Sencilla guía práctica para desintoxicar mente y cuerpo en un día

A veces nos vemos sobrepasados por la vida. Es en estos momentos en que debemos pararnos a pensar y darnos cuenta de que debemos cuidar de nosotros mismos. Implementar rituales de desintoxicación de manera regular puede mejorar notablemente nuestra salud física y mental.

A veces lo que necesitamos es simplemente desintoxicar mente y cuerpo para encontrarnos bien.

La vida puede ser a veces muy complicada: horarios que cumplir, objetivos a los que llegar, las prisas que nunca acaban, personas a las que atender, el mostrar siempre un buen aspecto cuando no tenemos ganas ni de sonreír y acostarnos sin haber disfrutado ni de un solo instante para nosotros mismos.

¿Qué consecuencias puede ocasionarnos si mantenemos estos hábitos a lo largo de varias semanas o incluso meses? Puede derivar en problemas de salud, en un cuerpo lleno de toxinas, en estrés y en una mente totalmente agotada, donde empiezan ya a asaltarnos pensamientos negativos como la frustración o la baja autoestima.

¿Qué podemos hacer en estos casos? Tómate un día libre, si te es posible. Cógete 24 horas y pon en práctica estos sencillos consejos para desintoxicar mente y cuerpo. ¡Vale la pena!

¿Cómo saber que necesito desintoxicar mente y cuerpo?

Es importante conocer los síntomas de que necesitamos desintoxicar mente y cuerpo.

Un dato que debemos tener en cuenta es que la capacidad de “aguante” del ser humano puede ser realmente grande. Podemos sobrellevar una situación de estrés a lo largo de bastantes meses sin hacer nada para gestionar ese estado. Nos decimos a nosotros mismos que esa presión es normal, y que debemos soportarlo, que es mejor no cambiar las cosas. Hasta que, al final, ocurre algo: una bajada de tensión, un desmayo o, lo que es peor, un infarto.

Es por ello por lo que debemos estar alerta ante una serie de síntomas muy claros que nos indicarán que algo ocurre. Que algo no va bien. Toma nota:

  • Insomnio.
  • Necesidad de soledad.
  • Dolores de cabeza diarios, en especial, a primera hora de la mañana y a última hora del día.
  • Digestiones pesadas.
  • Irritación y mal humor.
  • Alergias.
  • Aumento de peso o por lo contrario, una llamativa pérdida de peso.
  • Sentir un cansancio muy extremo.
  • Retención de líquidos, piernas y vientre hinchados.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Dolor muscular.

Pautas para desintoxicar mente y cuerpo durante un día

Como te hemos señalado antes, sería indicado que pudieras disfrutar de un día libre. Así, podrías realizar estas pautas durante un fin de semana o un día entre semana en que tus tareas y obligaciones te permitan poder disponer de 24 horas para ti.

Somos conscientes de que no siempre es posible “estar solo” durante todo un día. No obstante, ten en cuenta que hay momentos en que estamos a punto de sobrepasar un límite, que la salud mental y física siempre es lo primero y que este tipo de estrategias son realmente útiles.

Guía para seguir durante la mañana

Comenzar el día con té blanco es una forma ideal de desintoxicar mente y cuerpo.

1. Madruga. Necesitamos aprovechar bien el día, así que sería muy recomendable que pusieras tu despertador a una hora adecuada.

2. Empezaremos el día bebiendo un vaso de agua tibia con limón, tal y como te hemos recomendado tantas veces en nuestro espacio.

3. Nos daremos una ducha tibia que acabe con un chorro de agua fría en las piernas.

4. Vamos ahora a tomar un buen desayuno desintoxicante.

Para ello, deberás prepararte lo siguiente:

  • Una taza de té blanco que, como sabes, es el antioxidante más potente de  la naturaleza.
  • Un tazón con una rodaja de piña, 5 fresas y un kiwi.
  • Una tostada de pan de centeno untada con aceite de oliva.

No te pierdas: 5 saludables desayunos para empezar tu día con energía

5. ¿Cuál es el siguiente paso en nuestro día para desintoxicar mente y el cuerpo? Vamos a salir a andar durante una hora, a ser posible a un escenario verde: a un parque, a la montaña, o ahí donde puedas disfrutar de la naturaleza.

El caminar a paso rápido te va a ayudar a liberar tu mente y a poner en funcionamiento tu corazón para depurar toxinas, para mejorar tu salud en general. Recuerda llevarte una botella de agua y frutos secos como almendras crudas: son ideales para darte fuerzas y para calmar la ansiedad.

Guía para seguir durante el mediodía y la tarde

Escribir es terapéutico y nos ayuda a desintoxicar mente y cuerpo.

1. Es la hora de la comida, y vamos a seguir con nuestra dieta desintoxicante y depurativa. Toma nota de lo que debes prepararte:

  • Una ensalada de espinacas, canónigos, rúcula con trocitos de piña y los granos de media granada.
  • Una alcachofa con un poco de aceite de oliva y vinagre blanco.
  • 20 minutos después de la comida, tómate un vaso (200 ml) de agua de coco. Es un excelente depurativo.

2. Después de comer, busca un espacio tranquilo donde no te enturbie ningún sonido y donde poder sentarte, que te dé el aire y te sientas cómoda. Es el momento de pensar en ti mismo, y para ello vas a coger una libreta para escribir lo siguiente:

  • ¿Qué es lo que me impide ser feliz ahora mismo? ¿Cuáles son mis preocupaciones?
  • ¿Qué es lo que puedo estar haciendo mal? ¿Qué responsabilidad tengo yo en mi propias preocupaciones o infelicidad?
  • Cosas que debería hacer para sentirme mejor
  • ¿Qué puedo hacer mañana para ser un poco más feliz?
  • Cambios que debería llevar a cabo a largo plazo para sentirme mejor
  • ¿Qué sueños o deseos tengo?

Arguméntalos, escríbelos y, luego, piensa sobre ello detenidamente.

Saca el diario: Escribir ayuda a cerrar heridas

Guía que debes seguir para el final del día

Para terminar el día para desintoxicar mente y cuerpo debemos conseguir un sueño reparador.

1. Realiza algunos ejercicios de relajación mientras escuchas música y te limitas, simplemente, a disfrutar del aquí y ahora, pensando que estás bien. Que te sientes bien.

2. Para cenar, puedes prepararte lo siguiente:

  • Salmón al horno con el jugo de un limón.
  • Coles de bruselas al vapor, puesto que son excelentes para desintoxicar el hígado.
  • Vuelve a beber un vaso de agua de coco (200 ml) 20 minutos después de haber cenado.

3. Toma un baño relajante.

4. Prepárate una infusión de lavanda, melisa y miel para antes de ir a dormir.

5. Llévate un buen libro a la cama y aparta de tu cabeza toda preocupación. Toma conciencia de que, a partir de ahora, vas a preocuparte más por ti y por simplificar tu vida para ser más feliz.

No dudes en desintoxicar mente y cuerpo cada vez que lo necesites. Te hará sentirte mucho mejor.

  • Varvogli, L., & Darviri, C. (2011). Stress management techniques: Evidence-based procedures that reduce stress and promote health. Health Science Journal. https://doi.org/10.1109/ISMICT.2011.5759814