Remedios para el estreñimiento, los gases y el vientre inflamado

3 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras es fundamental para que nuestro intestino funcione bien. Asimismo, es importante beber mucha agua para ablandar las heces y facilitar su expulsión.

Muchas personas desean acabar con el estreñimiento, los dolorosos gases y la incomodidad de tener siempre el vientre inflamado. Los hábitos alimenticios, así como algunos problemas internos, pueden ser las causas de todo esto. Sin embargo, un cambio en la dieta podría ser la solución.

Según un estudio de la Sociedad Española de Gastroenterología, el estreñimiento es un problema gastrointestinal bastante común que afecta a un rango entre el 2% y el 28% de la población.

Debido a un deficiente consumo de fibra o ser personas demasiado sedentarias, el estreñimiento puede hacer acto de presencia. Asimismo, también debemos tener en cuenta que no mantener un horario de comidas o cometer excesos en fechas señaladas podrían provocarnos inflamación y gases.

Lo primero que debemos hacer ante estos casos es acudir a nuestro médico de confianza. Solo un especialista puede darnos las claves correctas para luchar contra el estreñimiento; claves que también podemos acompañar con algunas pautas cotidianas destinadas a aliviar nuestro malestar.

Es importante llevar siempre un control de nuestra alimentación e introducir en nuestra dieta determinados productos que puedan mitigar los síntomas del estreñimiento, así como los gases y la inflamación, pero siempre bajo la supervisión del médico de cabecera.

Tomar alimentos específicos por nuestra cuenta en un caso de estreñimiento puede resultar peligroso, ya que podríamos agravar nuestra situación, sobre todo si padecemos algún tipo de problema adicional como el síndrome del intestino irritable.

Dieta para ayudar contra el estreñimiento

Instituciones como la FEAD (Fundación Española del Aparato Digestivo) ponen a nuestra disposición algunas guías alimentarias en las que podemos confiar.

Basándonos en ellas, podemos afirmar que una dieta que ayude contra el estreñimiento debe incorporar alimentos ricos en agua, fibra dietética y vitaminas y minerales. En este sentido, resulta conveniente consumir frutas, vegetales crudos o cocidos, leguminosas y cereales integrales.

Por otro lado, es primordial evitar alimentos poco saludables, los cuales pueden empeorar la situación. Las comidas rápidas, el pan refinado, los embutidos y toda clase de productos refinados y azucarados deben descartarse. ¿Qué deberías comer? Veamos algunas opciones.

Frutas frescas

Ensalada de frutas

Las frutas frescas son muy buenas para la digestión puesto que son muy ricas en fibra y además aportan una gran cantidad de agua.

Siempre se debe tener en cuenta que hay que observar qué frutas nos sientan mejor o peor; si padecemos algún tipo de alergia alimentaria o si un especialista nos ha dado el visto bueno con respecto a nuestra dolencia. Además, no debemos abusar de una sola variedad de fruta.

Lee: Frutas y verduras que tomar en otoño

Siempre debemos consumir diferentes frutas durante el día, teniendo en cuenta las frutas que estén en temporada de cosecha y por supuesto las que más nos gusten. De esta manera podremos mantener una correcta digestión.

Las ensaladas

Las ensaladas que se pueden combinar con algunas frutas, como la piña y la papaya, son realmente muy saludables y favorecen el tránsito intestinal. También puedes añadir huevo cocido o queso bajo en grasa, elementos destinados a facilitar la digestión.

Estos tipos de alimentos livianos y sin aporte de grasas son ideales para la cena debido a que esta es la comida más cercana a la hora de dormir.

Si acompañamos estas claves con una ingesta temprana, ayudaremos al proceso de la digestión, ya que no tendremos el estómago muy lleno y podremos disfrutar de un mejor sueño.

Germinados

Los brotes de soja, alubias y lentejas, entre otros, son alimentos muy saludables y llenos de vitaminas y minerales.

Se pueden consumir en ensaladas y sopas. En estas últimas se deben añadir cuando esté lo suficientemente caliente, sin permitir que llegue a hervir.

Ensalada con germinados.

Miso

Esta es una pasta de soja fermentada con sal marina que se prepara diluyendo el miso en líquido caliente. No se debe hervir.

Para preparar una taza de sopa se debe agregar una cucharadita a una taza de agua. El miso debe ser pasteurizado para que alivie un poco la incomodidad del estreñimiento.

Descubre: Beneficios de la sopa de miso

Chucrut o col fermentada

Este alimento es ideal para acompañar las barbacoas en las que se utilicen carnes y pescados, en los asados o los estofados de carne.

Aporta una buena cantidad de fibra dietética y es ideal para las ensaladas, ya que aporta un agradable sabor ácido. Aunque no hay evidencias científicas de que su impacto en nuestro cuerpo sea mayor al de otros vegetales, la col no deja de ser una verdura muy sana que, como tal, es muy recomendable para el estreñimiento.

Melaza para endulzar

Estas mieles de cereales, como el arroz, maíz o cebada se elaboran a partir de cereales integrales por medio de fermentación.

El proceso de fermentación que se le realiza a un alimento mejora su valor nutritivo y facilita su proceso de digestión, puesto que los microorganismos como las levaduras y los mohos transforman los compuestos complejos como los hidratos de carbono en azúcares más fáciles de asimilar.

De todas formas las melazas son bastante concentradas en azúcares rápidos. Por ese motivo, no deben ser consumidas por personas que sufren de diabetes.

Como hemos podido ver, si cuidamos nuestra alimentación bajo supervisión médica e introducimos determinados alimentos en nuestra dieta, podemos reducir el malestar causado por el estreñimiento de manera eficaz.

Además, nos sentiremos mucho mejor ya que los gases y la hinchazón abdominal desaparecerán. Te animamos a que acudas a tu médico y descubras si puedes empezar a introducir estos nuevos añadidos en tus comidas diarias. Tu salud gastrointestinal lo agradecerá.

  • Martínez, A. B., Moreno, I. P., Martínez, B. H., & Pérez, M. M. (2004). Tratamiento del estreñimiento. Medicine: Programa de Formación Médica Continuada Acreditado9(4), 237-245.
  • Peiro, P. S., Lucas, M. O., & Tejero, S. S. (2010). Cuidados en el estreñimiento. Medicina naturista4(2), 15-22.
  • Suárez González, M. (2017). Estudio prospectivo de pacientes pediátricos con síndrome de intestino irritable tratados con alimentación saludable antes de dieta baja en fodmaps.