios serán sin duda mucho mayores.

Ingredientes

  • 1 taza de piña (140 g)
  • 5 cucharadas de brotes de alfalfa (50 g)
  • 2 vasos de agua (400 ml)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Descubre 3 batidos deliciosos y saciantes que te encantarán

Preparación

  • Lo que vamos a hacer requiere un poco más de tiempo, pero con ello, conseguiremos un remedio sensacional. Lo primero, en este caso, va a ser poner a hervir el agua.
  • Una vez llegue a ebullición, añadimos el resto de ingredientes (la piña, la alfalfa y la miel) para dejar que se cueza todo a lo largo de media hora. Vamos removiendo de vez en cuando.
  • Pasado ese tiempo, solo nos queda colar todo el contenido y quedarnos con esta agua medicinal que, además, tiene un sabor estupendo.

Tómalo dos veces por semana y durante la mañana. Tu organismo lo va a notar.