Remedios y consejos para las digestiones pesadas

Valeria Sabater · 15 abril, 2014
Para aliviar las digestiones pesadas basta con mejorar los hábitos alimentarios y hacer algunas preparaciones medicinales. ¿Te aquejan sus síntomas? Te contamos cómo sobrellevarlos.

Hay varias soluciones de origen natural que permiten hacerle frente a las digestiones pesadas. Si bien existen muchos factores que pueden detonar este problema, una buena dieta y la ingesta de algunos remedios caseros contribuyen, en gran medida, a controlarlo.

Las digestiones lentas suelen ser el resultado de una alteración en las funciones del sistema digestivo. A menudo vienen acompañadas con inflamación, gases, dolor abdominal y otros síntomas que generan incomodidad.

La mayor parte de las veces se percibe después de comer platos demasiado copiosos e irritantes. No obstante, también puede darse en momentos de estrés, tras consumir alimentos intolerables o por enfermedades no diagnosticadas. ¿Te aqueja con frecuencia?

¿Por qué se pueden producir las digestiones pesadas?

Digestión pesada.

Habitualmente, el hecho de no realizar las digestiones adecuadamente y de presentar cierta lentitud a la hora de digerir los alimentos, se llama dispepsia. Es un síntoma de que nuestro sistema digestivo no funciona de manera óptima, y las causas pueden ser las siguientes:

  • Gastritis emocional: ocurre por situaciones de estrés, ansiedad y nerviosismo. Son esos casos tan comunes en que las emociones acaban teniendo consecuencias físicas, en este caso, afectando la digestión.
  • Alergias o intolerancias: cuando el cuerpo no tolera los componentes de determinados alimentos (como gluten o lactosa, por ejemplo).
  • Enfermedades del tracto digestivo: cómo por ejemplo úlceras y reflujo ácido.
  • Estreñimiento: ocurre por problemas en los movimientos del alimento a lo largo del tracto digestivo.
  • Alimentación inadecuada.
  • Hábitos poco saludables de vida.

Te gustará ver: Cómo usar clavo de olor en remedios para mejorar la digestión

Consejos para evitar las digestiones pesadas

Comer saludable

Para combatir las digestiones pesadas se deben modificar los hábitos alimentarios, de tal modo que puedan reducir la carga del sistema digestivo. Aunque hay tratamientos médicos para solucionarlo, gran parte de su éxito depende de la dieta. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Evita comer con prisa: piensa que el instante en que vas a comer es un momento para relajarte. Mastica despacio, favoreciendo así la salivación. Los alimentos llegarán al estómago en mejores condiciones para favorecer tu digestión.
  • Incrementa tu consumo de fibra: come entre 30 y 50 gramos de fibra al día, ya sea de fruta, de verduras o de cereales. Es imprescindible para evitar las digestiones pesadas.
  • Limita todo lo que puedas los medicamentos:  muchos son negativos tanto para el estómago, como para el intestino y el hígado. La aspirina, por ejemplo, inflama el estómago; los antibióticos destruyen la flora bacteriana, e incluso los antiácidos pueden ser perjudiciales si se toman en exceso.
  • Bebe agua: es clave para la digestión. Lo ideal es ingerir hasta 2 litros al día.
  • Limita el consumo de sal: De este modo evitarás la retención de líquidos y, por lo tanto, la hinchazón estomacal.
  • Intenta comer siempre a la misma hora: tu organismo se regulará y evitarás también el sentir un apetito desmesurado.
  • Evita el cigarrillo: el tabaco produce alteraciones en el pH digestivo y aumenta el reflujo.
  • Cena ligero y temprano: evitarás dolores abdominales, reflujo y otras molestias propias de la indigestión.
  • Evita las bebidas gaseosas: hinchan el estómago y dificultan la digestión.

No dejes de leer: Pudín de banana y chía sin lactosa para estimular tu digestión

Remedios que te ayudarán a evitar las digestiones pesadas

Algunas plantas medicinales y especias tienen propiedades que ayudan a facilitar los procesos digestivos. De hecho, muchas ayudan a neutralizar la producción de ácidos estomacales, evitando, a su vez, la formación de úlceras, las agruras y otras enfermedades.

Hinojo

El hinojo nos ayuda a estimular la digestión y a cuidar los estómagos delicados. Para beneficiarnos de él es recomendable tomar algunas semillitas en ayunas por las mañanas, solo masticándolas. Más tarde, después de la comida principal, la tomaremos en infusión para aliviar los gases y el dolor.

Menta

Si tomamos en infusión una cucharadita de sus hojas secas, nos ayudará a facilitar las digestiones pesadas y sus síntomas característicos como los gases, dolor abdominal, mal aliento y posibles náuseas.

Manzanilla

Es ideal para combatir las molestias digestivas asociadas a los nervios, la ansiedad y el estrés. Incluso, tiene la capacidad de reducir las molestias derivadas de una mala alimentación. Entonces no dudes en tomarte dos tazas de manzanilla al día. Una en tu desayuno y otra después de tu comida principal.

Melisa

melisa para digestiones pesadas

Seguro que conoces los efectos calmantes y relajantes de la melisa. Es ideal para calmar la ansiedad y los nervios que suelen afectar al estómago, esos que dificultan que los alimentos sean digeridos con normalidad. Regula los cólicos, los espasmos y facilita la correcta asimilación de los alimentos.  Puedes tomarla en infusión hasta dos veces al día en infusión.

Jengibre

Es antiinflamatorio, reduce el dolor, las náuseas, y las flatulencias. Además, gracias a sus propiedades antisépticas es muy indicado para resolver infecciones gastrointestinales. Para beneficiarte de él puedes utilizar las ralladuras de su raíz para hacer una infusión. Tómala hasta dos veces al día.

Boldo

Es una planta muy adecuada para la vesícula biliar, ya que ayuda a estimular la producción de  bilis. Esto deriva que la digestión sea mucho más ligera y saludable, evitándonos la clásica pesadez después de cada comida. Consume una taza de su infusión al día.

¿Sientes inflamación y molestias abdominales? ¿Te dan agruras después de comer? Entonces sigue estos remedios y consejos para aliviar las digestiones pesadas.