Semifrío de café para copa

Mariela Ibarra 11 marzo, 2015
Puedes personalizar tu semifrío de café con frutas o licores que le darán ese toque especial. También puedes colocar un bizcocho o brownie en el fondo, a modo de sorpresa final

El semifrío de café es un postre balanceado y equilibrado que te dará más de un buen momento. Los semifríos son platos muy versátiles, que pueden variar de sabor en una gran variedad que incluye frutas, frutos secos, bebidas, licores y otro tipo de ingredientes que le añadirán algo de personalidad a la receta. El café por su parte, aporta ese exótico sabor. Es ideal para aquellos que no les gustan las recetas muy dulces.

Ingredientes para 4 copas de semifrío de café

Preparación

cafe menta

La preparación del semifrío es extremadamente sencilla y en esta receta se utiliza el café molido, para que puedas disfrutar de su sabor en todo su esplendor. Sin embargo, es una preparación que toma tiempo para que esté en su punto, así que lo mejor es que no la hagas para resolver una situación inmediata.

Lo primero que debes hacer es hervir 2 tasas de agua en una olla pequeña, cuando esté burbujeando pon el café en un colador o en la cafetera, verás como el resultado es un café bien oscuro.

Mientras el café esté todavía caliente, disuelve la gelatina sin sabor, revuelve hasta eliminar los grumos y los ingredientes se hayan incorporado por completo.

Aparte, en una olla mediana disuelve 50 ml de la nata a fuego lento, déjala que se cocine por unos minutos. Cuando la nata se encuentre lista, incorpora un poco del café con la gelatina y muévelos bien. En el momento en que los ingredientes estén bien incorporados, déjalos reposar brevemente sin fuego, esto se hace para potenciar los sabores del café sin que sobresalga el sabor de la nata.

Cuando la mezcla esté fría, pon a cocinar a fuego lento el resto de la nata y añade poco a poco la preparación que teníamos en reposo. Cuando hayas terminado de mezclar todo, puedes adicionar el azúcar morena. Revuelve lentamente hasta que todos los ingredientes se encuentren completamente mezclados.

Una vez tengas tu mezcla lista, retírala del fuego y déjala reposar, ahora es momento de que prepares tus copas. Te recomendamos copas largas con boca ancha, como por ejemplo las copas para helado, así cabrá una mayor cantidad de la mezcla. Puedes decorar la copa internamente con chocolate líquido, del que se usa para decorar el helado, y hacer un bonito diseño sobre el fondo y los costados de la copa.

Una vez hayas decorado las copas a tu gusto, procede a rellenarlas con la mezcla, teniendo cuidado de no ir a dañar los diseños que has creado. Una vez queden listas, debes llevarlas a la nevera y dejarlas de un día para otro. Sabrás que está listo porque queda con una textura sólida esponjosa.

Para decorar tu semifrío de café en copa, te sugerimos usar crema batida o crema de café, también puedes agregarle canela o cacao en polvo, almendras y un granito de café tostado, y ya está listo, además si usas este decorado, tendrás un postre con un aspecto muy profesional.

Consejos adicionales

Cafe - Halitosis

  • En caso de no disponer de café molido, puedes usar café instantáneo, aunque esto afectará el sabor final de la preparación.
  • Cuando remplaces el café molido por el café instantáneo, deberás disolver la gelatina aparte en agua, e incorporar el café a la nata justo después de que le hayas agregado la gelatina.
  • Si prefieres eliminar el azúcar de la receta, puedes endulzar el semifrío con miel o panela.
  • Si prefieres un sabor menos cargado, puedes disminuir la cantidad de café que vas a adicionarle a la preparación.
  • Para darle más textura y sabor a la receta, puedes incorporar un trocito de browine de chocolate. Pon el brownie en el fondo de la copa justo antes de montar el semifrío, la sorpresa al final para quien lo consuma será deliciosa.
  • Es importante que este postre se elabore a fuego lento, pues evitarás que se queme o que se evapore demasiado líquido.
Te puede gustar